17 C
Mar del Plata, AR
junio 13, 2024
Noticias de Mar del Plata
Comer y Beber Lo de Acá

Los vinos naranjos cautivan los paladares modernos

Elaborados bajo una técnica ancestral, este método capta cada vez más el interés de enólogos y consumidores argentinos. Cuatro etiquetas para descubrir su versatilidad.

Hace unos años se empezaron a ver vinos naranjos en cada vez más restaurantes y góndolas. Y así fue como al consumidor quizás menos conocedor le surgieron muchas preguntas: ¿Qué quiere decir naranjo? ¿Tiene algo que ver con la fruta? ¿De dónde viene esa denominación? 

¿Por qué naranjo? Se le llama así porque es un método de elaboración que implica usar variedades blancas y vinificarlas como si fueran tintas, en contacto con sus pieles. Su elaboración es similar a la de un vino tinto ya que, contrario a la elaboración de un vino blanco, el mosto queda en contacto con sus pieles, pulpa y semillas. 

En otras palabras, es una fermentación con maceración que logra extracción de taninos, color, textura y más precursores aromáticos. En consecuencia, el color del vino es ciertamente anaranjado.


Los vinos naranjos

 


«Sin dudas, los vinos naranjos han cautivado a los consumidores jóvenes argentinos. Son vinos muy versátiles y muy gastronómicos y eso ha hecho que se instalen fácilmente en la escena gastronómica del país», analiza Sofia Civit, Gerente de Marketing de Vinventions Sudamérica.

El naranjo, según cuatro productores

En ese sentido, Celina Bartolomé, creadora del proyecto Pielihueso y una de las pioneras en apostar a esta nueva era de los vinos naranjos en Argentina, agrega: «Si bien ahora parece ser una tendencia, en realidad son los primeros vinos que se hicieron en la historia».

Para la winemaker, el desafío enológico de volver a las raíces fue lo que más la motivó para sumar un naranjo al portfolio de la bodega: «Cuando empezamos con el proyecto éramos nuevos en el tema de hacer vino; investigamos y nos encontramos con toda la historia del nacimiento del vino en Georgia, en las ánforas y demás, y nos pareció muy interesante poder elaborar un vino que recupere las tradiciones».

Mauro Villarejo, cocreador de La Imaginación al Poder junto a Marcelo Richard Palmero, es una de las voces expertas a la hora de hablar de naranjos en nuestro país: durante tres años ofició como curador de vinos de la embajada de Georgia en Argentina y tuvo la posibilidad de probar prácticamente todos los naranjos del antiguo país productor de naranjos.

«Quise hacer una versión lo más acercada a ese estilo y tradición georgiana de elaboración de estos vinos, buscando la textura, el filo y todo el perfil aromático de estos vinos blancos elaborados como si fuesen vinos tintos, pero con uvas locales de fincas de Agrelo, Mendoza, como Moscatel de Alejandría, moscateles blancas y Chardonnay», explica Villarejo.


vinos naranjos
Los vinos naranjas son muy versátiles, ideales para acompañar distintos platos.

 


Finca Las Glicinas es otra de las bodegas que decidió apostar a los vinos naranjos en su línea más experimental: Libarna. Según explica Lara Persano, creadora del proyecto junto a su papá Humberto, el feedback que recibieron de los consumidores los sorprendió por completo: «Si bien el tema de los naranjos se empezó a instalar hace poco, es bastante reciente y queríamos ver cómo lo recibían nuestros consumidores… Fue buenísima: nos preguntan cuándo van a salir más».

Eso los llevó a duplicar la apuesta para este 2023: «Hicimos una tirada chiquita para ver como resultaba esto y las primeras cajas se vendieron en 25 días. Este año pasamos a una elaboración mucho más grande».

Por su parte, Lis Clément, creadora del proyecto Finca Feliz junto a su papá, Carlos Clément comenta: «Estamos felices porque los consumidores recibieron el naranjo con mucho entusiasmo. De hecho, es el vino más vendido de nuestro portfolio. Su diversidad es lo que los hace interesantes».

¿Cómo se elaboran?

Este método de elaboración tiene larga data. Todo comenzó en el Cáucaso, principalmente en Armenia y Georgia, que fue la cuna del vino durante más de seis mil años: en esa zona se dedicaban a vinificar en grandes vasijas de barro –llamadas kvevri o Qvevri– diferentes variedades blancas que fermentaban y maduraban con sus pieles y racimos. 

Y ahí radica el «secreto»: su elaboración es similar a la de un vino tinto ya que, por el contrario de la elaboración de un vino blanco, en el proceso de fermentación y maceración de las uvas, se mantiene el jugo en contacto con el hollejo y las semillas del fruto por un tiempo prolongado que puede ir de semanas a meses.


Los tapones Nomacorc se destacan por proteger tanto al vino como al medio ambiente.

Para Mauro Villarejo, lo más interesante de estos vinos es que el consumidor puede encontrarse con la tradición antiquísima de probar vinos blancos, pero en su potencia tánica: «Con la uva elaborada al 100% de sus componentes –pieles y semillas– y recuperar una textura en sabores que se estaba perdiendo después de casi 6000 años de historia. Volver a degustar con la boca, los sentidos y los sabores originarios me pareció un desafío hermoso para mí y para todos los productos de naranjos».

Según Celina Bartolomé, los vinos naranjos son una categoría en sí: «Así como los rosados, blancos o tintos. Hay muchísimas formas de hacerlos y por eso me parece muy interesante que crezca esa categoría y que haya cada vez más opciones para poder tomar y aprender más».

4 etiquetas para descubrir los vinos naranjos

Pero, ¿cuáles probar para meterse de lleno en esta categoría?

Naranjo 2022 (Pielihueso)

La bodega comenzó en 2017 cuando Celina y Alejandro Bartolomé plantaron vides en Los Chacayes y Los Sauces, Mendoza. Su filosofía enológica consiste en elaborar productos que expresen fielmente su lugar de origen. Todos los vinos se cultivan de manera orgánica, son vinos de baja intervención, sin filtrar y elaborados con levaduras indígenas. 

Los vinos naranjos

Este es un corte de 40% Torrontés, 30% Sauvignon blanc y 30% Chardonnay. La crianza del blend armado con sus pieles se dio en huevo de concreto, tanque de acero inoxidable y algunas barricas usadas. Luego de tres meses de contacto con las pieles, se prensó. A la hora de cerrar sus vinos, también apuestan a la filosofía sustentable y a los tapones reciclables de Nomacorc.

Precio sugerido: $4500

Libarna Arancione 2021 (Finca Las Glicinas)

Para este vino naranjo natural de baja intervención, el enólogo Bernardo Bossi Bonilla apostó a un blend de tres cepas: 60% Semillón, 30% Chardonnay y 10% Sauvignon Blanc. Las uvas provienen del Paraje Altamira, Mendoza.

De color naranjo pálido, en nariz se presenta agradable floral, madreselva y los aromas a cáscara de naranja invaden nuestra nariz; luego, aparece una importante nota a duraznos blancos. En boca, fresco y de gran estructura.

Precio sugerido: $3300.

Tesoro, Naranjo de Pedro Giménez (Finca Feliz)

«En Finca Feliz tenemos la misión de elaborar vinos que se alejen de la convencionalidad de un mercado cada vez más estandarizado, y el estilo Naranjo es parte de eso que buscamos: sorprendernos con vinos que cada año sean únicos e irrepetibles», explican desde Finca Feliz, el proyecto familiar creado por Carlos y Lis Clément, padre e hija.

Con la enología a cargo de los winemakers Matias Morcos y Lis Clément, para este naranjo del que elaboraron 5000 botellas apostaron a las uvas Pedro Giménez -provenientes de la región de Chapanay, San Martín, Mendoza- dando como resultado un vino maduro y complejo.

Precio sugerido: $2500

Naranjo Mecánico (La Imaginación al Poder)

Mauro Villarejo y Marcelo Richard Palmero son los creadores de La Imaginación al Poder, una serie de vinos libres, desprejuiciados y de partidas súper limitadas. Con ese concepto como punto de partida, no podían dejar de tener un naranjo en el portfolio del proyecto. Cuentan con dos añadas embotelladas hasta el momento (2019, 291 botellas; y 2020, 736 botellas).

En el Naranjo Mecánico se cosechan distintas variedades blancas de la finca en un mismo día: 70% Chardonnay, 20% Moscatel de Alejandría y un 10% de otras blancas. Al cofermentar con las pieles y semillas, se dan las condiciones para una fermentación espontánea con el mix de sus levaduras indígenas. ¿Aliado gastronómico? Desde la bodega sugieren acompañarlo con quesos de cabra y charcutería.

Precio sugerido: $4500.

Últimas Notas

La construcción del CEMA Batán podría finalizar a comienzos de 2025

redaccion

Una docente marplatense llegará a 16 mil escuelas con una canción sobre Malvinas

redaccion

Llega una nueva edición del Día del Deportista marplatense

redaccion

Deja tu comentario