10.5 C
Mar del Plata, AR
mayo 29, 2024
Festival de Cine Lo de Acá

El día que el legendario Roger Corman estuvo en Mar del Plata

El fallecido director y productor más importante de la historia del cine moderno norteamericano recorrió las calles de nuestra ciudad en el marco del Festival Internacional de Cine. 

A los 98 años falleció el legendario director, productor, distribuidor y mentor Roger Corman. Su carrera se extendió por siete décadas e incluyó más de 500 créditos de producción. Durante este periodo, fue pionero al dar oportunidades a futuras estrellas y directores de Hollywood como Jack Nicholson, Bruce Dern, Peter Fonda, Francis Ford Coppola, Martin Scorsese, James Cameron, Peter Bogdanovich, Gale Anne Hurd, John Sayles, Ron Howard y Jonathan Demme, quienes comenzaron sus carreras bajo su tutela.

Formado en el fin de la época dorada de los grandes estudios, Roger Corman tomó de ellos el estilo productivo al que dotó de una singular diferencia: hacer todas las películas que en la Meca del cine hubiesen sido imposibles. La mayoría de las películas de Corman fueron muy criticadas, excepto por los fanáticos del género. 

En 1960, Corman inició una serie de películas basadas en las obras de Edgar Allan Poe. A este período se lo conoció como «cine de terror gótico». Las más notable fueron “El péndulo”, «La máscara de la muerte roja», La caída de la casa Usher», «El tumba de la Ligeira» y «El Cuervo».  Si bien ya se habían adaptado las obras de Poe al cine, fue Corman quien le dio popularidad al escritor maldito. 

En 2002, con 74 años, Roger Corman estuvo en Mar del Plata en el marco del Festival Internacional de Cine. Se hospedó en el Hotel Hermitage donde recibió a los medios de comunicación y a sus fans que todo el tiempo estuvieron pidiéndole fotos y autógrafos. Corman en su Masterclass habló sobre sus anteriores visitas a la Argentina y destacó su colaboración con Héctor Olivera, por ejemplo «El cazador de la muerte» (1983).  En la conferencia, el realizador expresó: «Ahora que la situación cambiaria es ventajosa y teniendo en cuenta la excelente calidad de los técnicos argentinos es posible que retomemos ese esquema de coproducciones. Las cinco o seis que hicimos juntos durante los años 80 y comienzos de los 90 tuvieron mucho éxito en Estados Unidos». 

¿Qué aportó Corman a nuestro país?

Durante ocho años se realizaron películas norteamericanas que ofrecieron una fuente de trabajo con cierta constancia y regularidad para una industria que en aquellos años no pasaba por su mejor momento.  Héctor Olivera dijo hace unos años que fueron «imprescindibles para mantener abiertos los estudios (Baires)». En Babilonia Gaucha, Corman rompió con cierto temor de los productores estadounidenses a filmar en Argentina. Abrió una puerta por la que luego, aprovechando las condiciones económicas favorables, ingresaron una larga serie de realizaciones extranjeras:  La misión (The Mission, Roland Joffé, 1986), con Robert De Niro, Jeremy Irons y Liam Neeson, candidata a siete premios Oscar; Fábrica de locuras (Gung Ho, Ron Howard, 1986), con Michael Keaton; Naked tango (Leonard Schrader, 1991), con Vincent D’Onofrio; y Highlander 2 (Highlander II: The Quickening, Russell Mulcahy, 1991), con Sean Connery, Virginia Madsen y Christopher Lambert.

“Fue un privilegio conocerlo. Era un gran amigo. Dio forma a mi infancia con películas de ciencia ficción y epopeyas de Edgar Allen Poe”, dijo John Carpenter , director de “Halloween”, “The Thing” y otras películas clásicas de terror y acción, en Twitter. “Te extrañaré, Roger”.

A lo largo de su vida, Corman fue reconocido por su contribución al cine. En 2009 le otorgaron un Oscar honorífico, El año pasado recibió la Palma de Oro Honorífica en Cannes de la mano de Tarantino y además el Press Club de Los Ángeles le otorgó un Premio al Narrador Distinguido, y la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y el Gremio de Productores le otorgaron honores similares.

Roger Corman permaneció hasta el final como una figura querida y respetada tanto por aquellos que habían aprendido el oficio junto a él como por esos espectadores que supieron admirar su única combinación de sensibilidad cinéfila y caradura. Por algo hablamos del hombre que tituló sus memorias «Cómo hice cien películas en Hollywood y no perdí ni un centavo».

Últimas Notas

Abril se despide con dos asombrosos fenómenos astronómicos visibles desde Mar del Plata

admin

Teatro y diversidad: la tragicomedia de un actor transformista por José Toccalino

Martin

Mar del plata: lanzaron un chatbot para realizar consultas sobre Zoonosis

redaccion