18.8 C
Mar del Plata
mayo 15, 2021
Lo de Acá

Las ventanas de la percepción

El artista marplatense Andrés Crego ha “construido” mundos paralelos en distintos puntos de la ciudad y el mundo, con su Open Window Project. Intervenciones que quedan a disposición del público en las calles. Conocé su historia en Bacap.

Por Martín Zelaya

William Blake, poeta y pintor inglés escribió: “Si las puertas de la percepción fueran depuradas, todo aparecería ante el hombre tal cual es: infinito”. Este artista del siglo XVIII y XIX, considerado por algunos como el mayor exponente de la cultura británica, supo sintetizar en estas palabras lo infinito de nuestro cerebro, de nuestras posibilidades, de nuestra imaginación sin el tamiz del prejuicio, de la institución.

El dibujo estimula la creatividad, nos da la posibilidad de pensar mundos imaginarios en nuestra cabeza, nos educa, nos enseña. Al igual que la escritura; dibujar, equivocarnos y hacer tachones, nos humaniza, nos corre de ese lugar incómodo del “temor al error”, rompe ese engranaje de origen escolar para abrir un canal sin límites de expresión.

Con 35 años y algunos desencuentros con la ilustración y su profesión; la arquitectura. Andrés Crego supo encontrar un camino en el mundo del arte. Desde chico, el joven marplatense tenía una pasión y talento por el dibujo siempre motivado por sus padres. Hoy es un artista completo que transita el cómic, el arte digital y callejero. Trabaja con marcas como Posca, 7up, Sumatra, Camarón Brujo, entre otras.

Los comienzos en el dibujo

Desde los 3 años Andrés ya mostraba su poder de observación en los dibujos que hacía en el jardín. “A mi vieja la llamaba mi maestra del jardín diciéndole que yo dibujaba personas con todas las partes del cuerpo, sin saber contar. Es decir, con dos brazos, dos piernas y los 5 dedos para cada extremidad”, recuerda Andrés Crego, artista de la ciudad.

“Mis viejos siempre me ayudaron y acompañaron, más allá de que por ahí querían que estudiara algo más. Más que nada porque entendían que con el dibujo era difícil vivir en Argentina y yo también lo entendía así. Por eso estudié arquitectura”, remarca el ilustrador marplatense.

Foto: Mauricio Arduin.

“Era tal la fascinación que tenía por los dibujos animados que cuando iba al cine o miraba historietas prestaba atención a la trama en sí, sino los recursos que se usaban para las sombras, colores o generar efectos visuales”, dice Crego.

Ya desde los 14 años, Andrés gastaba sus ahorros en materiales para dibujar, que no son nada baratos, así alimentaba su pasión. 

Consolidar el trabajo a través de las redes

 “Empecé con redes sociales, Facebook principalmente haciendo humor gráfico. Luego me llamaron de un medio digital y comencé a publicar ahí. Eso me ayudó a sumar seguidores en mis cuentas. Después, entendí que quería mostrar más, además de humor gráfico, porque soy muy detallista y hay laburos que son más expeditivos rápidos”, recuerda Crego.

Siempre dibujó a mano pero veía en lo digital una herramienta “superpoderosa”, según sus palabras y por eso comenzó a experimentar en este sentido. “Arranqué con una tableta digital normal, después pasé a un iPad y fue increíble dibujar en una pantalla con millones colores. Con esto, descubrí que podía absorber distintos estilos de dibujo podía hacer muchos estilos

“El salto en lo laboral lo doy con Sumatra que me dio una línea de remeras que se llama vagamundo. Eso me voló la cabeza porque es como que tu arte va en la remera y esa remera la elige alguien que le gustó y después la ves por la calle”, explica Andrés.

Foto: Mauricio Arduin.

Este trabajo le abrió puertas a otras marcas como Camarón Brujo y así empezó a mostrarse en Instagram con sus proyectos. Esto ayudó mucho a acelerar su paso en el camino del dibujo y el arte. Así fue que en 2017 lo llamaron de Be Hands para armar un portfolio de mis dibujos.

“Behance es una plataforma de Adobe donde diseñadores y artistas muestran un portfolio virtual y de ahí seleccionan a artistas. En Mar del Plata seleccionaron a 5, y gané. No lo podía creer”, recuerda.

Open Window Project

Con inquietud, curiosidad y pasión; así transita Andrés su camino artístico. “Siempre estoy viendo qué puedo hacer, cómo innovar, cómo crear. No me gusta quedarme en la cómoda”, dice.

En una de esas búsquedas, hace ya tiempo, Andrés recurrió a las intervenciones callejeras, primero en Mar del Plata y después al mundo en cada uno de sus viajes.

C:\Users\Compaq\Desktop\ventana crego.PNG

Con estas intervenciones a las que bautizó como Open Window Project, Andrés Crego hace ventanas de cartón o papel autoadhesivo por distintos barrios de la ciudad. “Esto surge por la falta de espacio para mostrar arte en Mar del Plata. La calle es un lugar, y más ahora con la pandemia. El proyecto lo arranqué hace unos años y lo retomé este último tiempo y lo muestro a través de mi cuenta de Instagram”, explica el artista.

“Todo parte de la creación de un personaje y el público con eso genera una historia. Es decir, hay ventanas a lugares imaginarios en cualquier punto de la ciudad para que la gente que pasa y lo ve, abra esas ventanas y conozca esas historias”, amplía en relación a su proyecto itinerante.

En Mar del Plata hay ventanas en plaza Mitre, el Torreón del Monje, entre otros puntos de la ciudad.

Crego también aprovechó viajes a Estados Unidos (San Francisco, Nueva York) o  Alemania donde también dejó plasmadas sus ventanas a mundos imaginarios.

Etiquetar, la clave del éxito

A principios de los 80´, el marcador de pintura Posca se convirtió en la herramienta fetiche de las comunidades artísticas de la cultura urbana, en particular, entre los grafiteros, que adoptaron rápidamente este marcador para poder expresarse en la calle y compartir su creación con la comunidad.

Andrés solía comprarlos y utilizarlos, su objetivo era poder formar parte del equipo de artistas en Argentina que son auspiciados por la marca. Entonces utilizó las herramientas que tenía a mano: su arte y las redes sociales.

“Me acuerdo que cada publicación que hacía etiquetaba a la marca para llamar la atención. Hice un montón sin éxito, hasta que empezaron a interactuar con mis publicaciones y me di cuenta que había algo ahí”, explica.

Fue para un evento de diseño y motorokers que Andrés tomó coraje y pidió a la marca ser auspiciado por para poder dibujar con los marcadores. Primero se reunió con representantes locales de la firma y luego en un viaje relámpago a Buenos Aires, no sólo concretó el auspicio, sino que pasó a formar parte de los denominados “Artistas Posca” de Argentina.

#AndresIntervieneCosas

Desde pintar la tabla del surfista brasilero Flavio Nakagima (número 1 en 2017) hasta intervenir un ancla, fueron algunas de las intervenciones que realizó el artista marplatense en #AndresIntervieneCosas después de aliarse con Posca. 

“Lo que me di cuenta es que podía llevar mis dibujos a objetos como tablas, calzados hasta paredes o chapas. Además, empecé a jugar con impresiones 3D, lo que me abrió otras posibilidades dentro del rubro”, explica el ilustrador.

De esta forma, Crego llamó la atención de distintas cervecerías y otros locales marplatenses, que quisieron tener plasmada en las paredes sus dibujos.

Últimas Notas

Narcóticos Anónimos, un trabajo de acompañamiento silencioso

redaccion

TEDx: la oportunidad para dar a conocer tu idea

redaccion

Solo el 29% de los cargos jerárquicos en el municipio son ocupados por mujeres

Julia

Deja tu comentario