13.9 C
Mar del Plata
diciembre 10, 2022
Lo de Acá

¿Sabías que en el interior del puerto viven caballitos de mar?

Se trata de una especie “bandera” para acciones de educación y concientización y fue declarada Monumento Natural de Mar del Plata en 2010. Ahora, el Municipio y el Consorcio Portuario trabajan en la concreción de un proyecto que contempla la creación de una Micro Reserva Marina Artificial, para proteger a estos diminutos y fascinantes seres.

Por Claudia Roldós

Buzos deportivos y pescadores artesanales fueron los primeros en señalar la presencia de caballitos de mar en la costa marplatense. Específicamente informaban apariciones esporádicas en el interior del puerto y como captura incidental, principalmente de la pesca de camarón.

Estos reportes fueron una gran incógnita, dado que se asociaba la presencia de hippocampus a ambientes naturales relativamente prístinos y, en el puerto local, la instalación de infraestructuras urbanas e industriales sobre la costa tiene un severo impacto en el ambiente marino. Sin embargo, se supo, en algunos casos esas mismas instalaciones se transforman en hábitats propicios para el desarrollo de especies en peligro.

La presencia de caballitos de mar en el interior del puerto de Mar del Plata suscitó el interés científico. A partir del año 2006 comenzaron los Programas de Investigación Científica desde el Laboratorio de Ecología de Ambientes Acuáticos del Museo de Ciencias Naturales, a cargo de la doctora en Biología María Gabriela Pujol, en articulación con la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNMdP y CONICET en el marco de los que se realizaron entrevistas, prospecciones, muestras y análisis de la especie, confirmó su presencia en un sector muy específico del puerto local y estudió sus características y situación.

El caballito de mar, Hippocampus patagonicus, fue declarado Monumento Natural de la ciudad, título que comparte con el Lobo Marino de 1 pelo, y es tomado como “especie bandera” para acciones de educación y concientización.

Ahora, bajo el paraguas del acuerdo de cooperación recíproca que firmaron el intendente Guillermo Montenegro y el presidente del Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata Gabriel Felizia en noviembre de 2020, se está trabajando en la concreción de un proyecto de creación de una Micro Reserva Marina Artificial (MRMA), en el interior del Puerto. Esta figura no solo contribuiría con un nivel mayor de protección de estos diminutos, fascinantes y vulnerables animales.

Un ámbito adecuado

Según explicó Pujol, integrante del grupo que trabaja en esta iniciativa, sería el ámbito adecuado para otras medidas como la creación de un “Centro de interpretación” que coordine acciones concretas de educación ambiental a través del caballito de mar como especie bandera; el monitoreo periódico de las condiciones del agua que, en el interior de los puertos, brinda información valiosa para definir las características físicas, químicas y microbiológicas de los cuerpos de agua, sedimentos marinos y suelos con el fin de mejorar la gestión y disminuir los riesgos asociados a la calidad ambiental generados por la actividad; la realización de censos periódicos de la población de Hippocampus patagonicus como forma de evaluar los impactos ambientales previsibles y no previsibles y para ser utilizado en el diseño de estrategias de conservación del recurso; el monitoreo de especies invasoras; el control y reglamentación de las actividades subacuáticas deportivas; y el desarrollo de áreas protegidas como atractivo turístico. 

Sobre el proyecto de MRMA, Pujol, actual coordinadora del Museo Municipal de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia, apuntó que “la creación del concepto de conservación de las MRMA puede ser muy útil a la hora de ofrecer un estatus de protección a estas áreas artificiales que pueden tener un importante valor desde el punto de vista ambiental”.

Además indicó que “generalmente las áreas protegidas no tienen en cuenta las estructuras realizadas por el hombre, es por ello que el concepto de MRMA adquiere otra dimensión y se constituyen como estructuras artificiales en las que especies amenazadas encuentran condiciones adecuadas para sobrevivir”.

La investigadora señaló que “la creación de una MRMA debe ser compatible con el uso normal de la instalación, sin interferir en las actividades comerciales para las cuales fue construida”. Y en ese sentido aclaró que “existen maneras de compatibilizar funciones en áreas en las que no existe una actividad continua”.

Gabriela Pujol, doctora en Biología.

“La protección del medio ambiente en este marco puede ser vista también como una estrategia interesante en términos de imagen, como manera de retribuir en parte el daño ecológico producido por la actividad económica en particular” señaló.

El estudio de la población local

El equipo de trabajo formado en 2006 por el Museo, la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNMDP y el CONICET, incluyó “actores involucrados desde el ámbito académico y de la alfabetización científica, cuyo objetivo general fue abordar temáticas de la historia natural del caballito de mar, tendientes a regular y conservar este recurso en su medio ambiente” contó Pujol, para quién los caballitos de mar no solo son su tema de tesis de grado, sino que se convirtieron en su principal objeto de estudio y en su pasión.

Como primera medida, el grupo buscó confirmar la presencia de estos curiosos seres, determinaron sectores del puerto para muestreos y realizaron la primera determinación de parámetros poblacionales. “Los datos obtenidos fueron de gran valor científico” señaló.

“Los registros obtenidos a partir de las entrevistas y referencias verbales, tanto de buzos deportivos y militares como de pescadores, refieren a la ocurrencia de caballitos de mar en diferentes sectores del puerto de Mar del Plata. Sin embargo, nuestros resultados fueron positivos únicamente en el sector interno del puerto de Mar del Plata, y más precisamente en el interior de la escollera Norte” puntualizó Pujol.

Sobre las características de la población local de caballitos de mar, sostuvo que “el número equivalente de machos y hembras analizados en nuestros estudios es consistente con los resultados obtenidos para la mayoría de especies de caballitos de mar. El bajo porcentaje de juveniles (4,63%) es una característica típica de los estudios poblacionales realizados con la metodología del censo subacuático a través de una transecta que tiene en cuenta solamente a los animales que se encuentran en relación con el fondo y la distribución observada en el interior del puerto de Mar del Plata fue la esperada con respecto a la tendencia general descripta para las demás especies de caballitos de mar: distribución en parches (significa que no es una distribución continua, se encuentran a lo largo de una superficie grupos que se mantienen juntos durante, generalmente, temporadas reproductivas) y en bajas densidades”.

En cuanto al análisis de tallas, los resultados del grupo marplatense mostraron que el mayor porcentaje de individuos presentaron una talla correspondiente al segmento 110 a 129 mm, seguido de los individuos con una talla comprendida entre 90 y 109 mm.

Del estudio de los parámetros poblacionales a lo largo del año, durante el período en el que se realizaron los censos (2008-2010), no surgieron diferencias cuando se compararon tallas medias, proporción de sexos y densidad de verano/primavera vs. otoño/invierno. Sin embargo, fueron observados machos embarazados únicamente en las épocas del año correspondientes a verano/primavera, sugiriendo que el período reproductivo de Hippocampus patagonicus en el interior del puerto de Mar del Plata coincidiría con estas últimas.

Análisis de Interacciones

También analizaron las interacciones intraespecíficas a lo largo del año, que “mostró diferencias en el número de patrones de comportamiento identificados entre el verano/primavera con respecto al otoño/invierno”. Según detallan los informes proporcionados por la doctora Pujol, la menor actividad fue observada en otoño/invierno (mayor porcentaje de comportamiento estacionario), y la mayor actividad (cortejos, eventos alimentarios, interacciones, forrajeo) fue registrada durante verano/primavera. “Esto estaría indicando que factores ambientales como la temperatura y la luz serían importantes en la determinación de la actividad de las poblaciones naturales de Hippocampus patagonicus en el interior del puerto de Mar del Plata” describió.

“En ninguno de nuestros registros sobre la condición física de los especímenes de Hippocampus patagonicus se observaron daños, lesiones o presencia de parásitos externos evidentes en los especímenes muestreados, lo que podría estar reflejando un nivel de estrés ambiental bajo para la población estable de H. patagonicus en el interior de la escollera Norte del puerto de Mar del Plata” detalló Pujol, quién, además, apuntó que “nuestros estudios revelan la importancia que tienen las estructuras del sustrato para el establecimiento de las poblaciones de caballitos de mar”.

La población de Hippocampus patagonicus descripta en el puerto de Mar del Plata no es la primera ni la única población de signátidos que encuentra en una instalación portuaria, un lugar propicio para desarrollarse. Se han reportado poblaciones estables de Hippocampus whiteii y de H. abdominalis en el interior del puerto de Sydney, ubicado en un estuario intensamente urbanizado, con desarrollo de una intensa actividad industrial y recreacional,  en el interior del puerto de Nueva York e Hippocampus hippocampus en el puerto de Santander, España.

“Estos datos harían suponer que, para algunas poblaciones de signátidos, la pérdida del hábitat natural podría estar siendo sustituida por hábitats originados a partir de estructuras antropogénicas, que les proporcionarían condiciones con un nivel de estrés ambiental lo suficientemente bajo para asentarse y prosperar. Esta relativa plasticidad adaptativa de los caballitos de mar a nuevos ambientes en períodos cortos de tiempo podría transformarse en una herramienta valiosa a la hora de desarrollar estrategias de conservación y manejo” señaló Pujol.

Hasta el momento, la mayor parte de la información sobre la descripción de una población natural de Hippocampus patagonicus en el mar Argentino es la proveniente de un área costera modificada antrópicamente, como lo es el puerto de Mar del Plata.

La investigación de base sobre la historia de vida y ecología de H. patagonicus en otras áreas del mar Argentino se hace necesaria a la hora de comparar el estado de las distintas poblaciones y evaluar la situación en la que se encuentra la especie.

Especies vulnerbales

Los caballitos de mar y otros miembros de la familia Syngnathidae (peces aguja, dragones de mar) tienen historias de vida y comportamientos que los hacen vulnerables a la declinación de sus poblaciones naturales.

Entre las amenazas que se ciernen sobre este grupo de peces se encuentra la cada vez más importante demanda de organismos de estas especies destinadas a la medicina tradicional, el acuarismo y a la venta de curiosidades o recuerdos marinos.

Debido a que muchas especies del género Hippocampus han experimentado significativas declinaciones poblacionales, principalmente por sobreexplotación y degradación del hábitat, aproximadamente un tercio de las especies fueron incluidas en las categorías “Vulnerables” o “en Peligro” por la “World Conservation Union” (IUCN). Los otros dos tercios quedaron dentro de la categoría “Datos Insuficientes”. Asimismo, el género completo fue incluido en el Apéndice II de la Convención Internacional para el Tráfico de Especies de Flora y Fauna (CITES).

Los caballitos de mar se encuentran en listas de especies amenazadas en niveles locales, regionales y nacionales. A nivel nacional, al menos 15 países o regiones reconocen a los caballitos de mar como animales amenazados o en peligro de extinción.

Las poblaciones de hippocampos del Atlántico Sud Occidental no han sido considerados hasta ahora como una preocupación desde el punto de vista de la conservación debido a su reciente descripción y a la falta de conocimiento de sus características biológicas, situación ecológica y estudio de los factores que las amenazan.

Últimas Notas

El Festival de Poesía de Acá celebra su 14° edición entre olas y autogestión

Azul Azul

Tentadoras opciones para celebrar el Día del Amigo en Mar del Plata

Hugo

El Teatro Victoria confirma su cartelera de temporada con humor y diversión para toda la familia

redaccion