13.9 C
Mar del Plata
diciembre 5, 2022
méxico
Interés General

El sueño de volver a viajar se cumplió

Mientras millones de dosis de vacunas trazan rutas aéreas llegando a todos los aeropuertos del mundo, el sueño de volver a viajar empieza a cumplirse.

Por Melisa Morini

Amantes de la aventura, turistas empedernidos, mochileros curiosos o fans del ocio. Toda clase de viajeros vio postergados sus planes y proyectos durante el 2020. Después de alarmantes números en relación a casos de Covid 19 positivos en el comienzo de este año, se avanzó considerablemente rápido con los protocolos y planes de vacunación. Eso permitió que la reactivación en el sector turístico se pusiera en marcha.

Siempre atentos a la situación particular en cada destino, las aerolíneas y los gobiernos comenzaron a incrementar sus ofertas y activar protocolos. Así como la ubicación, la disponibilidad y las fechas son factores elementales a la hora de pensar un viaje, de aquí en adelante también se deberá prestar atención a las medidas sanitarias y restricciones que lleven a cabo los destinos que se planea visitar y los servicios que se ofrecen en cada lugar.

Para esta cronista, que tenía solicitud de visa de turismo y planes en marcha antes de que explote el coronavirus, hubo luz al final del túnel y viajar se hizo realidad cuando efectivamente subí al avión que me transportaría a un paraíso, a un deseo, a una experiencia única, como siempre sucede cuando se abren las fronteras a lo nuevo.

La realidad es que la incertidumbre reina en este contexto donde no se sabe cuándo pueden dispararse los contagios y que eso altere las fichas en cualquier tablero. 

Si bien estamos lejos de que viajar “normalmente” ofrezca seguridad, no es imposible subirse a un avión o intentar un plan de viaje. Es noticia en estos días la apertura de las fronteras por parte de España a turistas provenientes de zonas de riesgo o las escapadas a Estados Unidos a recibir la vacuna contra el Covid. 

¿Cómo fue?

Alerta a ofertas en pasajes, suscrita a fuentes especialistas en el área y con una corazonada en la garganta, México apareció como el destino que reunía todo lo que necesitaba: luz verde, verano y una relación económica amigable para mi bolsillo.

No voy a mentir. La ansiedad me acompañó desde el día de la emisión del ticket hasta que aterricé en Ciudad de México. El boleto advertía la posibilidad de ser sujeto a modificaciones y se conocían, entre allegados y amigos de amigos, más casos de viajes cancelados o pospuestos que despegado en tiempo y forma. Sin embargo, ahí estábamos, sentados en el estacionamiento de Ezeiza esperando la hora de ingreso, tres antes de la salida del avión. En la fila del check in se nos solicitó únicamente Declaración Jurada de salida del país  y pasaporte, por supuesto.

Luego de una muy breve escala en Panamá -motivo por el cual no precisamos PCR-, aterrizamos en territorio de los Estados Unidos Mexicanos. Aquí también debimos completar una Declaración Jurada de Salud y responder cuáles era los motivos del viaje y tiempo de nuestra estadía. La opción “turismo” es válida.

Ciudad de México nos recibió con el cielo cubierto y 24 grados de temperatura. Volver a viajar fue igual que la última vez pero con barbijo. El próximo reporte llegará desde la Costa Pacífica de México, donde son protagonistas el surf, las playas bellísimas y los marplatenses. 

¡Hasta la próxima! 

Últimas Notas

FMS: Papo continúa invicto, es único puntero y se acerca al título

redaccion

Cómo tramitar el boleto estudiantil 2022

redaccion

Lanzan el primer alimento bebible a base de quinoa en el mercado argentino

redaccion