8.8 C
Mar del Plata
junio 15, 2021
Lo de Acá

“Quimio con Estilo”: solidaridad marplatense por un cáncer “un pelito más fácil”

La ONG surgió en febrero de 2017, cuando a Fernanda Mel le detectaron un tumor en la mama y debió comenzar quimioterapia. Quedarse pelada fue un shock, más aún considerando que se dedica a la estética hace más de 13 años. Hoy, combina saberes y hace pelucas para pacientes en la misma situación en la que una vez estuvo.

Por Azul Paci

La mayoría de las veces una visita al médico es sólo eso, aunque, en otras ocasiones, una mancha, algo que no debía estar puede llevarse por delante todo lo planeado hasta el momento. De repente, una complicación puede poner en jaque nada más y nada menos que la vida de uno. Ante una noticia así, hay múltiples reacciones y es difícil no dejarse llevar por el temor, pero algunos lo ven como una oportunidad para pegar un volantazo.

Fernanda Mel tenía 44 años cuando le detectaron cáncer de mama en el 2017 y debió comenzar quimioterapia. Luego de más de 13 años de dedicarse a la estética, quedarse pelada no era una opción agradable y dio origen a lo que hoy se convirtió en el proyecto de su vida: “Quimio con Estilo”.

“Cuando el médico me dio el diagnóstico lo único que le pude decir fue que si esto me pasaba era para ayudar a la gente”, recuerda Mel sentada en la sede de la organización donde no solo regalan pelucas y hacen maquillajes gratuitos, sino que también se reparten desayunos y brindan asistencia a través de acompañantes terapéuticos y otros profesionales.

“Un día, una chica vino a ver si entregábamos pelucas, así empezó. Nosotros somos peluqueros, pero no sabíamos y tuvimos que aprender. A partir de ahí, empezamos a prestárselas gratis a los pacientes. A veces, la gente piensa que la estética es algo superfluo, pero no es así. Si la persona se ve bien, se siente bien”, considera.

Solidaridad y saberes

De esta manera, cambió el dolor por solidaridad, por empuje, y combinó saberes para ayudar a pacientes en su misma situación. “Yo me dedico a la estética y me preguntaba cómo iba a dar clases estando pelada, pero pude hacerlo. Digo que el cáncer es el mejor aprendizaje de mi vida porque pude encontrarme con un montón de gente y ayudarlos a transitar este camino que no es para nada fácil”, asegura.

Cuatro años después, entiende que hubo una frase clave: “Para poder seguir a veces hay que empezar de nuevo”, y eso hizo. “Me entregué a la espiritualidad para que me diera fuerzas para poder seguir porque cuando a uno le dicen que tiene cáncer es como un mazazo en la cabeza”, cuenta.

“Apoyamos para que se les haga la vida un pelito más fácil”, concluye, mientras se prepara para recibir una nueva donación de cabello. Debido a la cuarentena, la sede ubicada en Salta 1660 sólo recibe pacientes y donantes los martes de 11 a 14, con turno.

Así, sin ninguna ayuda del Estado, de agrupaciones o del sector privado, Fernanda Mel, los integrantes de Quimio con Estilo y quienes se acercan a donar, sacan dinero de su bolsillo y colaboran con el trabajo de una organización sin fines de lucro, pero con fines de ayuda.

Últimas Notas

Buscan generar empleo para mujeres en situación de vulnerabilidad

Albertina

El Inidep se sumó al “Día de Acción de Acidificación Oceánica”

redaccion

En una playa junto al mar: el choque entre lo público y lo privado

Manuel

Deja tu comentario