13.6 C
Mar del Plata, AR
octubre 2, 2023
Lo de Acá

Ciberludopatía: la adicción que envuelve a los más jóvenes

Los juegos de azar con apuestas , sobre todo en línea, están creciendo entre los jóvenes . Una psicóloga ayuda a entender conductas de quienes realizan estas prácticas que pueden desembocar en problemas físicos y mentales. 

Por Eugenia Ramos

El aumento de casos relacionados al juego de azar es cada vez mayor y perjudica a los más jóvenes. Los casinos virtuales están al alcance de todos y sin restricciones que puedan alertar sobre un menor de edad jugando: «Hoy la ciberludopatía se presenta en edades tempranas, desde los 14 o 15 años hasta los 25 inclusive», explicó María del Carmen Virgili, psicóloga, en diálogo con BACAP.

Escuelas, familiares y amigos comienzan a estar preocupados ante la adicción que los adolescentes están adquiriendo con el juego. Si bien no se puede generalizar sobre las causas de esta adicción, crece el número de jóvenes que comienzan a estar 24 horas sentados apostando. Y como consecuencia de esto, también aparece la “necesidad” de obtener dinero para poder seguir jugando.

Frente a este panorama, aparecen las consultas y la necesidad de buscar ayuda. Al respecto Virgili destacó el rol de los amigos en estas circunstancias “es vital. Hoy por hoy es tanta la vorágine de los adultos responsables que muchas veces en el afán de estar trabajando hay mucho descuido”.

Síntomas 

La ludopatía conlleva cierta sintomatología sobre todo el aislamiento, “si un adolescente se encuentra todo el día en su habitación, inclusive falta a la escuela, es un gran síntoma que requiere atención para saber qué está sucediendo”.

En esta etapa es de vital importancia la comunicación con sus pares o su familia que “suele ser difícil porque los adolescentes son muy cerrados, pero es necesaria” dijo la psicóloga quien añadió: “Lo afectivo también tiene mucho que ver en esto. Al igual que la pregunta que debería hacerse la persona involucrada: por qué me aislo y lo único que me interesa es estar en mi habitación 9 horas jugando”.

Virgili mencionó otros síntomas que pueden ser alertas en adolescentes y jóvenes que transitan por esta adicción. Una de ellas es la irritabilidad que “se da cuando la persona juega, y tiene una alteración de la serotonina que está muy relacionado con el control de las emociones, el estado de ánimo, y esto afecta severamente a cualquier individuo en la capacidad de estar tomando decisiones y en controlar la actividad motora”.

Otra conducta que implica estar alertas es la necesidad de estar apostando cada vez mayores cantidades de dinero y “el hecho de que si se pierde hay un vacío gigante porque aparece la pregunta: ¿cómo hago para recuperar esas pérdidas?”

Alertas para estar alerta

La mentira para poder ocultar la adicción y el aislamiento, son también indicadores de alerta precisó la profesional porque “somos seres sociales y tenemos que estar en contacto entre sí y más en esta edad fundamental”.

Asimismo, precisó que “hay un síndrome de abstinencia que es característico que va a estar apareciendo cuando se interrumpe la conducta adictiva y va a estar influyendo en la inquietud”. También son características de esta adicción “la depresión, las dificultades de concentración, una excesiva preocupación y deseo intenso de satisfacer la necesidad de llevar a cabo esta conducta”.

Haciendo hincapié en las consecuencias la psicóloga afirmó que “son muy graves, inclusive muchas veces se puede llegar a la tricotilomanía, en donde la persona comienza a quitarse pedazos de pelo o de la cara, esto porque los nervios juegan un rol muy importante”. A lo que agregó que “pueden llegar a tener un hábito compulsivo de morderse las uñas, que se lo conoce como onicofaglia, hasta el punto que se terminan comiendo la totalidad de la uña y eso tiene que ver con ese comer emoción, el no poder expresar. Se sobrepasan y no hay límite de algo puntual”. 

En este sentido la profesional aseguró: “No hay nada grato en esta adicción. Es muy triste verlo, más cuando se quieren retirar y realizar una rehabilitación, porque es un consumo que te lleva a perder las riendas de tu propia vida”, declaró.

Entre las secuelas que esta adicción puede dejar se encuentra la autoflagelación, “ellos mismos se hacen muchísimo daño sin medir las consecuencias. Desde el momento de la pandemia hasta ahora crecieron muchísimo los casos de demanda de intentos de suicidio también en adolescentes de 13 a 16 años”, indicó.

De ser jugador a ludópata

Para que un jugador pase a ser ludópata “tienen que existir entre cuatro o más de los síntomas a lo largo de un año”, destacó. 

“Si en un año percibimos que algo pasa podemos comenzar a hablar de que hay algo patológico que tiene que ver con este adolescente. Hay que comenzar a ver si hablamos de una ciberludopatía, por eso es tan importante el seguimiento de los adolescentes y todo lo relacionados con su salud mental”, aclaró la psicóloga.

El contexto es un factor muy importante para el adolescente, “tiene que crecer y poder contar con un sustento muy fuerte, porque en sí tienen una rebeldía que hay que atravesar lo más sano posible, un disfrute sano, un tiempo libre, un tiempo de ocio sano y hay que ver en qué contexto de familia se crían”.

¿Cuál es el juego más adictivo? 

Los juegos más adictivos son tres: el póker, la ruleta y las apuestas de deporte. ”El bingo ya es en menor medida, capaz más en el adulto pero las tres principales en adolescentes son esas”, afirmó.

Las apuestas de deportes crecieron con el mundial, donde los jóvenes se sumaron a jugar y apostar sobre qué iba a suceder durante el partido o cómo iba a finalizar el mismo.

¿Cómo regulamos esta situación? 

Publicidades en la vía pública, en las redes sociales y en las camisetas de fútbol. Los mensajes que incitan al juego llegan por diferentes vías. ¿Hay una forma de regularlo?

 Según explicó Virgili, desde la pandemia el juego online aumentó un 70% en la Argentina. “En España pasó lo mismo, se incrementó un 60 % durante el confinamiento pero el gobierno puso un límite al uso y la publicidad del mismo. En Argentina si bien hay diferentes códigos y se han presentado diversas leyes hasta ahora están en un veremos”.

Entonces añadió: “Vas por la calle y tenés un montón de publicidad que te incita al juego en línea, lo mismo pasa con el uso de figuras públicas como artistas o deportistas que prestan su imagen para determinadas marcas de juego y que son muy seguidas por los jóvenes”.

En Argentina “nadie controla”. Al ser virtual hay una limitación a la hora de regular, “¿cómo haces para poder limitar el uso e inclusive cuando deben pagar las diferentes páginas más conocidas? ¿Cómo se hace para controlar lo que se debe abonar?”, cuestionó.

Por último, señaló “no existe control de datos, cualquiera puede ingresar y jugar sin importar si es menor de edad. Por eso es tan importante que familia y amigos estén alertas y acompañando”.

 

Últimas Notas

Mar del Plata se vistió de orgullo y marchó por los derechos adquiridos y los que faltan

admin

¿Cuáles fueron los ganadores del premio Estrella de Mar 2023?

redaccion

Fútbol entre fiestas, otra rareza que trajo la pandemia

redaccion

Deja tu comentario