13.9 C
Mar del Plata
octubre 3, 2022
Lo de Acá

¿Qué es el “fast fashion” y cómo puede afectar a tu economía personal?

¿Cuál es la prenda más antigua que tenés en tu placard? ¿Cuántas veces usaste esa camisa que te compraste hace 6 meses? ¿Cuándo fue la última vez que te compraste ropa? Si estas preguntas te dan vueltas por la cabeza es fundamental que te familiarices con el término Fast Fashion.

El Fast Fashion o Moda Rápida es la producción masiva y constante de prendas a bajo costo. Las mismas se realizan para que se renueven todas las temporadas y desechar las anteriores. Esta tendencia, no solo ha modificado los hábitos de los consumidores, impulsándolos a mantener un reemplazo continuo de prendas, sino que además afecta silenciosamente a la economía personal. Estar a la moda, puede ser un riesgo para el bolsillo.

Administrar

Para saber cómo administrar mejor los gastos en indumentaria, les pedimos asesoramiento a los expertos de Adelantos.com, fintech dedicada a brindar préstamos online, para que nos guíen en las próximas compras.

Las vidrieras están diseñadas para llamar la atención, para captar clientes. Es el anzuelo entre el comprador y el producto, y determina el 70% de las visitas al interior del negocio.

Este es el primer paso para analizar el futuro gasto. Es necesario reflexionar si lo que vemos en la vitrina lo consideramos realmente indispensable. Por ejemplo, ¿Cuántas remeras con tachas, estampas, bordados o apliques ya tenés?

Una opción muy viable es comprar prendas básicas y colocar los accesorios que se están usando ahora. Las mercerías, esos locales repletos de carreteles y botones, suelen tener un sinfín de insumos y productos que son muy fáciles de agregar a la ropa y a un bajo costo. De este modo, no solo estarás minimizando los gastos sino que pondrás a prueba tus habilidades y estarás creando un diseño 100% a tu estilo y gusto.

Si te animás un poco más, y querés seguir reciclando y ahorrando todo lo posible, te adelantamos que el broderie también reflotará en los próximos meses. El broderie es un tipo de bordado que hace que las telas tengan agujeros creando un diseño ideal para el verano. Podes conseguir la tela en cualquier comercio especializado o agregar una cinta de broderie a la prenda que desees.

Alternativas

Otra alternativa es investigar el placard de algún familiar que puede convertirse en el mejor showroom para visitar. Siempre tengamos en cuenta que la moda se repite. Si sabemos cuáles serán las tendencias primavera-verano 2022 podremos elegir con precisión qué prendas tomar prestadas por unos meses. Si necesitan un reajuste podes llevarla a una modista o sastre para que le haga unas adaptaciones a tu talla.

Si estás poniendo un poco de orden a tu armario y descubriste que tenés una gran variedad de remeras o musculosas blancas podés darle tu toque personal y estar a la moda para el verano. El gris claro, amarillo y fucsia serán los colores de esta temporada estival. Animate a usar anilina y crear el diseño Tye Dye o Batic que más te guste. Existen muchos tutoriales que pueden enseñarte a teñir las prendas.

Las ferias de ropa son el clásico perfecto para comprar y vender. En ellas encontrarás prendas con flores, pantalones capri o camisas manga cortas que serán nuevamente el suceso para los próximos días de calor. Si estás limitando los gastos, recordá que también podés vender las prendas que ya no usas.

 

Últimas Notas

El asma no incrementa el riesgo por Covid-19 ni es incompatible con la vacuna

redaccion

Mar del Plata sigue en fase 3, con clases presenciales

redaccion

Crédito Joven: una herramienta de asistencia financiera para emprendedores de hasta 35 años

redaccion

Deja tu comentario