11.2 C
Mar del Plata, AR
julio 24, 2024
Lo de Acá

El accidente aéreo que marcó el verano marplatense de 1959

Con 51 muertes fue uno de los más letales de la historia del país. Un aterrizaje que no fue y el ingeniero que sobrevivió durante horas en el mar.

por Thomás Lahitte

En 1959 hubo, a lo largo del mundo, 71 accidentes aéreos con un saldo de 1068 víctimas. Dentro de dichos siniestros, tuvo lugar el único acontecido en la historia de la aviación comercial en la ciudad de Mar del Plata. Sucedió el viernes 16 de enero en plena temporada durante el vuelo inaugural de la ruta Buenos Aires-Mar del Plata-Bahía Blanca de Aerolíneas Austral.

La aeronave, un Curtiss C-46 que había sido utilizado en la Segunda Guerra Mundial, despegó a las 19:25 desde el Aeroparque Jorge Newbery y nunca llegó a destino. La última comunicación fue alrededor de las 21:40. Según pudo reconstruir la investigación del hecho, en medio del temporal, el avión cayó al mar a las 22:30. La principal hipótesis es que ante la imposibilidad de aterrizar en el “Astor Piazzolla”, buscó retornar a Buenos Aires.

El vuelo se precipitó 200 metros mar adentro frente a la zona de Las Dalias y Camet. 

Un Curtiss C-46 de Austral

El ala derecha de la aeronave hizo contacto con el mar y el golpe en secó desnucó en el acto a gran parte de la tripulación.

Un milagro en el mar

Según relatan las crónicas de la época, una gran cantidad de cuerpos fueron hallados durante la madrugada. El escenario hacía suponer lo peor: el fallecimiento de la totalidad de pasajeros. Dentro los muertos hubo cuatro familiares de Patricia Bullrich: Juan Carlos Luro Livingston, Ricardo Luro Pueyrredón, María Elena Copello Penning (tíos) y su primo, Pedro Eugenio Luro Copello, de dos meses de edad. 

Sin embargo, con el correr de las horas y en medio de los rastrillajes, Carlos Gardella, capellán de la policía que había salido con un jeep y un perro a recorrer la costa, encontró a Roberto Servente, un ingeniero de 39 años que había sobrevivido al impacto y había nadado por cuatro horas hasta llegar a la costa.

Servente, que fue considerado un héroe y protagonista de una “sucesión de milagros” -en sus propias palabras-, trabajaba en Capital Federal en la constructora que poseía la familia y viajaba durante los fines de semana a Mar del Plata. En lugar de realizar el trayecto en auto, tomó el novedoso vuelo para llegar de forma más veloz.

Años después, Servente llegaría a ser presidente de Aerolíneas Austral, la empresa que casi le había quitado la vida.

Argentina, en el top 25 en materia de accidentes aéreos

Según datos de la Aviation Safety Network, desde 1945 a la fecha, 43 accidentes tuvieron lugar en el país, con un saldo de 822 víctimas, de las cuales 819 fueron tripulación y pasajeros y 3 se encontraban en tierra.

El accidente de Austral, en términos de mortalidad, se ubica quinto en la historia Argentina, con 51 fallecidos, detrás de casos como el vuelo de LAPA (Líneas Aéreas Privadas Argentinas) en 1999 y el accidente en Fray Bentos de 1997, primero en la lista, que protagonizó nuevamente Austral.

 

Últimas Notas

Continúa la campaña de restitución voluntaria de piezas con valor patrimonial

redaccion

La “piedra Mar del Plata”, una de las claves para conocer a los primeros habitantes de la región

Agustin

Papá Noél y la familia Madrigal reciben las últimas cartitas en la peatonal

redaccion

Deja tu comentario