17.3 C
Mar del Plata
agosto 3, 2021
Lo de Acá

Complejos de Chapadmalal: apuesta al turismo social

“El turismo social es un motor de desarrollo que busca democratizar el bienestar”, afirma Inés Albergucci. subsecretaria de Calidad, Accesibilidad y Sustentabilidad del Ministerio de Turismo y Deportes.

El turismo social en Argentina, que se remonta a los años 40 durante la primera presidencia de Juan Domingo Perón, cuando se construyeron los Complejos de Chapadmalal (Partido de General Pueyrredon) y Embalse (Córdoba), es definido por la subsecretaria de Calidad, Accesibilidad y Sustentabilidad del Ministerio de Turismo y Deportes, Inés Albergucci, como “motor de desarrollo” que “democratiza el bienestar”.

En una entrevista con Télam, la funcionaria nacional sostuvo que el turismo social “es aquel que busca que todas las personas, independientemente de su capacidad y de su nivel socioeconómico, puedan acceder al turismo como un derecho, que permite democratizar el bienestar”.

Agregó que también es el “que entiende a la actividad turística como motor del desarrollo con la gente adentro; un desarrollo que es sostenible en tanto mejora las condiciones de vida de una localidad, de un territorio”.

Inversiones

Con una apuesta fuerte a ese segmento turístico desde la asunción del ministro del área, Matías Lammens, fuera de lo discursivo y enfocado a los hechos, el área de turismo social se enfocó durante 2020 en llevar adelante procesos licitatorios para el mejoramiento integral de las históricas unidades turísticas en Chapadmalal y Embalse.

Primero lo referido a la preparación de la emergencia a través de la adquisición de estufas y calefactores, instalación eléctrica, adquisición de generadores eléctricos y elementos médicos.

Luego se dio lugar a los procesos de mejora de infraestructura sobre techos para los hoteles 1, 2, 4 y 5 de Chapadmalal; y mantenimiento correctivo, fachadas, pinturas de exterior e interior, cambio de ventanas y trabajos de carpintería para los hoteles 1, 2 y 5 de Chapadmalal y 2, 4 y 7 de Embalse.

También se culminaron las licitaciones para adquisición de elementos de carpintería, equipamiento para el servicio médicos, elementos de plomería, readecuación de instalación eléctrica, y ascensores para personas con movilidad reducida.

En total se iniciaron procesos por alrededor de 500 millones de pesos, incluyendo la contratación de los servicios, como gastronomía y limpieza.

Al mismo tiempo se comenzó un proceso de planificación para implementar un abordaje sobre todos los hoteles, y en este sentido, se acordó con el Ministerio de Obras Públicas el desarrollo de obras por 1.500 millones de pesos para la refuncionalización integral de los hoteles 1 de Embalse y 4 de Chapadmalal.

“Asimismo se está en un proceso de acuerdo con Fonplata para financiamiento que permita la refuncionalización integral de los hoteles 3 de Chapadmalal y Embalse, cuyas obras podrán comenzar a principios del año 2022, con una inversión de 15 millones de dólares”, subrayó Albergucci.

Más obras planificadas

En tanto, para este año, además de las obras a cargo del Ministerio de Obras Públicas y las realizadas con financiamiento internacional, están proyectadas intervenciones en el hotel 6 de Chapadmalal y en los bungalows de Embalse.

También en los complejos deportivos, en el sector de plazas y juegos, en las piletas y casas de té de ambas unidades, todo por una inversión de más de 800 millones de pesos.

“Podemos decir que la actual inversión en infraestructura supera el 50% del presupuesto previsto para turismo social, algo de lo que hace varias décadas no se veía”, enfatizó.

Albergucci describió que “estos hoteles tienen su origen durante el peronismo, donde su creación tuvo que ver fundamentalmente con un fondo creado al fomento del turismo social y que luego las dictaduras y los gobiernos democráticos de corte neoliberal desfinanciaron absolutamente”.

“Somos conscientes -continuó- que no estamos en la misma época de aquel entonces, pero tenemos esos desafíos de retomar esos principios de turismo social dejando un poco de lado la desidia, el abandono que han tenido durante mucho tiempo estos hoteles, fundamentalmente en la gestión anterior que al cerrarlos los destruyeron, porque es mucho más costosa su apertura”.

Informe complejo

Recordó asimismo que la gestión anterior realizó “un informe muy complejo” sobre el estado de situación de las unidades turísticas “que desde ya no era bueno”, y sin embargo, “no sirvió para llevar adelante las inversiones y las obras que requerían”.

“En realidad se fundamentaron para cerrar los hoteles, para abandonar absolutamente la infraestructura, para abandonar la política de turismo social, y decir que se trataban de elefantes blancos, esa figura de lo irrecuperable”, agregó.

En ese sentido marcó las diferencias con la actual gestión del Ministerio de Turismo y Deportes, que asumió con los hoteles en malas condiciones, “y lejos de desentenderse del problema, lo empezó a asumir con el tiempo y la complejidad que esto está llevando, pero la verdad que estamos satisfechos y orgullosos”, concluyó.

. Trabajan en el fortalecimiento del servicio de emergencias de salud

Últimas Notas

Se publicó el llamado a licitación para el dragado del puerto de Mar del Plata

redaccion

Mar del Plata tendrá un Distrito Tecnológico del Conocimiento y la Innovación

redaccion

El “Autocine” llega al Club Once Unidos de Mar del Plata

redaccion

Deja tu comentario