13 C
Mar del Plata, AR
mayo 29, 2024
Mar del Plata: ¿Qué pasó con la exploración offshore?
Lo de Acá

Off-shore: el arranque del Argerich – 1, los desafíos para el puerto y los números en perspectiva

Esta semana llegará el Valaris DS-17 que comenzará la perforación a fin de mes. Namibia y Guyana, espejos y antecedentes. Izaje y espacio, las necesidades de los muelles marplatenses. ¿Qué podrá aportar la ciudad? Fuentes de trabajo, barriles y años: las cartas que aún están en el aire.

 

Por Thom Lahitte

En lo que va de 2024, la palabra off-shore apareció reiteradas veces sobre la mesa, casi siempre vinculada al arribo de buques de apoyo al puerto marplatense. En los más de tres años de irrupción en la agenda local, cada movimiento relacionado a la industria dio la sensación de inminencia: siempre parece que el crudo está a la vuelta de la esquina.

No obstante, los proyectos de la Cuenca Argentina Norte (CAN) se encuentran en la segunda de al menos seis etapas identificadas por las fuentes técnicas y que de comienzo a fin suponen un proceso que puede estirarse hasta 40 años. La perforación del Argerich – 1, a 315 kilómetros de la costa de Mar del Plata, se ubica entre las etapas de exploración y la evaluación. El pozo exploratorio ubicado en el CAN-100 pondrá primera en breve. La próxima semana llegará el drillship Valaris DS-17 y a fin de mes comenzará la perforación per se. Dicha actividad se extenderá hasta junio y será clave a los fines de develar la viabilidad económica de la zona.

Si los resultados son positivos se realizarán otros pozos delimitadores del área de interés. ¿Cuándo podría comenzar la explotación? En el marco de la charla “Exploración y producción de hidrocarburos costa afuera: mito o realidad”, el ingeniero Diego Lamacchia aventuró una fecha: 2032.

¿Por qué las compañías ponen el ojo en esta zona del Atlántico? Los motivos son variados. Uno se remonta 120 millones de años atrás cuando África y América del Sur eran tierras contiguas. El área explorada se asemeja a la de la costa de Namibia. Allí, los pozos Venus y Graf significaron un importante descubrimiento para la industria.

Por otra parte, las imágenes satelitales revelan pequeñas filtraciones de material. La posibilidad de hallar un reservorio de hidrocarburos viable económicamente es del 20%. Según Lamacchia, más allá de lo exiguo de la cifra, es un porcentaje alto. El número desnuda, a su vez, el riesgo de la inversión que lleva, entre otras cosas, a la asociación entre empresas, como la acontecida entre YPF y la noruega Equinor.

La similitud del Atlántico de las actuales Argentina y Namibia en el período Aptiano 121 millones de años atrás. Fuente: Más Energía – lmneuquen.com.

Desafíos para el puerto y la lógica del subcontrato

A pesar de los rumores y las intenciones de varias ciudades costeras, Mar del Plata se quedó con la cucarda de base operativa. Como informó en el pasado Bacap, el principal argumento a favor de “La Feliz” es la distancia hacia las zonas de interés. No obstante, los muelles requerirán de mejoras en dos sentidos: espacio e izaje.

La primera variable se ve afectada por los buques inactivos y la chatarra flotante presente en las distintas zonas del puerto. En ese sentido serán claves los programas de desguace y los incentivos para la desafectación de barcos impulsados por el Consorcio Portuario Regional. Otra posibilidad -hoy más lejana- es el avance de obras como el Espigón 9, que supondría la ampliación de la oferta de amarre.

El segundo punto es otro de los debes que tiene el puerto en materia de logística: las grúas. El acarreo de materiales pesados requerirá de maquinaria específica que hoy no existe o es insuficiente.

Más allá de la infraestructura, ¿qué se puede aportar desde Mar del Plata? Durante la charla, Lamacchia describió una lógica basada en la tercerización de cada parte del proceso. Empresas locales podrían convertirse en proveedoras autorizadas de alimentos, maquinaria o tripulación.

“Dubai”, matices y ¿una Vaca Muerta submarina?

Como toda actividad novedosa para una comunidad, el off-shore generó sus propios “apocalípticos e integrados”. Dentro del último grupo se ubican aquellos que ponderan, ante todo, los beneficios económicos que la industria traería para la ciudad y la zona. Las declaraciones más altisonantes aventuraron una “Dubai” en el Atlántico.

No obstante, buena parte de los números lanzados en materia de empleos o producción dependen de la cantidad de pozos operativos. A la vez, muchas de las cifras expresan un posible total en 20 o 30 años de producción y no un efecto inmediato.

¿Cómo sería tomando el caso de un único pozo? El barco productor requiere al menos de 100 personas. Por cada nave se estiman otras mil en todos los derivados que suponen el apoyo activo a la misma. De ahí en más, la multiplicación según la cantidad de perforaciones que también se reflejará en puestos de trabajo en tierra.

Los actores del rubro comparan el potencial del off-shore en el Mar Argentino con el de Vaca Muerta. Según algunas estimaciones, los reservorios podrían ser incluso mayores a los del suelo neuquino. Por día, la actividad hidrocarburífera en el Atlántico podría dar cerca de 100.000 barriles diarios.

 

Últimas Notas

 Continúa la renovación del Paseo Costero Norte

redaccion

El ensamble “De Los Nuevos Tiempos” se presenta en ECEM

redaccion

Abren la inscripción a la carreras gratuitas de Programación, Computación y Analista de Alimentos

Albertina

Deja tu comentario