12.6 C
Mar del Plata
junio 14, 2021
Lo de Acá

Me cuidan mis amigas: el reclamo de justicia por Úrsula en Mar del Plata

La movilización a Tribunales tuvo una masiva réplica en la ciudad. Miles de personas marcharon para exigir respuestas al Estado ante los femicidios. Voces, testimonios e historias de mujeres que salieron a la calle. 

Por Aldana Arén

En este momento, el número es redondo: hubo 50 femicidios en los 49 días que transcurrieron del 2021. Dentro de unas pocas horas, seguramente, sean 51. El lunes 8 de febrero, el día en el que Matías Ezequiel Martínez mató a Úrsula Bahillo en Rojas, otras dos mujeres fueron asesinadas. Florencia Figueroa, de 23 años, y Carmen López de Vargas, de 62. 

En este momento, el nombre de Úrsula es el séptimo en la lista de femicidios del Observatorio Lucía Pérez. Dentro de unas pocas horas, seguramente, sea el octavo.

Miles de mujeres se movilizaron a los Tribunales de todo el país con Úrsula como bandera. Porque siempre hay una gota que rebalsa el vaso, que reúne el dolor de todas las muertas en un grito que se repite: basta.

“Salimos a la calle porque es nuestro derecho volver sanas a casa. Que nuestras hijas puedan salir a bailar salir a cualquier lado y que lleguen a sus casas. Creo que por eso salimos todas, la calle está llena y eso te hace ver que no estamos solas. Vamos a conseguir que no haya más Úrsulas y que todas vuelvan a casa y nosotras, madres, hagamos que nuestras hijas crezcan sin miedo.”

Mariela Acosta tiene 31 años. Desde 2016, en su casa en el barrio San Jorge funciona el comedor y merendero Mario Ovejero. Cuando se enteró del asesinato de Úrsula, les propuso a las vecinas hacer una campaña con carteles que publicaron en su Facebook. Decían Basta de femicidios, justicia por Úrsula, Ni Una Menos. La noticia movilizó a todas. 

“¿Qué pasa si un día nos pasa a nosotras? ¿Qué vamos a hacer si matan a una vecina?”

En San Jorge, como en tantos otros barrios, cuando una mujer sufre violencia de género primero acude a la casa de Mariela. Luego, tal vez, a hacer la denuncia. Es que la respuesta más rápida nunca está en el Poder Judicial. 

Fotos: Mauricio Arduin

Marta Montero conoce bien este lugar. La sede de Tribunales ubicada en Almirante Brown esquina Tucumán. Aquí mismo, dos años atrás, el Tribunal en lo Criminal N°1 absolvió a Alejandro Maciel, a Juan Pablo Offidani y Matías Farías, los tres acusados por el femicidio de su hija, Lucía Pérez. 

El fallo de los jueces Aldo Daniel Carnevale, Pablo Javier Viñas y Juan Facundo Gómez Urso fue anulado y están a la espera de un nuevo juicio. En el marco de esa lucha, Marta no dejó de acompañar a todas las madres y familiares de víctimas de femicidios en cada uno de los reclamos de justicia.

Somos los que hemos perdido a nuestras hijas. Ojalá a nadie le pase. Pero a los que desgraciadamente nos pasó, es una herida que jamás en la vida se volverá a sanar. Estas herido de por vida, te atravesó el dolor y la injusticia. La injusticia de un Poder Judicial que no le importa un carajo. Eso nos pasa”.

Marta Montero

Vinimos por el femicidio de Úrsula y por todas las de este año. Ya no sabemos cómo más pedir justicia. Por eso estamos en Tribunales. Que dejen de pedirnos a las mujeres que nos alejemos a la primera piña y que les pidan a los hombres que no nos maltraten. Justicia, porque a nosotras no nos cuida nadie de la policía, nos cuidamos entre nosotras.

Julieta, organización Mardelucha

“La importancia de estar hoy en la marcha repudiando los femicidios tiene que ver con que Hemos avanzado con un montón de derechos y todos los hicimos juntas, unidas y con la fuerza de la presencia visible en las calles. No solo somos muchas, no solo queremos más derechos e igualdad, sino que también estamos en todos los lugares del país y con un solo grito en unidad.”

Abigail, Sec. de Género CTA-T

Últimas Notas

¿Sabías qué? Licencia de conducir

Aldana

Las plazas marplatenses se convirtieron en escenarios de clases, música y baile

Azul Azul

Hospital Municipal: años de promesas sobre un sueño intangible

Manuel

Deja tu comentario