8.9 C
Mar del Plata
julio 31, 2021
Comer y Beber

Mar del Plata y la región viven una nueva vendimia

Es el momento más esperado por las bodegas después de un intenso año de trabajo. Para dos de ellas será su décima cosecha. En el otro extremo la más nueva tendrá su primera experiencia.

por Hugo Palavecino

Es tiempo de vendimia en Mar del Plata, Balcarce y Tandil. Un momento esperado, deseado y lleno de ilusiones de una gran cosecha tras un año atípico marcado por la pandemia -que seguimos atravesando- y donde, como siempre, el clima (léase lluvia) jugó un papel importante, para bien y para mal.

En Mar del Plata hay dos bodegas. Una es Trapiche Chapadmalal, en la zona sur de la ciudad, donde se producen los renombrados vinos y espumosos Costa y Pampa, que vive su décima vendimia- La otra es la flamante Castel Conegliano, ubicada 43 kilómetros tierra adentro -en el límite con Balcarce-, con su primera cosecha.

En Tandil está la bodega Cordón Blanco, que al igual que la marplatense Trapiche Chapadmalal atraviesa su décima cosecha. En Balcarce, en tanto, la bodega Puerta del Abra trabaja en su séptima vendimia.

Trapiche Chapadmalal – Costa y Pampa

El enólogo Ezequiel Ortego y su equipo de trabajo comenzaron la vendimia a principios de marzo levantando Pinot Noir y Chardonnay para la base de los futuros espumosos.

Tras 15 días de trabajo y 30 mil kilos de uva mediante, continuaron con el Sauvignon Blanc, trabajo que se vio interrumpido por las lluvias de la semana pasada. Quedan aún tres cuarteles de la uva blanca por levantar. Además, se pudo cosechar algo de Merlot (alrededor de 400 kilos), que aún continúan sin ser parte del portfolio de Costa y Pampa.

Vendimia
Trabajo de selección de racimos de Pinot Noir en la bodega Trapiche Chapadmalal. Foto: Mauricio Arduin.

También por estos días están cosechando Gewürztraminer, una de las variedades cuya producción total se exporta a Estados Unidos, Canadá y algunos países de Europa.

En las próximas semanas comenzarán a cosechar Albariño, Riesling, Pinot Gris y Pinot Blanc, más lo que queda por levantar de Chardonnay y Pinot Noir.

La Mencía, la otra variedad plantada en el viñedo ubicado en Santa Isabel, recién tendría su primera vendimia entre 2023 y 2024.

Cordón Blanco – Tandil

El enólogo Matías Lucas comenzó la vendimia el 20 de febrero en los viñedos de Cordón Blanco ubicados en las fincas Don Bosco y Elena, Tandil. La primera variedad en levantarse fue el Sauvignon Blanc.

Las tareas de cosecha continuaron con las variedades Merlot, Syrah -vuelve a estar disponible tras un 2020 fallido-, y Semillón -se retrasó por el clima y tendrá su debut como varietal en botella-. Y esta semana que terminó fue el turno del Cabernet Franc.

Cordón Blanco vive una nueva vendimia. Foto: Bodega Cordón Blanco.

Este fin de semana, la idea de Lucas y su equipo, es empezar la vendimia de la variedad chilena Carmenere. Para el Tannat habrá que esperar hasta el inicio de Semana Santa o días después.

En la bodega tandilense el miércoles se espera el arribo de varios kilos de Malbec, que se cultivan en un viñedo ubicado en la localidad de Barker, aunque este año no formará parte del portfolio de Cordón Blanco.

Puerta del Abra – Balcarce

La winemaker Delfina Pontaroli comenzó a finales de febrero con la vendimia. Primero levantò Pinot Noir y Chardonnay para la base de espumosos (la novedad de la temporada, porque vuelve a hacerlo después de varios años).

El trabajo continuó con la cosecha de Pinot Noir para los vinos, el resto del Chardonnay y el Riesling. En esta ocasión, el mal clima (“las lluvias de enero”) complicó la producción de Albariño.

Vendimia
Las uvas de Pinot Noir que servirán de base del espumoso de Puerta del Abra.

La semana entrante continuará con las restantes variedades tintas: Tempranillo, Bonarda, Tannat y Cabernet Franc.

Castel Conegliano – Mar del Plata

A 43 kilómetros tierra adentro de Mar del Plata se encuentra la flamante bodega Castel Conegliano, que este año vivirá su primera vendimia. El equipo de trabajo está integrado por el enólogo Tomás Stahringer y el ingeniero agrónomo Juan Martín Maisterrena, y se completa con el enólogo Lucas Mulot.

La cosecha en el viñedo ubicado en La Mostaza comenzó en los primeros días de marzo, cuando levantaron la totalidad del Pinot Noir. El martes 23 será el turno de la variedad italiana Glera (que ocupa la mayor superficie del viñedo y es toda una novedad en Argentina). En los días previos al inicio de la Semana Santa será el turno de otra variedad italiana, Moscato giallo.

Vendimia
Vista del nuevo viñedo marplatense. Foto: Mauricio Arduin.

Las tres variedades serán la base de un espumoso al estilo del Prosecco, que será elaborado bajo el método charmat. Así que si no pasa nada extraño y los dueños del emprendimiento no disponen lo contrario, a fines de 2021 ya se podrá disfrutar de los nuevos vinos de Mar del Plata.

Últimas Notas

Diez curiosidades sobre el queso

redaccion

Un menú para celebrar San Valentín en casa

Hugo

La influencia del terruño en los vinos Malbec

Hugo

Deja tu comentario