7 C
Mar del Plata
septiembre 17, 2021
Lo de Acá

Santidead: el marplatense que es revelación en el mundo de los videojuegos

De pequeño empezó a incursionar en el mundo de los videojuegos. Hoy, con 18 años, es jugador profesional de Fortnite. En esta nota nos cuenta sobre sus inicios y sobre cómo es la vida de un gamer reconocido.

Por Makú Rodríguez

Santidead tiene 18 años y es jugador profesional de Fortnite. Comenzó a jugar desde pequeño. Sus primeros recuerdos se remontan a épocas de Playstation 1 y Counter Strike. Hoy juega para 9z Team, una de las empresas más importantes de deportes electrónicos en nuestro país. El universo Esports es amplísimo y posee características similares a la de cualquier tipo de deporte. Los equipos concentran, entrenan, se perfeccionan, se informan. Las plataformas de stream juegan un papel fundamental y son la ventana para millones de jóvenes que ven partidas de Fortnite como si fueran un partido de fútbol.

Sus primeros pasos en Twitch fueron gracias al Minecraft. El afán de querer mostrarle al mundo sus habilidades en los videojuegos, lo llevó a incursionar en esta plataforma para hacerse ver. Comenzó desde abajo, con pocos seguidores y pocas personas conectándose a sus transmisiones. Fue sólo cuestión de tiempo para que el Fortnite llegara a su vida y su carrera dentro de los Esports avanzara. 

La estrategia y las construcciones fueron los factores fundamentales para que Santi le pusiera atención al Fortnite. Admite que en un principio no le gustó. Luego de un tiempo, probó nuevamente y se encontró con un universo completamente distinto. La segunda impresión, opacó a la primera y desde ese momento no se detuvo ni un segundo. Santidead sigue creciendo y continúa perfeccionándose en cada competencia que disputa. 

El Fortnite lo llevó a conocer países y ciudades. Con el tiempo demostró ser un habilidoso jugador y gracias a esto, varias empresas pusieron el ojo sobre su estilo de juego. Empezó jugando para Malvinas Gaming, pero la imperiosa necesidad de seguir creciendo en el mundo de los videojuegos, lo llevó a buscar otra empresa para jugar. Así como los jugadores de fútbol buscan nuevos horizontes en otros clubes, Santidead cerró un exitoso ciclo en Malvinas Gaming e inmediatamente comenzó a defender la camiseta de una de las empresas más grandes de Argentina en materia Esports: 9z Team.

Nuestro país atraviesa un momento importante en materia de Deportes Electrónicos. Cada vez existen más empresas y equipos con mucho profesionalismo. Hay jugadores de alto nivel, dispuestos a competir codo a codo con grandes potencias como Alemania y Estados Unidos. Santi lo quiere lograr. Afirma que su deseo es quedar bien posicionado en alguna competencia internacional. El camino requiere sacrificio y sabe que no es fácil, pero él está seguro de sí mismo y sabe que puede comerse al mundo.

– ¿A qué edad comenzaste a jugar videojuegos?

– Arranqué a los 8 años jugando al Counter con bots. En realidad en la compu, en lo que es videojuegos en general habré arrancado a los 4 años con la Play 1. Recuerdo el Counter en la computadora cuando tenía 8 años, también el Pet Society. Después arranqué con el Minecraft tipo a los 9 años y el Fortnite lo conocí a los 15. Ahora tengo 18 y cumplo 19 en un mes. Hace tres años que le meto al Fortnite. Es el único juego que practico profesionalmente. Tengo épocas donde no hay torneos y juego al Counter o al Lol. Juego de vez en cuando cualquier juego con amigos, como el Rast por ejemplo. Más que nada por diversión. Pero el Fortnite es el único juego en el que compito profesionalmente.

– ¿Cuándo arrancaste con los videojuegos, te imaginabas convertirte en jugador profesional?

– Para nada. Siempre quise ser influencer, me llamaba la atención. No sé si dedicarme a eso por completo, me gustaba que la gente viera cuando hacía algo bueno. Alguna buena play (partida) o algo así que me saliera bien dentro del juego. Eso me gustaba. Desde que arranqué con el Fortnite lo tenía como en cuenta, pero no el tema de competir, sino el tema de crear contenido. Comencé de a poquito. Cuando me di cuenta que me estaba yendo bien y estaba siendo bueno empecé subiendo videos, stremeando, tenía 3 viewers capaz en el stream. Estuve así unos cuantos meses, hasta que llegó la época en la que hice un récord argentino de kills y ahí exploté y me fui para arriba. A toda la gente le entretenía ver eso.

– ¿Qué fue lo que te atrapó del Fortnite?

– Me acuerdo que venía del Counter 1.6 y de jugar a otro tipo de cosas, no jugaba a los tiros. Jugaba más como a las escondidas y cosas así. Un amigo del Counter me comentó: “che surgió un nuevo juego, El Fortnite, vamos a jugarlo” entré y no me gustó. Esa fue la primera impresión, me pareció aburrido y lo dejé. Pasó un mes, dos meses y se empezó a hacer viral. Mis amigos del colegio empezaron a jugar. Yo vuelvo a jugar, pero en la Play donde jugaban todos mis amigos. Ahí me gustó, era distinto, habían cambiado muchas cosas. El tema de construcción estaba más avanzado. Me atrapó eso de la construcción que no existe en otro juego, poder editarlas, la cantidad, la estrategia. Cuando arranqué a jugar cada vez más, me di cuenta de que son infinitas las cosas que podes hacer.

– ¿Tenes otros hobbies además del Fortnite?-

– Creo contenido. Stremeo además de jugar al Fortnite. Me junto mucho con amigos también, es mi forma de despejarme. Cuando digo “basta de trabajar” me junto con ellos. Voy al gimnasio, es muy importante y parte de la rutina. También me gusta jugar a la compu sólo para entretenerme. Después, Playstatio, celu. No mucho más.

– ¿Cambió tu vida ser jugador profesional de Fortnite?

– Sí, 100%. Nunca fui un pibe que llamaba la atención. No soy tímido. Cuando empecé a crecer en números la gente me reconocía en la calle. No mucha pero cada tanto. Capaz unos chicos desde un auto me saludaban y eso está bueno. Siempre y cuando sea con respeto. Todo dio un giro. Dejo de ser un juego, había meses que tenía que jugar, no por obligación, pero sino me quedo atrás del resto. Me he perdido juntadas por tener torneos. Son ese tipo de cosas que hay que sacrificar para competir.

– ¿Qué set up tenes acá en Mar del Plata?

-Tengo un I9 de novena generación. Una placa 2080 TI, es de las últimas antes de la serie 3000. Un Final Mouse, teclado Steel Serie, auriculares Hi Tech y un monitor Sowi 240. Uso dos monitores, uno viejo para ver el chat y las alertas y otro más nuevo para competir.

Jugadores y equipos profesionales

– ¿Cómo ves a Argentina en cuanto a profesionalismo?

– Últimamente la escena argentina está creciendo muchísimo. Antes de la llegada de 9z, que está profesionalizando todo, estaba bastante verde. Había muchas organizaciones como Isurus Gaming, Malvinas Gaming, donde estuve, Furious Gaming, etc. Todas organizaciones que andaban bastante bien, pero en mi opinión con la llegada de 9z Team ese crecimiento de Argentina se “busteó” en todo sentido. Ahora también con la llegada de KruEsports, el equipo del Kun Agüero. Son organizaciones muy fuertes con muchos seguidores y mucho respaldo. Están tomando buenas decisiones para que Argentina crezca cada vez más. En cuanto al nivel de jugadores en Fortnite es muy alto. El mejor de nuestra región, que abarca a todo Sudamérica, es argentino: King, es el que quedó quinto en la World Cup.

– ¿Cómo te incorporaste a 9z Team?

– Venía de Malvinas Gaming. Jugamos una Argentina Game Show en 2018 que es un evento presencial. Una competencia en squad, Fortnite no estaba ni profesionalizado. Había jugadores con contrato pero no había torneos oficiales. Era un torneo oficial de una empresa de acá. Fuimos con mi equipo y ganamos el torneo. Cuando terminó nos dimos cuenta de que en el 2018 la rompimos toda, las dos presenciales que jugamos las ganamos. Estaba 9z y les ganamos, también a Isurus. Todos equipos muy conocidos. Entonces dijimos “bueno, vamos a buscar otro equipo que no sea Malvinas”.

Malvinas estaba muy bueno, pero  sentíamos que el contrato nos quedaba un poco chico. Cuando empecé a buscar otras alternativas, me llega una propuesta de 9z, pero para mí solo. Al mismo tiempo me llegó una propuesta de Isurus para todo el equipo. Yo no quería dejar a mi equipo sin organización y empecé a hablar con Isurus. Me dijeron que si yo no entraba a Isurus, no querían que entrara mi equipo. Después de muchos arreglos, mi equipo logró entrar a Isurus y yo decidí irme a 9z más que nada por mi carrera personal de stream. Y ahí fue cuando entré, noviembre de 2018.

La previa de una competencia

– ¿Cómo vivís el momento previo a una competición importante? ¿Cómo te preparas?

– Tenemos una charla con el coach, en la que repasamos todos los conceptos importantes.Depende mucho del torneo, si es un torneo de un solo día la preparación es solamente calentar jugando entre nosotros. Si es un torneo con bastantes clasificaciones y una final con más premios, le prestamos mucha atención a la teoría. Hay que darle mucha importancia a eso porque en ese tipo de partidas están los pro. Entonces repasamos teoría una hora y media y después nos dejamos 40 minutos para entrar en calor y empezar a jugar. Jugamos “creativo” que es entre nosotros, matarnos. Y bueno, en el lobby, cinco minutos antes del partido trato de motivar a mi equipo, incentivarlos, repasar los últimos conceptos importantes, despertarlos un poco y entrar a la partida.

– ¿Cuál es el objetivo de cada partida? ¿Cómo se conforman los equipos?

– El objetivo es ganar. Hay puntos por placement, es decir, por posicionamiento y puntos por kills, osea, bajas. En la mayoría de los torneos, porque la puntuación va variando depende la competición, la mayor puntuación es por posicionamiento. Si ganas la partida, en el 99% de los casos quedas top 1 en esa partida y en puntos. Puede pasar que el equipo que quedó segundo o tercero, haya matado mucho más que vos, entonces es seguro que te pasen en puntos. Así que el que gana el torneo es el que tuvo mejor promedio de puntos en las seis partidas. Este año todas las competencias van a ser en trío.

El equipo se conforma con un IGL, que la traducción es In Game Lider, que es el capitán, en este caso yo. Los otros dos son fraggers, o también llamados killers. Su objetivo básicamente es matar. Hay una variación que se puede hacer: que uno de esos dos fraggers sea support. De lo que se encarga el support es asistir al IGL para que tenga todo lo que necesite. En mi trío tenemos un support, un IGL y un fragger. Hay que ver también en donde caes. Es un juego con mucha estrategia. Depende de donde caes tenés que ver cómo rotar hacia la zona, por qué lado conviene, depende de donde haya gente. Dónde plantar, dónde hacer tu base, los materiales, las balas. Son 100 en el mismo mapa.

Crecimiento

– ¿Crees que hace falta algo más acá en Argentina para seguir creciendo en los Esports?

– Sí, además de la situación en la que está el país, para que todos tengan oportunidades, hace falta servidores. Sólo hay servidores en Brasil. La conexión de Argentina a Brasil hace que haya delay y eso genera desventaja. Es demasiada diferencia. Para que sigamos arriba y cada vez mejor, necesitaríamos un servidor de Fortnite acá. Lamentablemente es muy difícil por diversas razones. No sólo económicas. Si pongo un servidor en Argentina va a haber brasileños que van a entrar a nuestro servidor y van a tener 30 milisegundos de delay y después en la siguiente partida van a entrar a su servidor y van a tener 0 segundos de delay. Esa variación va a hacer que estés jugando distinto. Nunca vas a mantener un estilo de juego. Entonces deberían poner muchos servidores en todo el país para mejorar la conexión con Brasil y ahí se solucionaría.

– ¿Cómo te ves de acá a un futuro?

-Este año tengo pensado dedicarlo completamente a esto. A finales de este año voy a decidir si me sigo dedicando a esto o lo tomo como un hobbie y empiezo a estudiar o directamente me dedico sólo a estudiar. Seguramente elija lo del medio, porque esto me apasiona. Competir y crear contenido me gusta mucho, pero tener un título universitario es importante. Me gustaría estudiar Administración de Empresas. Había pensado estudiar Ingeniería en Sistemas, pero es una carrera muy larga y complicada, como para tener un hobbie tan importante al lado. Me gusta Administración, voy a ir por ahí seguro. Este año voy a estudiar idiomas, gracias a 9z hay un plan de cursos de inglés y portugués. La semana que viene ya arranco con portugués.

– ¿Tenés algún sueño pendiente en el Fortnite?

– Me gustaría mucho que me fuera bien en la World Cup 2022. Voy a estar complicado por el tema de mi futuro, pero si no es la World Cup que sea un torneo importante y quedar top 1. Ya me pasó en las clasificatorias de la World Cup, pero justo esa semana no se clasificaba al mundial, así que no pude ir. Entonces me quedó pendiente. Cumplí pero a la vez no cumplí por culpa de la organización del juego. Pero sí, lo tengo pendiente. Quedar top 1 en un torneo muy importante.

Últimas Notas

El Emder invita a sumarse a las actividades deportivas gratuitas

redaccion

Temporada 2021: El teatro Victoria con variados espectáculos

redaccion

El señor del calendario: “Es un orgullo cuidar este símbolo de la ciudad”

Claudia

Deja tu comentario