12.6 C
Mar del Plata
junio 14, 2021
Lo de Acá

La Villa Ortiz Basualdo es Monumento Nacional

Allí funciona el Museo Municipal de Arte Juan Carlos Castagnino. Además, la Villa Normandy y la Villa Blaquier junto a la Iglesia y Colegio Stella Maris, fueron declarados Bienes de interés arquitectónico nacional.

La emblemática casona Villa Ortiz Basualdo fue declarada oficialmente “Monumento Histórico Nacional” por medio del Decreto Nacional Nº1.039/2020. La residencia veraniega constituye uno de los últimos testimonios de la arquitectura pintoresquista de principios del siglo XX en Mar del Plata. Lleva el nombre de la familia propietaria, los Ortiz Basualdo, originaria de la Capital Federal, que la habitaba cada verano entre 1910 y 1970.

Gracias al trabajo conjunto entre la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos y el Municipio -desde la Secretaría de Cultura y el Área Preservación del Patrimonio dependiente de la Secretaría de Obras y Planeamiento Urbano de la comuna.

Al respecto, el Secretario de Cultura municipal, Carlos Balmaceda, aseguró que “estamos muy contentos y orgullosos por la declaración como Monumento Histórico de la Villa Ortiz Basualdo. Esto significa el reconocimiento al valor patrimonial que tiene la Villa, que es de dominio público”.

“La declaración permite que estos bienes gocen de una protección jurídica específica para preservarlos, enriquecer su vida artística y cultural y la exhibición de todo lo que esto implica” y agregó que “lo que a nosotros nos interesa no es solo el patrimonio tangible como lo es la estructura edilicia, sino también y, específicamente, el patrimonio intangible que tiene cada una de estas obras”, añadió.

La Villa Normandy, la Villa Blaquier y el conjunto arquitectónico de la Iglesia y Colegio Stella Maris fueron declarados Bienes de Interés Arquitectónico Nacionales, luego de la elevación y confección de las propuestas de protección a nivel nacional de estos bienes de alto valor patrimonial.

Asimismo, se encuentran en trámite de declaratoria otras obras icónicas como es el caso de la Villa Victoria Ocampo.

Arquitectura, diseño y valor patrimonional

La relevancia de los diversos profesionales que actuaron en esta Villa, así como el hecho de configurar una muestra del marco arquitectónico de la vida y las costumbres en los orígenes del balneario marplatense, le otorgan un alto grado de interés cultural.

La Municipalidad se ha hecho cargo de su tenencia y salvaguarda en el año 1980 y forma parte del listado de bienes de interés patrimonial protegido por la Ordenanza 10075/95.

En el primer piso se exhibe una selección del mobiliario y equipamiento original de la residencia en distintos ambientes: el oratorio, las salas de música y de lectura, el comedor principal, el comedor de niños, el office para mozos, tres dormitorios, un hall central con balcón para músicos, un toilette y ascensor

Otros estilos representados son: el neogótico (hall de planta baja, escalera de acceso al primer piso y oratorio) y el francés (sala de música), que corresponden a la remodelación de 1919. Originariamente, en la planta baja estaban distribuidas las dependencias de servicio (cocina, comedor de empleados y cuartos de labores domésticas), en el primer piso los ambientes de estar y reunión, en el segundo y tercero se ubicaban los dormitorios y baños, y en el cuarto nivel (ático) habitaciones para el personal y depósitos.

La escalera principal conecta los pisos que utilizaba la familia y sus invitados. La escalera auxiliar, que llega hasta el ático y los entrepisos era usada por el personal. En el sector posterior del edificio e integrado a éste en el primer piso, se observa la vivienda que alojaba a los caseros (dos plantas) con salida independiente.

El parque llegaba hasta la esquina de Viamonte y contaba con un sector de canchas de tenis.

Últimas Notas

¿Qué pasó con la aplicación del lenguaje inclusivo en la UNMdP?

Julia

¡Fanzinante!, un encuentro para fanáticos de la historieta

redaccion

¿Me explicás qué es el Bitcoin y por qué está de moda?

Martin

Deja tu comentario