8.9 C
Mar del Plata
julio 31, 2021
ventas UCIP
Interés General Lo de Acá

Las ventas aún no alcanzan los niveles de la prepandemia

El informe de ventas minoristas del mes de abril del 2021 revela que el comercio aún no se reactivó. Los encuestados  se muestran preocupados y destacan los aumentos con los que reciben la mercadería.

El Departamento de Estudios Sociales y Económicos (DESE) de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata UCIP midió un aumento del 75% en las ventas de los comercios no esenciales comparado con abril del 2020, mes en el que los comercios tuvieron sus puertas cerradas, no logrando aún volver a los niveles de la prepandemia. 

El universo de los entrevistados está conformado por los rubros considerados no esenciales entre los que se encuentran comercios dedicados a la venta de artículos deportivos y recreación; bazar y regalos; bijouterie y accesorios; calzado y marroquinería; electrodomésticos, indumentaria y lencería; joyerías y relojerías; entre otros.

Desde la UCIP explicaron que en este informe fue “difícil establecer datos comparativos ya que se analizan dos situaciones totalmente distintas”. En el mes de abril del año pasado “nos encontrábamos atravesando un momento totalmente atípico donde, por motivo de la pandemia, los comercios no podían abrir sus puertas y las ventas registraron una caída del 85%”, precisaron. 

En aquel contexto, dentro de las actividades no esenciales encontraron comercios con “venta cero”, y otros que a través de diferentes formas de ventas no presenciales, y la aplicación de los primeros protocolos para el comercio elaborados en conjunto entre el Sindicato de Empleados de Comercio, la UCIP y el Municipio se logró puedan realizar ventas a domicilio o por “delivery”.

Venta presencial

En cambio este año la situación ha cambiado y los locales tienen atención al público, y varios ya han complementado la venta presencial con venta “no presencial” en diversas modalidades, implementadas durante el 2020. Es por eso que el informe determina que las ventas fueron regulares ya que consideran que no existen parámetros formales para definir si fueron buenas o malas, pero aún no alcanzan los niveles de la prepandemia.

El informe recuerda que el desplome de ventas de abril del 2020 también había sido provocado debido a que la pandemia encontró al sector comercial de Mar del Plata con un sistema de venta tradicional y presencial, y en su mayoría sin un gran desarrollo del e-commerce. Es por eso que ante las limitaciones y restricciones varios buscaron alternativas rápidas de ventas a través de las redes sociales y la mensajería instantánea que luego fueron profesionalizando para hacer de esa herramienta una unidad de negocio que se complementaría con la  que tenían vigente hasta antes de la pandemia.

Tecnología y gastos

El presidente de la UCIP, Contador Público Nacional Blas Taladrid, explicó “la tecnología así como el cambio de hábitos del comerciante, han sido clave para atravesar la pandemia. Sólo el 10% de los comercios no esenciales de Mar del Plata se sintió preparado en los inicios para trabajar de manera remota y vender online. Luego en el transcurso del año la mayoría fue adoptando diferentes herramientas”.

Por otro lado, respecto a abril consideraron que tradicionalmente se presenta como un mes “difícil debido a los gastos que genera el inicio de las clases en las familias durante marzo. La prioridad de este tipo de compras hace que muchas familias queden con deudas o justas para el mes posterior”.  Como consecuencia de esa situación, en abril generalmente las ventas registran una caída en aquellos comercios que ofrecen productos o servicios que no son tan esenciales o que su compra se puede posponer.

A futuro

Respecto de cómo piensan que evolucionarán las ventas en los próximos seis meses;  el 49,1% dijo que se mantendrán sin cambios; el 40,4% cree que bajarán y el 10,5% opina que aumentarán.

En relación a la mercadería se les consultó  si están experimentando demoras en recibir los pedidos. El 66,7% respondió que no y un 33,3% dijo que sí vienen con retrasos. Específicamente las mueblerías son unos de los rubros más afectados porque acumulan demoras en muchos casos de entre 3 y 9 meses. El resto de los rubros dijo que la demora varía entre  10 y 30 días.

Por último al ser consultados sobre la variación de los precios de la mercadería que vende ¿con qué frecuencia llegan con aumentos? el 36,2% respondió en cada entrega; el 31% entrega de por medio; el 25,9% otra frecuencia;  mientras que solamente el 6,9% contestó que llegaban sin aumentos.

Últimas Notas

Santidead: el marplatense que es revelación en el mundo de los videojuegos

Maku

Buscan generar empleo para mujeres en situación de vulnerabilidad

Albertina

La Fragata Libertad llegó hoy a Mar del Plata y permanecerá hasta mañana fondeando en el mar

redaccion