13.9 C
Mar del Plata
septiembre 30, 2022
Noticias de Mar del Plata
Lo de Acá

Una fotógrafa al rescate de las historias de las mujeres que participaron de la guerra de Malvinas

Ivy Perrando Schaller nació el mismo año del conflicto bélico, pero no se enteró que hubo mujeres hasta hace poco menos de 4 años. El dato la conmocionó y comenzó una investigación que hoy cuenta con una muestra fotográfica, una obra de teatro que recrea los testimonios y el proyecto de un libro.

Por Claudia Roldós

“¿Cómo yo no sabía que hubo mujeres que participaron en la guerra de Malvinas? Nací en Río Gallegos, soy patagónica ¿Cómo nadie me lo contó antes? Quiero saber más”. Eso es lo que pasó por la cabeza de Ivana Perrando Schaller, Ivy, cuando hace menos de 4 años, mientras retrataba a personal militar para un proyecto vinculado con la Antártida una enfermera le dijo: “Este trabajo lo tenés que hacer con las veteranas de Malvinas. Yo trabajé con una, se llama Silvia Barrera”.

Desde entonces, la fotógrafa no dejó de investigar, profundizar, contrastar datos, verificar versiones, contactar a las veteranas, para lo que se convirtió en un proyecto documental que hasta ahora cuenta con una muestra, una obra de teatro que se realizó en la vigilia del 1 al 2 de abril de este año en Tierra del Fuego y un libro fotográfico y testimonial que está en pleno proceso. 

En estos años, Silvia Barrera fue la punta del ovillo y no solo se convirtió en amiga de Ivy, sino en su asesora y colaboradora. Como resultado de toda la investigación, pudo reconstruir las experiencias de las 16 veteranas reconocidas por el Estado Nacional y entrevistarse con todas las que pudieron dar su testimonio. 

Un servicio que dejó huellas

Además de Silvia Barrera, Susana Maza, María Marta Leme, Norma Etel Navarro, María Cecilia Ricchieri y María Angélica Sendes, las seis instrumentadoras quirúrgicas que prestaron servicio voluntario en el Rompehielos Irizar -que fue utilizado como barco hospital- y fueron las primeras mujeres en ser reconocidas como veteranas de Malvinas por el Estado argentino en 1983, también obtuvieron este reconocimiento del Poder Ejecutivo Mariana Florinda Soneira, Marta Beatriz Giménez, Graciela Liliana Gerónimo, Doris Reneé West, Olga Graciela Cáceres, Marcia Noemí Marchesotti, María Liliana Colino, Maureen Dolan, Silvia Storey y Cristina María Cormack.

La enfermera de la Fuerza Aérea Argentina Alicia Reynoso, que había prestado servicio durante la guerra en el hospital reubicable de Comodoro Rivadavia logró su reconocimiento por vía judicial en 2021 y otras de sus compañeras siguen el mismo camino. Se trata de 16 mujeres reconocidas, en una nómina en la que figuran más de 20000 hombres, según la resolución 1438/12 que las ubica dentro del TOAS (Teatro de Operaciones Atlántico Sur). 

Ivy Perrando Schaller

Ivy Perrando Schaller participó junto a Silvia Barrera de un encuentro virtual, con el objetivo de visibilizar y reflexionar sobre el rol de las mujeres en Malvinas, a 40 años del conflicto, organizado por el Programa  Integral de Políticas de Género dependiente de la Secretaría de Asuntos Laborales en coordinación con el Programa de Género y Acción Comunitaria de la Secretaría de Extensión y el Departamento de Enfermería de la Facultad de Ciencias de la Salud y Trabajo Social de la Universidad Nacional de Mar del Plata

Testimonio lleno de recuerdos

“Yo nací en 1982. Los primeros recuerdos que tengo de Malvinas son de mi madre contándome que se subía a una silla tapando las ventanas con cartones y mantas en un ejercicio militar que se hizo en toda la patagonia de oscurecimiento porque ante el eventual ataque británico al continente tenía que ser más difícil encontrar donde estaba la ciudad”, cuenta Ivy Perrando Schaller.

“Mi infancia -continuó- fue en años muy cercanos a Malvinas, en mi comunidad nunca faltaron historias de Malvinas somos una ciudad de 30000 habitantes que de un día para el otro se vio llena de gente de las tres Fuerzas Armadas, de las dos fuerzas de seguridad, de gente de todo el mundo y fue traumático”. 

Ivy Perrando Schaller
Ivy Perrando Schaller presenta una muestra fotográfica sobre las mujeres que participaron del conflico bélico en el Atlántico Sur.

A lo que añadió: “También hay un afecto enorme de la comunidad patagónica para con el soldado argentino, íntimamente ligada con las familias que salían a la calle y veían a jóvenes de toda la Argentina caminando las calles de nuestro pueblo antes de ser movilizados a las islas. También se iba a ver la salida de los pilotos de la quinta brigada en las misiones hacia las islas, y quedarse esperando a contar cuántos volvían. Pero nunca me contaron historias de las mujeres que estuvieron en Malvinas”. 

Por ello se propuso investigarla. Además de la historia de Silvia Barrera y sus compañeras, profundizó en las de otras 11 veteranas de distintos ámbitos. 

“Yo sabía que el testimonio, por sí solo, no iba a alcanzar. A mi me bastaba pero sabía que iba a ser cuestionada, entonces hice un montón de viajes a los departamentos de historia de las Fuerzas Armadas, Marina, Ministerio de Defensa, Ejército,busqué resoluciones que eran reservadas, porque eran una misión de inteligencia y me encontré, por ejemplo con que tres mujeres fueron en una misión de paz, diplomática, a Malvinas y no solo eso, sino que una de esas mujeres era hija de un diplomático inglés. 

Un grupo secreto

Tenemos una veterana de Malvinas Inglesa ¿cuántas personas saben eso?” compartió. 

Al respecto profundizó que “Cristina Cormak fue parte  de ese grupo prácticamente secreto de 8 angloargentinos, de las cuales una es hija de un cónsul inglés, un escudero de la corona británica que vino en 1938 a la Argentina. Esa mujer que tenía entonces poco más de 50 años, dejó a su marido y a sus  5 hijos para ir dos veces -el 16 de abril y los días 24, 25 y 26 en una especie de misión diplomática para tratar de unificar posiciones con los malvinenses para que el traslado a la Argentina sea lo más natural posible y evitar la guerra, pero la tienen que evacuar en el Tango 01 porque empiezan los ataques en las Georgias”. Cormak es la única de ese grupo que aún vive. 

Entre otros testimonios, Ivy contó que “Susana Maza contó que no las dejaron bajar a Puerto Argentino no solo por no darles el rango militar, sino porque oficialmente se decía que no había civiles en las islas. Pero al momento de la evacuación de Puerto Argentino, el Irizar se empieza a llenar con los argentinos que estaban ahí y se dan cuenta que había civiles. Uno de ellos es el ingeniero civil Alberto Gaffuri, quien cuando se declara la guerra se ofrece y va a las islas.

Gaffuri sube escondido al Irizar porque no estaba herido, estaba con ropa común y cuando llega a la plancha (puente) ve a las instrumentadoras y les dice ‘no saben lo importante que es ver a una mujer argentina acá, pero que ninguna lo miraba pero estaban todas abrazadas entre ellas y llorando. Gaffuri se gira y tiene la visión de Puerto Argentino por la mañana, bajo bombardeos, helicópteros ingleses, tropas y soldados argentinos que estaban siendo tomados prisioneros”.

Por otra parte compartió que María Liliana Colino “es la única mujer de la Fuerza 

Aérea que a pesar de la orden de que no haya mujeres en las operaciones, se sube igual”.  

Un agradecimiento

Yvy reconoció que cuando comenzó la investigación su principal objetivo fue “agradecerles” a todas las veteranas.

Con el paso del tiempo, el material fotográfico y los relatos que todas les compartieron y los retratos y detalles que ella misma les tomó, dio forma a la muestra “Valientes”, con la idea de que pueda recorrer todo el país y que, esté acompañada de un buzón en el que quienes quieran, puedan depositar una carta para las veteranas.

Además, Valientes se convirtió en una obra de teatro, con la directora Victoria Lerario que tomó algunos de los testimonios que amplifica en la pieza que se presentó en el marco de la última vigilia del 2 de abril en Ushuaia, donde a pesar de la caída de nieve, el público permaneció en silencio reverencial escuchando las historias.

“Tomamos la historias de estas mujeres valientes y tratamos de crear algo nuevo para que ellas tengan la plena seguridad  que sus testimonios se van a seguir hablando porque las pudimos encontrar”, reflexionó para finalizar.

Últimas Notas

Según un relevamiento, cada vez se disfruta más vivir en ciudades pequeñas

Marcelo

#DebatesFeministas: “Hay que recuperar una dimensión política de la Universidad”

Aldana

Continúan las caminatas guiadas del Circuito Turístico Astor Piazzolla

redaccion

Deja tu comentario