15 C
Mar del Plata
mayo 11, 2021
Lo de Acá

Defensoría del Pueblo: Crecen las denuncias de la gente y preocupa la falta de presupuesto

A diario reciben denuncias sobre el “deplorable” estado de las luminarias o las calles en la ciudad. En la pandemia aumentaron las quejas relacionadas a la atención de salud y los trámites online. Además hay malestar por el recorte del presupuesto.

La Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon es el organismo encargado de controlar al Departamento Ejecutivo, recibir los reclamos de los vecinos y tramitar las posibles soluciones. Las quejas que se repiten y se mantienen como “constantes” son por el estado de las luminarias y las calles de distintos puntos del Partido.

“Lo que más llega siguen siendo los reclamos por luminaria y calles. Estado deplorable de muchas calles de todas partes de la ciudad, sobretodo el área de la vieja delegación Puerto, que son 34 barrios que no se da abasto en reparar y la gente tiene razón en protestar, porque son calles absolutamente intransitables. En muchas no entran taxis, remises ni una ambulancia”, explicó Fernando Rizzi, Defensor del Pueblo, a Bacap.

Con la llegada del verano, una de las denuncias que más crece es la de escasez de agua o falta de presión. “Son las mismas problemáticas que se repiten, que a lo largo del tiempo no logran solución. Los temas viales de mantención de calles llevan años, las luminarias se presentan constantemente”, detalló Rizzi, quien agregó que además de estas constantes, son “innumerables” los puntos que se plantean.

Durante la pandemia, se generaron reclamos , además de las atenciones de los establecimientos de salud, con los trámites que se realizaban exclusivamente por internet. “Mucha gente no usa o no tiene. Este año se trabajó mucho con eso y se sigue haciendo. Todavía hay teléfonos que no se atienden o lugares presenciales sin atención”, dijo el Defensor del Pueblo.

El Presupuesto 2021 tendrá un recorte del 20%

Los defensores del pueblo denunciaron que en el presupuesto municipal para el próximo año tiene una reducción del 20%, lo que “significa una dificultad para sostener las actividades de la Defensoría y también incertidumbre en relación al personal”. Desde el 30 de junio, ya cuentan con dos cargos vacantes y sólo trabajan cuatro agentes municipales.

“Esto hace que se vea difícil el funcionamiento de la defensoría. Nuestro disgusto porque nos complica la tarea principal: estar en la calle, en contacto con los vecinos. La función de la defensoría es controlar al Departamento Ejecutivo. Estar encima de los temas, responder las quejas, darle voz a las personas que no la tienen, llevar prioridades a la agenda municipal. Necesitamos un presupuesto mínimo y una estructura que hoy no tenemos”, aseveró Rizzi.

Las nuevas partidas implicarán un esfuerzo doble de los defensores, que deberán postergar reuniones o salidas a los barrios en caso de la necesidad de atender al público en la oficina, porque “plantarse en una esquina de la ciudad significa la presencia de dos agentes, además de los defensores, por la cantidad de gente que se acercan y los pedidos que hay que iniciar”. 

Canal especial de denuncias para los usuarios de playas

Todos los años, antes de la temporada de verano, la Defensoría del Pueblo mantiene una reunión con la Cámara Empresaria de Balnearios, Restaurantes y Afines (CEBRA), con el fin de establecer un “esquema de canalización de quejas” de los usuarios de las playas, tanto concesionadas o públicas.

“Tiene que ver con la posibilidad de dar una respuesta inmediata a través de la Cámara de Empresarios a lo que pide la gente. Generalmente, sobre funcionamiento, higiene, limpieza y estado de las bajadas”, explicó Rizzi.

De esta manera, se traslada el reclamo al Ente Municipal de Turismo o a los empresarios, que hablan con cada dueño del balneario para que se solucione el problema “rápidamente”. 

Últimas Notas

Quirófano móvil de animales: todo lo que tenés que saber para castrar a tu mascota

redaccion

Cómo será el regreso a las aulas en las escuelas marplatenses

Albertina

Prevención contra el Covid y la violencia: la experiencia del operativo DetectAR

Julia

Deja tu comentario