8.9 C
Mar del Plata
julio 31, 2021
Lo de Acá

Coronavirus: más de 100 estudiantes trabajan para cortar la cadena de contagios

El Centro de Telemedicina Central (CeTec) implementado por la Provincia tiene su sede local en la Escuela de Medicina. A través de llamadas telefónicas, buscan localizar contactos estrechos de los casos positivos o sospechosos de COVID-19. Además, es la primera experiencia laboral y de contacto con los pacientes de los futuros profesionales.

Por Manuel Straccia

Alrededor de 120 estudiantes de la carrera de Medicina, Psicología, Enfermería, Trabajo Social y Terapia Ocupacional, acompañados por una veintena de docentes voluntarios, son los encargados de llevar adelante un plan diseñado por el Ministerio de Salud bonaerense para cortar la cadena de contagios de coronavirus. 

Son 20 computadoras, divididas en dos secciones de 10, y dos turnos de trabajo de lunes a sábados. Cada estudiante y docente realiza su tarea una vez a la semana. Allí se reciben los datos de personas hisopadas, se toma contacto con ellas y se solicita información acerca de sus contactos estrechos, a quienes se los llama para indicarles que cumplan con el aislamiento. Además, se les ofrece ayuda psicológica y social cuando son necesarias.

El programa diseñado por la Provincia articula con la Universidad Nacional de Mar del Plata. El número que utilizan para llamar es el 1160765700, lo que puede generar cierto rechazo inicial por parte de los marplatenses a atender un número ajeno a la ciudad. Sin embargo, no han tenido mayores inconvenientes en las respuestas

“El criterio de contacto estrecho es: una persona que ha estado por más de 15 minutos sin el uso de tapabocas, o compartiendo algún utensilio, en general conviven o compañeros de trabajo. La llamamos por teléfono a la persona que se hisopó, tenga o no resultado, y pedimos los datos de las personas que consideramos contacto estrecho y nos comunicamos para darle las recomendaciones de aislamiento, cuidado e higiene. También se articula con otras facultades porque tienen un dispositivo de soporte de salud mental, si los chicos detectan alguien angustiado, ansioso, que aparecen algunas cuestiones más alrededor, se los contiene y acompaña. Y en relación a necesidad de alimentos u otra asistencia se articula con Trabajo Social”, detalló Silvana Pedernera, Licenciada en Terapia Ocupacional y docente voluntaria que trabaja en el CeTec.

El esquema consiste en la recepción de datos personales e identificación de síntomas. Luego, se hace un seguimiento de la persona, para que sea una situación “empática”, que el paciente se sienta escuchado y acompañado. “Nosotros hablamos desde un lugar de cuidado, no controlamos si hizo bien o mal, no hay nada de juzgar. Es un criterio de salud, de acompañar al otro en el proceso y darle la información que a veces desconoce”, explicó la docente.

La experiencia estudiantil

Para Pedernera “es motivante para los estudiantes tomar contacto con las personas, al no tener cursada esto es como venir al aula” y “es un ejercicio también de interdisciplina, que se practica en el campo”. “Algunos que recién empezaban, primer o segundo año, el CETEC los trajo a aprender en vivo y en directo”, agregó.

Alfredo, que cursa el segundo año de Medicina, contó que la experiencia “es bastante buena” en líneas generales, aunque cada llamado presenta un desafío diferente. “Es bueno para la experiencia, el contacto con las personas, saber comunicar, estar cercano a la población para ayudar, dar una mano”, expresó.  

Los estudiantes realizan entre 5 y 6 llamados diarios, aunque algunos días pueden ser más. Augusto, que también cursa el segundo año, detalló que primero se presenta y busca generar confianza en la persona. Luego, procede a preguntar si se ha realizado el hisopado y, fundamentalmente, cómo se encuentra y si necesita algún tipo de ayuda.

“Ya después buscamos los contactos estrechos y nos comunicamos con ellos sin decirles quién fue el contacto. Les decimos que tiene que hacer cuarentena obligatoria hasta el resultado del hisopado de la otra persona”, contó.

El trabajo del Centro de Telemedicina es fundamental para poder evitar la circulación del virus, logrando detectar a tiempo los contactos estrechos. Además, permite brindar apoyo a los pacientes que necesiten cuidados que van más allá de los síntomas del COVID-19, como la necesidad de alimentos o apoyo psicológico. 

“Esto es sumamente necesario. La filosofía de la currícula innovadora de medicina es el anclaje en la comunidad, tomar contacto con las personas. Es la única manera que tenemos de evitar los contagios, respetar el aislamiento, las medidas de higiene y cuidado. Si podemos brindar esa información a la comunidad, creo que es altamente necesario”, concluyó la docente.

Últimas Notas

Buscarán petróleo en cercanías a Mar del Plata

redaccion

La pandemia potenció el desarrollo del sector TIC de Mar del Plata

Claudia

“Mi primer comercio”, una propuesta del Municipio para nuevos emprendimientos

redaccion

Deja tu comentario