13.9 C
Mar del Plata
diciembre 2, 2022
teta lactancia
Interés General Lo de Acá

Dar la teta: un asunto público

El proyecto de la construcción de una sala de lactancia en la UNMDP propone este vínculo como una “cuestión de responsabilidad social y colectiva” al igual que las tareas de cuidado.

“Nos encontramos con experiencias de compañeras que decían “nunca pensé que era raro tener que dar la teta en un baño”” cuenta Sofía Ardusso, coordinadora de la Secretaría de Bienestar de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP) y una de las impulsoras de la sala de lactancia de la Universidad, que ya está en marcha y, esperan, será inaugurada en junio. 

No es sólo una obra en construcción. La existencia de un espacio dedicado íntegramente a la lactancia es un gesto político y una conquista para mujeres y personas lactantes. “Implica un reconocimiento en el espacio público de un vínculo y de una actividad que ha sido tradicionalmente confinada al espacio de lo privado/doméstico”, sostuvo Romina Cutuli, Dra. en Historia, especializada en Género y Trabajo e investigadora del tema.

El espacio sería inaugurado a mediados de junio. Ardusso aseguró que “el material de equipamiento, las heladeras con especificaciones necesarias, los espacios de descanso y demás, ya está todo comprado” y que sólo restaba que comience la obra.

Relevamiento sobre lactancia

El proyecto de la sala de lactancia fue trabajado desde la Secretaría de Extensión de Ciencias de la Salud y Trabajo Social de la UNMdP y se presentó en 2016. Para respaldarlo también se realizó en 2018 un relevamiento sobre lactancia que arrojó que el 40% de las estudiantes encuestadas no pudieron lactar o debieron hacerlo en lugares que no eran los adecuados y que el 20% incluso pensó en dejar los estudios.

teta lactancia
Foto: AFP | Javier González Toledo.

La inauguración de este espacio deja en claro que la lactancia “es también un asunto público, no porque todo el mundo debe meterse a disciplinar ese vínculo sino porque debe ser una cuestión social y una responsabilidad en el mismo sentido con que hablamos de la responsabilidad de los cuidados”, sostuvo Cutuli. 

En el mismo sentido, Ardusso contó que el objetivo del espacio no es solamente “dar la teta”, sino que también sea una forma de “colectivizar saberes, de acompañar experiencias, no sólo un espacio físico” ya que tiene que ver con algo “más profundo, de habitar los espacios públicos”. Entonces, “quien desee ir a dar la teta y nada más tenga la posibilidad de hacerlo en un ambiente cómodo y quien desee tener un proceso de acompañamiento, de consejería, de compartir su experiencia con otras personas, que también se pueda.” 

Últimas Notas

Actividades previstas en el marco del Mes de la Memoria

redaccion

#NiUnaMenos: Surgimiento y crecimiento del movimiento

admin

¡Fanzinante!, un encuentro para fanáticos de la historieta

redaccion

Deja tu comentario