3.3 C
Mar del Plata, AR
julio 14, 2024
Lo de Acá

La deconstrucción del orgasmo

El 8 de agosto es una fecha que invita a celebrar el derecho al placer femenino y el papel que la ciencia ha jugado en deconstruir mitos y estigmas que han rodeado a la sexualidad femenina en particular, y la sexualidad humana en general.

Por Dra. Beatriz Literat, médica sexóloga clínica de Halitus Instituto Médico

Durante mucho tiempo se creyó que la respuesta sexual y las sensaciones provenían de los órganos sexuales y de las llamadas zonas erógenas. Hoy sabemos que la sexualidad está manejada, como la mayoría de nuestras funciones vitales, por el sistema nervioso central y periférico, además del sistema hormonal y muchos otros componentes neuroquímicos que hacen que la función sexual con la que todos nacemos varíe de persona a persona.

Sabemos también, que nuestro sistema nervioso no reside solo en el cerebro, sino que se extiende por todo nuestro cuerpo. Incluye a todos nuestros órganos, contribuyendo a su funcionamiento y a la buena salud en general. Esta conexión también está en la función sexual.

Placer sexual

El placer sexual no nace por la sola estimulación de los órganos sexuales, es necesaria la combinación de elementos neuroquímicos que se activan en forma voluntaria e involuntaria, por la actividad cerebral y del sistema nervioso periférico.

De esta manera, tanto mujeres como hombres han podido experimentar el placer y la intimidad, a través de nuevas maneras y utilizando la imaginación como «nuevas» zonas erógenas. Así, amplían su sexualidad y adaptándola a sus posibilidades, preferencias, cultura y, sobre todo, logrando una libertad y un confort que el viejo y estructurado paradigma de los siglos anteriores no les permitía.

Una de las revelaciones más impactantes de las neurociencias es la comprensión de que cada una de las fases de la respuesta sexual se puede lograr a través de estímulos que no responden a la secuencia clásica – Deseo, excitación, orgasmo y detumescencia -, sino que existen fluctuaciones, atajos y otros procesos que, si se conocen, permiten lograr casi una sexualidad a la medida de cada persona. Podemos lograr orgasmos con solo estimular la imaginación y los sentidos, sin necesidad de recurrir al tacto.

Por ese motivo, en la utilización de los llamados sex toys, es el cerebro el que dirige y permite o no, lograr los resultados esperados. En las terapias sexuales, se han incorporado métodos de avanzada en los cuales se resetean las creencias y los hábitos utilizando los recursos del sistema nervioso central.

Hoy en día, las mujeres (y los hombres) pueden explorar nuevas formas de placer y deseo sin sentirse limitadas por estereotipos o expectativas sociales. La deconstrucción del orgasmo significa que las personas pueden disfrutar de formas diversas, liberando a mujeres y hombres de presiones y preocupaciones innecesarias, y permitiéndoles disfrutar de una sexualidad más humana, sensible, auténtica y satisfactoria. La deconstrucción del orgasmo y el redescubrimiento y reconstrucción del deseo, que en nuestros tiempos es la mayor causa de consulta por problemas sexuales, nos permiten reaprender una sexualidad desprovista de creencias erróneas.

A este paso, pronto los países tendrán que modificar el nombre de Día Internacional del Orgasmo por Día Internacional de la Nueva Conciencia Sexual.

Últimas Notas

Velas latinoamericanas: cómo tenés que hacer para verlas

redaccion

Mar del Plata en el alma (y en la piel)

redaccion

Mar del Plata ciudad del conocimiento: lo que hay y lo que falta para que sea una realidad

Claudia

Deja tu comentario