13.9 C
Mar del Plata
octubre 2, 2022
libros Países Bajos
Vemos y Leemos

Carta de libros: menú neerlandés

Esta semana nos vamos a los Países Bajos de la mano de tres libros que reflejan la compleja belleza (geográfica y humana) del país que vio nacer a Van Gogh y a Ana Frank. Los acompañamos con tres platos deliciosos (y muy calóricos) típicos de la gastronomía de Ámsterdam. 

Por Limay Ameztoy y Agustina Alem

La primera persona no binaria en alzarse con el Premio Booker Internacional. Un escritor que logró posicionarse entre las las plumas europeas más admiradas del panorama contemporáneo. Y otro autor, también multipremiado, que logra crear atmósferas y describir silencios como pocos.

Estos son los tres autores que incluimos en nuestro Menú Literario de hoy, que está dedicado al país de los molinos, los tulipanes, el museo Van Gogh y la  casa de Ana Frank. En otras palabras, nos vamos a los Países Bajos. Y como este viaje imaginario también se realiza a través de nuestros paladares, completamos la propuesta con dos platos salados y uno dulce que nos trasladarán a Ámsterdam sin movernos de nuestra cocina.

¡Pasen, lean y disfruten, que de eso se trata!

Sospechas, de Herman Koch -editorial Suma-

En su último libro, el autor de La cena se centra en Robert Walter, el carismático y popular alcalde de Ámsterdam a quien la vida parece sonreírle hasta que una duda comienza a obsesionarlo: ¿está Sylvia, su esposa, teniendo una aventura con el concejal Maarten van Hoogstraten? A partir de ese momento, Robert se convierte en un espía en su propia casa, observando cada movimiento, mirada o sonrisa. 

Países Bajos literatura

A esta situación, de por sí tensa, se suma otra inquietud: un mensaje le advierte que sus padres, casi centenarios, planean inducir su propia muerte. Mientras la vida de Robert parece estar desmoronándose, él continúa  actuando como si nada ocurriera, manteniendo una apariencia serena y libre de preocupaciones que no sean las de su cargo. Hasta que una situación lo pone al límite.

La historia está narrada con el humor satírico y la capacidad de observación que ya demostró Koch en sus novelas anteriores. Como ya hemos mencionado, se hizo conocido en el escenario literario mundial a partir de La cena (Salamandra, 2010), sorpresa editorial del año 2009 en Holanda, escogido Libro del Año y galardonado con el Premio del Público. Sus novelas siguientes, Casa de verano con piscina (Salamandra, 2012) y Estimado señor M. (Salamandra, 2016), también  tuvieron amplia aceptación tanto de la crítica como del público. Los derechos de sus libros fueron  vendidos a más de cuarenta idiomas y son un fenómeno internacional.

La inquietud de la noche, de Marieke Lucas Rijneveld -editorial Planeta-

“Un debut incómodo y hermoso”. Así calificó la crítica al libro que hizo posible que una persona no binaria no se autopercibe como hombre ni como mujer- recibiera el Premio Booker Internacional. 

literatura Países Bajos

La obra transcurre en el año 2000 en plena zona rural. Jas habita en esa tierra incierta entre la infancia y la adolescencia cuando pierde a su hermano en un accidente mientras esquía. El dolor del luto se suma a la ya de por sí dura tarea de hacerse adulta y Jas, que se siente abandonada por su familia, se entrega a sus impulsos para sobrevivir. Invoca a su hermano en extraños rituales, se pierde en compulsivos juegos eróticos, se desahoga torturando animales y fantasea con Dios y “el otro lado” en una búsqueda de sí misma y de alguien que la rescate.

Como la propia infancia, el libro oscila entre la ternura y la crudeza, entre la luz y la oscuridad, la inocencia y la experimentación, la vida y la  muerte. Además de obtener el Booker Internacional, el  libro ganó el ANV Debut Prize, fue nominado al Libris Literatura Prize y se convirtió rápidamente en bestseller.

Antes de cumplir los 30 años -nació en 1991 y recibió el Booker en 2020- Marieke Lucas se convirtió en una de las voces más aclamadas de la literatura holandesa. Sigue escribiendo desde la granja lechera en la que también trabaja. 

Los perales tienen la flor blanca, de Gerbrand Bakker -editorial Rayo Verde-

El atractivo algo melancólico de este libro comienza por el título y se extiende a lo largo de todas sus páginas. 

Perales | Noticias de Mar del Plata

Los gemelos Klaas y Kees y su hermano menor Gerson juegan a menudo a «Negro», cuya principal regla es no abrir los ojos. Un día Gerson, en un accidente de coche,  pierde la visión y se verá obligado a jugar a «Negro» el resto de su vida, a partir de ahora acompañado por su perro.

La conmovedora historia de qué es lo que pasa con ese niño y su familia a partir del accidente es relatada por Bakker a través de tres perspectivas diferentes: la de los gemelos, la de Gerson y la del perro.

Nacido en 1962 en Países Bajos, Bakker es filólogo y escritor. Antes de dedicarse a la escritura trabajó traduciendo obras del inglés al holandés y subtitulando documentales de naturaleza y series de televisión. También es uno de los autores del Diccionario etimológico del holandés. Entre otros premios, recibió el Llibreter 2012, el IMPAC 2010 y el Independent Foreign Fiction Prize 2013

Menú gastronómico 

Para esta selección de libros nos quedamos en Ámsterdam. Tras recorrer sus encantadoras calles nos detenemos y degustamos exquisitas BITTERBALLEN. Consisten en pequeñas bolitas de carne picada condimentada a las que se les agrega harina y huevo y luego se fríen en aceite hasta que estén doradas. Acompañadas de mostaza, son un delicioso bocadillo al paso. Compartimos el link a la receta para quienes practican el buen arte de cocinar https://www.bekiacocina.com/recetas/bitterballen/ 

En segundo lugar degustaremos una SNERT o ERWTENSOEP. Sopa típica holandesa a base de legumbres, cerdo, panceta y jamón, entre otros ingredientes. En Holanda son tan fanáticos de este plato que tiene su campeonato mundial. ¡Una propuesta ideal para los últimos fríos marplatenses! Les dejamos el link con una receta https://www.recetasderechupete.com/erwtensoep-sopa-de-guisantes-holandesa/39832/

Y llegando al postre, entre tantas opciones realmente irresistibles, elegimos el TOMPOUCE, un pastel típico de la festividad holandesa que se prepara con masa hojaldrada, crema y una capa de gelatina de color naranja. Dato de color: suele consumirse el 27 de abril, Día del Rey.

La decisión es difícil porque las propuestas son variadas pero seguro volveremos a visitar éste destino. Hasta la próxima !!!

 

Últimas Notas

No todo el amor es tóxico

Malena

“Los rotos”, cuentos que abordan temas actuales con una mirada crítica

Martin

David Mamet, el cineasta de los rompecabezas morales

Max

Deja tu comentario