9.3 C
Mar del Plata, AR
mayo 25, 2024
Interés General Lo de Acá

Cuatro jóvenes marplatenses participarán de una expedición en Noruega

Fueron elegidos por su proyecto OceaNo Colillas, que busca reducir la contaminación por colillas de cigarrillos en las playas, a la vez que reciclan telgopor para la confección de ceniceros. Durante ocho días, navegarán los fiordos de la costa del país escandinavo, donde intercambiarán experiencias con jóvenes de distintas partes del mundo.

 

 

Un grupo de jóvenes de Mar del Plata fueron seleccionados, en el marco del programa “Under the Starry Sky” de la Federación Mundial de Asociaciones de las Naciones Unidas (WFUNA, por sus siglas en inglés), para participar de una expedición por la costa de Noruega entre el 6 y el 14 de septiembre, a bordo del velero Statsraad Lehmkuhl.

Cuatro integrantes de la organización Global Shapers presentaron el proyecto OceaNo Colillas, una de las 15 iniciativas elegidas, entre más de 3.000 propuestas de todo el mundo, para formar parte de esta actividad de capacitación que brinda la posibilidad de intercambiar experiencias y conseguir interesados en financiar proyectos de triple impacto.

El equipo está conformado por Lucas Busalmen (estudiante de Ingeniería Ambiental en la Universidad FASTA), Martina Cánepa (ingeniera industrial), Ulises Videla (estudiante de Economía en la UNMDP) y Fiorella Gentile (estudiante de la Licenciatura en Gestión Ambiental en la UTN).

velero Statsraad Lehmkuhl
Los marplatenses realizarán la expedición en el velero Statsraad Lehmkuhl.

Nuestro proyecto consiste en reciclar telgopor para hacer ceniceros personales, para que la gente que visita la playa los pueda usar para tirar las colillas de los cigarrillos”, cuenta a Bacap Lucas Busalmen, uno de los jóvenes que participará de la expedición que recorrerá los fiordos de Noruega.

Busalmen detalla que estos ceniceros “están diseñados para la playa, la forma que les dimos es para que la gente los pueda enterrar en la arena y no tenga que tenerlos en la mano, pero se pueden usar tranquilamente en cualquier otro entorno, los pueden usar en la calle también”.  Asimismo, agrega son ceniceros pequeños, que entran en una mochila o en una cartera.

El telgopor que utilizan lo juntaron en jornadas de limpieza de playas, plazas y distintos puntos de la ciudad, organizados por Global Shapers. Además, usan telgopor en desuso entregado por la comunidad.

Ahora, los jóvenes  marplatenses se encuentran perfeccionando la técnica con la que diseñarán los ceniceros a partir de telgopor en el Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales (INTEMA), con la ayuda del químico Andrés Torres. Por sugerencia de él, decidieron trabajar con calor para fundir el material y darle la forma de cenicero.

OceaNo Colillas es un proyecto de triple impacto. Además de la parte ambiental, también tiene en cuenta las aristas social y económica. El equipo tiene previsto trabajar con un comedor de Mar del Plata que asiste a mujeres en situación de calle y que han sufrido situaciones de violencia de género. “La idea es que ellas puedan ser las que hagan los ceniceros y los puedan vender”, indica Busalmen.

El equipo trabaja en las instalaciones del INTEMA con la técnica que utilizarán para convertir el telgopor reciclado en ceniceros.

Una experiencia con la mirada en el desarrollo sostenible

Los jóvenes marplatenses partirán de Argentina el 4 de septiembre y el 6 se embarcarán en el Statsraad Lehmkuhl -un buque de 100 años de antigüedad que durante el año se utiliza para campañas de investigación para estudiar la contaminación en el océano-. Entre el 6 y el 14 de septiembre estarán a bordo de este velero. 

“El objetivo de la expedición es conseguir financiamiento para los proyectos y, por otro lado, capacitarnos en charlas que vamos a tener con grupos que se dedican a cosas similares”, comenta Bulsamen.

Asimismo, el marplatense señala que durante el viaje a Noruega van a “presentar los avances, presentar la idea a empresas, universidades y demás, que pueden llegar a ser los sponsors que nos financien el proyecto, o incluso, si sale bien, pueden ayudarnos a replicarlo en otras ciudades del mundo”.

“Para nosotros es increíble haber quedado entre esos 15 entre 3.000, poder haber aplicado el proyecto, poder trabajar con la gente de INTEMA, y ahora poder tener la experiencia de viajar a Noruega y conocer cómo trabaja otra gente del mundo, otras ideas, y tener charlas e intercambios con gente que ya se dedica a esto. Seguro que para nuestras carreras profesionales será una experiencia increíble”, concluye.

 

Últimas Notas

El 60% de los accidentes de tránsito en Mar del Plata son por alcohol

Manuel

Cabernet Sauvignon: el rey está de festejo

Hugo

Martha Argerich, una mujer y un piano

Albertina