13.9 C
Mar del Plata
octubre 3, 2022
Pedro Saborido. Foto: Mauricio Arduin | Bacap Noticias.
Interés General Lo de Acá

Saborido: Historias del conurbano y una definición del marplatense

Pedro Saborido siempre tiene historias y opiniones dignas de ser contadas. Una charla con el escritor, guionista, productor y director que no te podés perder.

Por Marcelo Díaz

Pedro Saborido viene habitualmente a Mar del Plata. Se lo puede ver caminando por la Rambla disfrutando de esa “ventana al mar” o en la mesa de una pizzería de barrio. “Me preparé dos días para venir a comer a la Llamarada”, le dice a Bacap haciendo mención al punto gastronómico del barrio Nueva Pompeya y que es en apariencia, “solo para los de acá”

La excusa de la nueva visita por estos días fue la de participar del comienzo del ciclo de charlas Verano Cultural Banco Provincia.  Su último libro (Una Historia del Conurbano de editorial Planeta) es el punto de encuentro para intercambiar diálogos con sus lectores y admiradores; y por supuesto, con Bacap. 

Una Historia del Conurbano está compuesto de veinte relatos descriptivos de un punto geográfico que contiene a “todas las Argentinas y que, de alguna manera, se parece a la historia de Mar del Plata”, nos resalta con su tan característica e inconfundible voz.

En esa línea, el autor y guionista agrega que “las identidades son dinámicas y Mar del Plata tiene la particularidad de ser dos ciudades. Esa de invierno, acostumbrada a la intimidad y la otra, esa que explota y que se duplica en habitantes.”

– ¿Cómo ves la ciudad en tus visitas?

– Yo veo una ciudad que se conecta mucho con el afuera. No sé si tiene que ver con ese frente marítimo y abierto tan distinto al que estamos acostumbrados en Buenos Aires. Es una ciudad gigantesca combinada con una rambla majestuosa, es una ciudad que pareciera que todo el tiempo está mirando al mar, como contraparte de la ciudad de Buenos Aires que hace todo lo contrario con su costanera.

El marplatense

– ¿Podés definir al marplatense?

– No me animo a definirlo “al Marplatense”, por respeto. Los veo  dinámicos, con mucha personalidad,  muy amigos de su ciudad, pero que por momentos la odian, en algún sentido.  Pero en general los veo amantes de su ciudad, sabiendo que tienen una ciudad hermosa en la que rápidamente pueden contactarse con la naturaleza… tenés mar y sierra en menos de 15 minutos… aunque estoy seguro que debe haber una gran cantidad que hace años que no va a ni a uno ni a otro. Pero sabe que está ahí.  Mar del Plata tiene un tamaño para quedarse y no querer irse. 

– Y ese dinamismo de la identidad a qué lo atribuís 

– El marplatense tiene una identidad dinámica porque está hecho de gente que se va sumando. Tiene una gran base nativa pero a medida que voy conociendo gente muchos me cuentan que vino de Tandil, de Olavarría o de Buenos Aires o Mendoza… pero todos se sienten marplatenses. 

Verano Cultural Banco Provincia
Pedro Saborido durante su presentación en el ciclo “Verano Cultural Banco Provincia”. Foto: Mauricio Arduin.

– ¿Parecido a lo que pasa en el conurbano?

– Hay dos propiedades sobre Mar del Plata, una es la del marplatense y otra la de los argentinos sobre la ciudad.  En verano es una ciudad de la que todos los argentinos se sienten dueños y es lógico que el marplatense se sienta invadido y que acepte que no es la misma ciudad.

La historia del conurbano es –de alguna manera- similar a la de Mar del Plata. Es la historia de ir en busca del crecimiento constante. Hasta tienen la misma lógica y el verano es el punto máximo.

Mar del Plata peronista

– Explica de alguna manera el planteo de la época peronista 

– Mar del Plata es un símbolo peronista. Es, de alguna manera, un bastión que se le disputó a la oligarquía con el fin de igualar derechos. 

– Esa simbología se ve en los hoteles e instituciones con referencias peronistas. Sin embargo la ciudad políticamente le ha sido esquiva después del 55.

– El peronismo es más expresivo. Todas las obras que están vinculadas a logros por la implementación de su política llevan nombres bien peronistas. Los otros, le ponen el nombre del dueño o un nombre fantasía… al peronista le gusta remarcar que eso que estás viendo es producto de esas políticas. 

– Y eso molesta y genera rechazo…

– La presencia del peronismo no solamente está, sino que constantemente te lo repite. Caminas cinco cuadras y te cruzas cinco hoteles con nombres relacionados al peronismo. Los hoteles gremiales que no se llaman Perón, se llaman Evita o 17 de Octubre. 

Es una forma de estar escuchando todos los días la marcha peronista, el peronismo está todo el tiempo reafirmándose porque necesita asentar su identidad, quizás porque siempre está a punto de ser corrido, dejado de lado o ninguneado. Ahí es donde aparece la necesidad de la identidad, cuando corre el peligro de la existencia. 

Pero tampoco es que en Mar del Plata no se vota al peronismo, también tiene un fuerte apoyo.

Pedro Saborido. Foto: Mauricio Arduin.

– ¿Cómo pasaste la pandemia?

– Me la pasé cuidándome para no llevarle problemas al sistema de salud, tratando de ser un problema menos. 

– Con los negacionistas, cómo te llevas…

– A los antivacunas, por suerte no son muchos, hay que tratar de explicarles. Charlarlos, no solamente quedarse en la indignación.

El ejercicio del debate es el ejercicio de la exposición de lo que pensas. Tratar de que el otro deje de pensar de una manera requiere de otra cosa, y no es discutir, sino charlar. Ver las contradicciones … pensar por qué piensa de esa manera. La gente no piensa de una manera porque se le ocurre, tiene que ver con su historia, porque le han sucedido determinados hechos y a partir de  ahí genera su pensamiento. Hay que escucharlos, tenerles paciencia… no se puede perder la paciencia porque ahí entra la discusión y con discusión se produce el bloqueo. 

Últimas Notas

¿Mar del Plata puede comprar vacunas?

redaccion

¿Cuántas camas de internación hay en Mar del Plata?

Manuel

La vida humana está sostenida por el trabajo de cuidado

redaccion

Deja tu comentario