13.9 C
Mar del Plata
diciembre 1, 2022
Interés General Lo de Acá

La ciencia y la tecnología hacia la economía del conocimiento

Economía del conocimiento, un tema central que requiere un tratamiento y políticas reales.

Por CP Daniel Hugo Pérez  

En los años sesenta un grupo de científicos conformó lo que dio en llamarse “Pensamiento Latinoamericano en Ciencia, Tecnología y Desarrollo” (PLACTED) desde donde, esencialmente, se trataba la integración de la ciencia y la tecnología en el desarrollo social y productivo. Luego con la crisis de la década de 1980 y el neoliberalismo en los ’90, esto se perdió totalmente

Luego, ya en el 2001 y frente a la inminencia de la crisis que azotó a nuestro país,  los presidentes del CIN (Consejo Interuniversitario Nacional) y de la Unión Industrial Argentina, con la presencia de todos los Rectores de las Universidades Nacionales del país firmaron en octubre de ese año un acuerdo donde, entre otras cuestiones se consagró “…la necesidad de una estrategia que coloque a toda la sociedad argentina en un camino compartido de desarrollo integral…” reconociendo “…cuatro problemas para ubicarse ventajosamente en un nuevo sistema global: competitividad, gobernabilidad, cohesión social y sustentabilidad ecológica e intergeneracional” También se estableció, que “…la sociedad basada en la economía del conocimiento no es una sociedad que sabe sino una sociedad que aprende…” y que “…en los países industrializados se ha producido primero una aproximación entre universidades y empresas y más recientemente una especie de simbiosis entre los mismos,…”    

Años de estudio tratando de identificar las áreas de vacancia de la ciencia, es decir los temas mal cubiertos por la oferta académico-científica actual, pone en evidencia la correlación entre las insuficiencias en el tratamiento de ciertos temas y los problemas reiterados que afectan a nuestro país.  

Nuevo intento de avance

Han pasado ya veinte desde aquel 2001 y se vuelve a expresar la voluntad de desarrollar la economía del conocimiento tomándose medidas en tal sentido, como la promulgación por parte del poder Ejecutivo Nacional de la Ley 27570, su reglamentación y disposiciones complementarias dictadas por el Ministerio de Desarrollo Productivo, lo que debiera permitir y facilitar el acceso a mayor cantidad de Mipymes a los distintos programas, así como a promover el desarrollo industrial con mayor sentido federal. 

Desde la Secretaría de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación lo que ahora se está recuperando, con su secretario Diego Hurtado en el plan 2030, es la orientación a los grandes problemas nacionales. Para esto se seleccionaron nueve áreas-problema, en conjunto con las Secretarías de Estado que tenían más relaciones con ciencia y tecnología: desarrollo social, producción, agropecuaria, medio ambiente, transporte, energía, salud, educación, defensa

Pareciera que se toma el camino correcto, sin embargo, como se desprende de aquel documento del 2001, no es posible que la relación entre el sistema productivo y el educativo pueda desarrollarse “…sin integrar a las mayorías.”  Es decir sin una efectiva interacción entre ciencia, tecnología y necesidades socioproductivas.

La UNESCO en su documento de Política para el Cambio y el Desarrollo de la Educación Superior afirma: “La asociación activa de la comunidad universitaria con los agentes económicos es parte integrante de la misión de la educación superior

En palabras de Manuel Marí (Coordinador técnico del Programa Nacional de Prospectiva Tecnológica del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación hasta diciembre de 2016), se hace necesario un doble camino: “por un lado, los sectores productivos y sociales tienen que darle a la ciencia y la tecnología los problemas que estas pueden ayudar a resolver. Pero, además, hay una vía inversa por la que la ciencia y tecnología puede proponer a los sectores productivos y sociales oportunidades de desarrollo en base a determinadas tecnologías”.

Agravamientos

Esta nueva crisis derivada de cuatro años de desindustrialización, agravada por el fenómeno mundial del virus COVID-19, nos encuentra con indicadores de nivel educativo y tecnológicos todavía relativamente aceptables. Por lo tanto resulta pertinente interrogarnos sobre el estado de las relaciones entre la educación en todos sus niveles, pero en especial la superior, el sistema de investigación y desarrollo y los procesos productivos, particularmente al universo Pymes y Mipymes.

No obstante estas acciones llevadas adelante desde el área de Ciencia y Técnica o el Ministerio de Desarrollo Productivo a través de la ley que promociona la economía del conocimiento, las mismas resultarán infructuosas si una gran parte de quienes generan el conocimiento se amparan en una desvirtuada autonomía provocando el aislamiento del sistema y un acentuado individualismo frente a los grandes problemas nacionales.    

Es tiempo que las autoridades del sistema educativo superior estatal, en todos los niveles, y del sistema de investigación y desarrollo tomen seriamente la necesidad de una efectiva asociación con los agentes económicos y que ello pase a formar parte integrante de la misión prioritaria de extensión, tantas veces declamada pero devaluada al momento de asignar recursos e imponer decisión política para que su impacto sea efectivo.

Nuestra Universidad Nacional de Mar de Plata en pocos meses renovará sus autoridades centrales y de cada unidad académica, es menester que quienes aspiren a conducirla puedan estar a la altura de los requerimientos de una sociedad basada en la economía del conocimiento, constituyendo una malla de relaciones y un sistema de información que potencie y socialice sus actividades.

(*) Ex Decano de la Facultad de Cs. Económicas y Sociales – UNMdP

Integrante de “Pensamiento Sur”

 

Últimas Notas

Fácil de aprender y sin exigencias físicas, el kitesurf no para de crecer en Mar del Plata

redaccion

Se inauguraron dos murales accesibles de Solla en Plaza Peralta Ramos

Albertina

Comenzó el ensayo de una vacuna contra el coronavirus en Mar del Plata

redaccion

Deja tu comentario