13.9 C
Mar del Plata
diciembre 9, 2022
Noticias de Mar del Plata
Interés General Lo de Acá

Rioba Dreams, de vestir a L-gante a lo más importante: inspirarse en su abuela

Autodidacta, inquieto, curioso y muy creativo, Leandro Rocha diseña prendas con materiales reciclables, customiza y crea su propia impronta.

Por Alejandra Bertolami

Para conocer a un artista hay que adentrarse un poco en su taller, husmear su territorio, activar los sentidos para captar las señales, estar atento al relato, mirar todo en 360•

Leandro Rocha permite eso.  Te abre sus puertas y te inspira confianza. “El atelier del pibe que no iba a llegar a nada” reza en una de las paredes de su refugio y una máquina de coser, lejos de la modernidad, denota que tiene detrás una linda historia.

Es modelo ‘96, tiene 4 años encima de Diseño Industrial donde incursionó en todas las ramas y su cabeza es como un gran laberinto donde hay de todo, donde convive un enredo de ideas infinitas y dónde sólo él se encuentra. Realiza prendas únicas, a pedido, y cada persona que decide personalizar una prenda con él, confía en el resultado y se intriga del proceso.

Ida y vuelta con Rioba Dreams, o Leandro Rocha o el niño frases:

– ¿Qué es lo último que hiciste?

– Realicé un bolso hecho principalmente con una zapatilla Nike desarmada y materiales considerados desperdicios. Algo de lo que se viene son accesorios realizados a partir de calzados. Por otro lado, hice un bolso completamente hecho de los envoltorios de papeles de blunt. (Papeles símil habano para fumar). Los cosí uno por uno y lo realicé con 38 envoltorios.

– ¿Es difícil poner un precio a un trabajo customizado?

– Es difícil poner un precio a algo que está hecho con una zapatilla o este bolso lo hice con una remera original de Tapout, una marca de MMA de EEUU. Hay gente que entiende que son cosas únicas, si es un bolso negro lo cobro más barato porque puedo hacer diez iguales, pero si es algo único tiene su valor.

– ¿Cómo surgió Rioba?

– Sinceramente con mucho amor y paciencia. Ya de chiquito, mi abuela cosía, era la dueña de la máquina con la que coso hoy en día. Yo le cortaba las terminaciones, hilos y demás. Desde chico me di cuenta que era fanático de la ropa ya que guardaba prendas años y años por cosas que me gustaban, que hoy en día sé que son avíos y bolsillos muy particulares que me gustaban. Siempre está curioseando. 

Después de grande empecé la facultad, hice cuatro años de Diseño Industrial y dejé. El introductorio, el segundo hice de indumentaria, el tercero hice textil y producto. No me encontré ahí, me encontré en una exploración más personal en las cosas específicas que deseaba aprender. Yo solo quería crear. 

– ¿De dónde viene ese gusto por la ropa?

– Siempre supe que quería hacer ropa, mucha inspiración venía por el lado de mi abuela, mi vieja también hace crochet y siempre crecí entre gente que está haciendo cosas con la ropa. El boom más grande fue en el 2020 cuando falleció mi abuela y fue justo la cuarentena, por lo que decidí irme a vivir solo y ahí, en mi soledad y comodidad fui experimentando con la máquina y distintas propuestas que se me iban ocurriendo en mi cabeza. Me puse a trabajar y trabajar con un pensamiento de que tenía que aprender y de golpe, aprendí tan rápido que me dio bronca haber perdido tiempo antes.

Rioba Dreams.
Una campeona con el sello de Rioba Dreams.

Tiempo que siento que perdí diciendo “tengo que empezar un curso” y estaba todo ahí, dentro mío y bronca de que esa persona ya no te puede ver haciendo eso. Mi abuela.

– ¿Qué fue lo primero que hiciste?

– Las primeras cosas me las hice para mí y para mis amigos como para experimentar.

Empecé con riñoneras, pero ya está, la gente te compra una o dos riñoneras no te van a comprar siempre lo mismo, así que empecé por otras cosas.

– Siempre supe que quería hacer ropa, pero nunca supe qué ropa quería hacer.

– Fue algo que empecé a experimentar yo, probando, probando y consumiendo mucha información de internet de diseñadores de otros lados.

Para mí es todo lo mismo, ya está todo inventado. Partición, simetría, entre otras técnicas aplicadas en distintas cosas.

Me gustaría siempre vivir de esto. De mi ropa tan particular.

– ¿Industrializado o customizado?

– Industrializado es hacer mucho y cobrar barato. Personalizar es parar todo un proceso para realizar una prenda específica para una persona específica con sus gustos. Y esto se cobra de otra manera, además de que si vienen a mí es porque confían en mi criterio e impronta. Hay veces que vienen pibes que no tienen un peso y quieren algo mío y bueno, les digo que me den lo que puedan. Ya que valoro mucho a la gente que realmente quiere algo mío. Me sigue mucha gente del rap o la cumbia, pero muchos son ratas, no todos. Me comparan diciendo “por esa plata me compro tal y tal cosa” pero bueno, no va a ser algo de Rioba Dreams.

Tuve igual la suerte de trabajar con Miss Monique, L -Gante, PERRO PRIMO, Callejero Fino, entre otros.

– ¿Cómo llegaste a ellos?

– Llegué como los padrinos mágicos, por internet. Me escribió el manager, me conocía por las riñoneras y me habló. Tardamos un tiempo en concretarlo hasta que activé. Fui personalmente y les llevé las prendas.

En el 2021 decidí dejar mi trabajo en relación de dependencia y me lancé a hacer esto las 24 horas.Al poder realizarlo y vivir estas experiencias pude cruzarme con gente que me alentó a seguir por este camino.

– ¿Cuánto te tarda confeccionar un conjunto como le hiciste a L-gante?

– Justamente el de Elián fue el primero que hice a ese nivel. Pero nunca hay una idea fija, viste que el arte como la vida, cambia y vas fluyendo en esa ola. 

Noticias de Mar del Plata
L-gante con una campera diseñada por Rioba Dreams.

Cuando empiezo un proyecto, elijo una temática y a partir de eso sigo. Imprimo varios parches, telas de distintas textura y color y voy probando. Aplicando técnicas ya conocidas: partición, sustracción, sobreposición, entre otros términos que te permiten modificar el plano. Pero nunca hay una idea, el juego va cambiando, ¿Cuántos juegos sabes jugar?

 Pinto desde chiquito, mi vieja me metió en talleres de arte desde los tres años. 

– ¿Cuáles son los productos que más generan?

– Riñoneras y bolsos. Me di cuenta que tengo que hacer más cosas para mostrar porque la gente no sabe todo lo que se puede llegar a hacer. A mí me gusta hacer. Que la gente venga, me pida y cumplir sus caprichos, si le hago algo a alguien. 

– ¿No es más difícil llegar a algo personalizado por el prejuicio de ser costoso?

– Nunca sé cuánto cobrar. Tuve buenas y malas experiencias. Me gusta invitar a la gente a que esté acá y se lleve hecho su producto. La gente me trae su prenda favorita y se la customizo. Hay veces que me terminan pagando más de lo que les dije, porque vieron el proceso y lo valoran.

“En un año vivo, literalmente, de lo que me gusta”. Leandro Rocha.

– ¿A qué te gustaría llegar con Rioba?

– Muchísimos proyectos. Formando mi equipo de trabajo, ya que sé que esto podría darle de comer a otras personas.  Por un lado, me gustaría tener un set de indumentaria para alquilar como vestuarista para videos o fotos y, por el otro, que en algún momento mis obras se subasten al mejor postor como veo que hacen muchos artistas en Europa, pero, para ello necesito más público.

El mensaje que siempre me interesa mandar más allá de mi trabajo, va por el lado de no rendirse, muchas veces me clasificaron por no estar en sus éticas sociales y a muchos les pudo pasar y eso baja el espíritu. Pero uno puede lograr brillar y con amor llegar a donde se desea. Ninguno está solo

Últimas Notas

La pandemia potenció el desarrollo del sector TIC de Mar del Plata

Claudia

Marplatenses participan en la confección del Inventario de Uso de Agroquímicos

redaccion

Lanzan la campaña Navidad sin invisibles

redaccion

Deja tu comentario