11.1 C
Mar del Plata, AR
mayo 25, 2024
Noticias de Mar del Plata
Marplatenses en la Ciencia

Mar del Plata: muestran que los peces se agrupaban en cardúmenes hace 450 millones de años

Un equipo de investigación interdisciplinario llegó a esa conclusión tras el estudio de más de un centenar de trazas fósiles halladas en dos puntos del partido de General Pueyrredon. El material representa la evidencia más antigua a nivel mundial de agrupamiento en peces.

Por Agustín Casa

Mientras finalizaba algunos trabajos paleontológicos de rutina en las defensas costeras de El Marquesado, en 2009, el técnico en paleontología Fernando Scaglia observó algo que llamó su atención: “Me topé con tres trazas dispuestas en la superficie de uno de los bloques que conforman las defensas costeras. Se trataba de tres moldes de unos 40 cm de largo de forma batoidea, formas similares a las actuales rayas”.

Al encontrar esas trazas, llamó al paleontólogo Matías Taglioretti, su compañero del equipo de Paleontología del Museo de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia de Mar del Plata. “Me acerqué al lugar y vi que eran trazas de tamaño grande para lo que se conocía de la Formación Balcarce, que está representada por la piedra Mar del Plata. No encajaba con ninguna traza que se conocía previamente”, relata a Bacap Taglioretti.

En el sector costero se encontraron dos trazas fósiles completas y una parcial en un bloque de piedra Mar del Plata (ortocuarcitas de la Formación Balcarce). Taglioretti reconoce que esos fósiles aparecieron descontextualizados del yacimiento paleontológico y desde ese año comenzó la búsqueda del lugar de donde provenía esta piedra utilizada para la defensa costera en la zona de El Marquesado.

cardumen de peces
Restos fósiles de un cardumen de peces se encontraron en la zona de El Marquesado. Fotos: Museo Scaglia / Karen Halpern.

En 2017, el geólogo Luis del Río reconoció en una superficie de canteras de Estación Chapadmalal más de un centenar de las mismas trazas fósiles que le había mostrado tiempo atrás el equipo de Paleontología del Museo Scaglia.

Trazas en tres niveles estratigráficos

El lugar y el nivel de procedencia lo pudimos determinar en cantera Yaraví. Pudimos obtener más información y muchos más registros. Pasamos de tener tres trazas fósiles, dos completas y una parcial en un bloque de piedra en la defensa costera, a tener más de 120 trazas repartidas en tres niveles estratigráficos distintos en cantera Yaraví, y eso nos proporcionó la información suficiente para poder avanzar con el trabajo y la investigación científica”, cuenta Taglioretti.

Esas trazas fósiles se encontraron en bloques de la llamada piedra Mar del Plata, que forma parte de la Formación Balcarce, y se remonta a 450 millones de años de antigüedad, durante el Paleozoico inferior. Según Taglioretti, estas piedras (ortocuarcitas de la Formación Balcarce) representan un antiguo mar poco profundo y frío, ya que en ese momento la posición paleogeográfica de Mar del Plata era más al sur.

Un cardumen de peces hace 450 millones de años
Fotos: Museo Scaglia / Karen Halpern.

“Al contemplar las trazas, inmediatamente nos percatamos de dos cosas. Por un lado que la morfología de esas trazas era totalmente inédita para la Formación Balcarce y, por otro, era   un poco prematuro pero muy evidente que se trataba de peces. De esta manera, nos dimos cuenta que estábamos frente a la primera evidencia de un vertebrado en Formación Balcarce (450 millones de años) y, al mismo tiempo, ante uno de los más antiguos registros de peces en el mundo. Sin dudas fue un momento memorable”, recuerda Scaglia.  

Una nueva especie: Raederichnus dondasi

Justamente una de las novedades del trabajo radica en que brinda pistas de que esos peces formaban cardúmenes hace 450 millones de años, y representa la evidencia más antigua a nivel mundial de este tipo de comportamiento en peces.

Como no se conocía la existencia de peces para esa formación geológica, las trazas fósiles fueron atribuidas a una nueva especie: Raederichnus dondasi. Este nombre hace referencia a la similitud de las marcas encontradas con las raederas, unas herramientas de piedra utilizadas por poblaciones de cazadores-recolectores que habitaron la región pampeana, y en reconocimiento a la trayectoria de Alejandro Pedro Dondas como curador de la colección de paleontología del Museo Scaglia.

El trabajo científico se publicó en la revista especializada Palaios. Entre los autores del estudio, se encuentran Karen Halpern, Soledad Gouiric-Cavalli, Matías Taglioretti, Marcelo Farenga, Fernando Scaglia, Lydia Calvo Marcilese y Julio del Río.

Un cardumen de peces hace 450 millones de años

La doctora en Ciencias Geológicas Karen Halpern, autora principal del estudio, destaca que hubo diferentes claves para identificar que esas marcas halladas en bloques de piedra Mar del Plata pertenecieron a un cardumen de peces

“En primer lugar, la disposición y la orientación de las trazas: están todas alineadas hacia el este y mantienen cierta distancia entre sí –a excepción de unos pocos ejemplares que están solapados–, tal como puede observarse en cardúmenes actuales. Otro elemento importante fue el tamaño, ya que alcanzan unos 35 a 40 cm de largo, y eran pocos los organismos invertebrados que podían alcanzar ese tamaño. También la forma es muy similar al contorno de algunos peces que se conocen para ese momento”, detalla Halpern, investigadora del CONICET en el Instituto de Geología de Costas y del Cuaternario (IGCyC), perteneciente a la UNMdP y a la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC) de la provincia de Buenos Aires.

Fotos: Museo Scaglia / Karen Halpern.

 

En esa línea, Halpern continúa: “En segundo lugar, tuvimos en cuenta dos características que están presentes en algunas de las trazas: las marcas pares a ambos lados de la parte ´abdominal´, lo que puede interpretarse como marcas de las aletas y, finalmente, en la parte de la ´cabeza´ encontramos una estructura con forma de riñón que interpretamos como las bolsas branquiales –el lugar donde se ubican las branquias u órganos respiratorios– de estos animales”.

Asimismo, Halpern resalta que “cuando el registro paleontológico es tan antiguo suele ser muy fragmentario y, entonces, los restos de peces suelen ser aislados, por lo que era muy difícil pensar que podían ser gregarios”. Y agrega: “En este caso, logramos identificar que ya formaban grupos para alimentarse y seguramente también para reproducirse. Los registros conocidos hasta el momento pertenecían a la era de los dinosaurios (90 millones de años), mientras que estos tienen unos 450 millones de años”.

El estudio de peces primitivos

Si bien al hablar de paleontología es común pensar en la imagen de un dinosaurio o un mamífero de gran tamaño, la ciencia estudia distintos tipos de organismos que habitaron la Tierra primitiva. Entre ellos, los peces.

La historia evolutiva de los peces se remonta a tiempos donde los dinosaurios no existían         –hace más de 400 millones de años atrás en el Silúrico–. De hecho, es precisamente de un grupo de peces que se desarrollaron los primeros tetrápodos. Y más sorprendente aún, un grupo de peces, los sarcopterigios –cuyos huesos de las aletas pares son homologables a los huesos que constituyen nuestros brazos y piernas–, incluyen a los tetrápodos, describe Soledad Gouiric-Cavalli, doctora en Ciencias Naturales e investigadora del CONICET en la División de Paleovertebrados de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

La investigadora, que estudia la historia evolutiva de los peces en Gondwana –en particular, peces de Argentina y Antártida– destaca el hallazgo realizado en las canteras de Estación Chapadmalal. “Si nuestras interpretaciones son correctas, estaríamos en presencia de evidencia de comportamiento asociado a los primeros peces que habitaron el planeta. Si bien no se encontraron restos corpóreos de peces, sino las huellas que estos dejaron en el terreno, la información que podemos discutir con base en estos hallazgos es enorme e interesante, sostiene Gouiric-Cavalli.

Fotos: Museo Scaglia / Karen Halpern.

En tanto, la especialista reconoce que “este estudio aporta la primera evidencia del comportamiento –conformación de agrupamientos– en tiempos tan remotos. Sin embargo, advierte que aún queda mucho trabajo por delante.

Al mismo tiempo considera que “este trabajo es un puntapié para seguir estudiando porque el potencial es enorme, ya que no solo pueden aparecer los restos corpóreos de los organismos, sino que quizás en otros lugares del planeta donde han aparecido huellas similares a las que aparecieron en Mar del Plata pero representadas por una única o pocas huellas quizás se replanteen si fueron invertebrados o vertebrados los productores de tales huellas”. 

Además, remarca la importancia del estudio de peces primitivos. “El estudio de los peces nos puede brindar información para conocer no solo como fue la evolución de los organismos, sino de los ecosistemas donde vivieron. Nos brindan información sobre la evolución de las masas continentales a lo largo de la historia de la Tierra, los patrones de migración y dispersión de los organismos, información sobre la dieta, información sobre la explotación de distintos espacios ecológicos, e información paleoclimática que se complementa con estudios geoquímicos, explica.

Por otra parte, Taglioretti subraya que, a diferencia de las carcasas o restos corpóreos de animales primitivos que suelen encontrar en la región, las trazas fósiles muestran el comportamiento del animal en vida. Por último, Scaglia resalta que estas trazas fósiles de peces ocupan un lugar de relevancia dentro de la colección del museo de nuestra ciudad

Últimas Notas

El impacto en Mar del Plata del desfinanciamiento de la ciencia

Agustin

Marplatenses avanzan en la investigación molecular en plantas

redaccion

El maravilloso mundo que esconde la Laguna de los Padres

Agustin

Deja tu comentario