17.3 C
Mar del Plata
agosto 3, 2021
dolarización dólar
Especiales

Dolarización a la vista

Por Paula Macchi

En Argentina empezó el proceso de dolarización de ahorros que es típico en las épocas pre-electorales. En nuestro territorio luego de la calma, viene siempre la tormenta.

El atesoramiento y compra de divisas, es un proceso que se está profundizando al ver todos los días cómo la cotización se mueve hacia arriba y que claro, genera preocupación en el Banco Central y en el Ministerio de Economía.

La entidad presidida por Miguel Ángel Pesce viene pulseando al mercado cada vez más para evitar que los dólares alternativos blancos (MEP Y CCL) se disparen. Éstos tipos de cambio, de dolarización para empresas preferentemente, rondan hoy los 170 pesos y no llegar a aumentar más porque allí está el Banco Central pisando e interviniendo a través del mercado de bonos y resignando parte de las reservas para evitar un salto mayor.

Hasta ahora, cierto control cambiario

Hasta las elecciones la estrategia es usar el dólar oficial como ancla del nivel general de precios que interanualmente ronda una suba del 50%. Esto puede llevarse a cabo porque la Argentina ha recibido una inyección contundente de agro-dólares por el boom de precios de las commodities , soja principalmente, que de forma récord permitió el ingreso al país de 16 mil millones de dólares. Suma récord e histórica de los primeros seis meses del año en la Argentina. Este aluvión de “billetes verdes” dio margen de maniobra para acumular fuertemente reservas. (más de 5 mil millones de dólares entre febrero y mayo)

Sin embargo, desde junio esa liquidación de agro-dólares empezó a mermar y esto comenzó a generar tensiones mayores en el mercado cambiario, fundamentalmente porque empresas y fondos de inversiones iniciaron sus dolarizaciones a través del dólar contado con liquid.

Hasta el momento el Banco Central sigue con la estrategia de anclar el tipo de cambio oficial y así mantener “a raya” la inflación. Si revisamos los meses previos notamos que, en marzo el dólar oficial subió 2.4% (controlado vía cepo) mientras que la suba general de precios fue del 4.8%. algo similar sucedió en abril cuando el tipo de cambio oficial trepó un 1.7% y la inflación estuvo por arriba del 4%, en mayo fue del 1.2% versus inflación del 3.3%.

Lo mismo sucedió en junio, aunque no están las cifras oficiales aún. Esto lo logra gracias al súper ingreso vía soja, al contexto internacional con tasa de interés baja, al precio de commodities todavía elevado y también gracias a la caída del dólar en la región, es decir, a la revalorización de las monedas en la región. Esto es lo que hasta el momento le otorga cierto margen de seguir con su estrategia.

La dolarización y la brecha cambiaria

De todas formas, en el mercado del contado con liquid suenan las alarmas porque se largó la dolarización y parece que tenderá a agravarse si no surge alguna señal que modifique expectativas y por ende conductas como para disuadir la corrida al refugio en el dólar.

Hoy el gobierno no puede permitirse en época pre-electoral que le suceda lo mismo que en octubre pasado, donde la brecha se disparó a más de 140%, con un dólar blue tocando los 200 pesos. Los problemas que trae aparejada la brecha son múltiples y las corridas a un dólar blue que parece volar se multiplican dejando meses después muchos pequeños ahorristas con pérdidas importantes en su afán de protegerse y subirse tarde a la ola verde.

Ante ese posible escenario empieza a discutirse en el gobierno si no es necesario cerrar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional antes de las elecciones. Esto no parecía estar en agenda, pero ¿podrá haber alguna sorpresa?

Reducir el nivel de preocupación

El discurso en Lomas de Zamora de Cristina Fernández de Kirchner lleva a pensar que puede estar gestándose alguna idea de buscar el acuerdo cuanto antes. Durante su alocución habló sobre la deuda, el FMI y el gran esfuerzo que debemos hacer para encontrar una forma de abordaje a nuestros problemas, como, por ejemplo, el pago de la deuda que tenemos. Marca un giro respecto de lo que venía planteando la expresidenta.

Sería tan beneficioso como necesario un acuerdo para reducir el nivel de preocupación respecto de las reservas de Banco Central en período electoral. Hoy existe un claro incentivo para cerrarlo o buscar el entendimiento y eso es evitar un escenario de crisis mayor que está a la vuelta de la esquina.

La pulseada seguirá. Hacia fines de agosto el Fondo envía 4300 millones de dólares en derechos especiales de giro. Podrán ser utilizados para engrosar las reservas si hubiera algún pre-acuerdo o “netearse” al pagar próximos vencimientos con el organismo.

El margen de maniobra que parecía ensancharse por el ajuste fiscal de Guzmán y el súper ingreso de dólares ahora empieza a estrecharse porque la pulseada en el mercado de los dólares alternativo empezó y parece ir en escalada. Siempre necesitados de señales, guiños, para amortiguar los efectos de una crisis sin fin.

Últimas Notas

Sabores y Saberes del Mundo

redaccion

Leo Jaciuk y un plato principal para generar una explosión de sabores en la boca

redaccion

Miguel Ángel y el trasero divino

Remigio

Deja tu comentario