15 C
Mar del Plata, AR
abril 12, 2024
Lo de Acá

Los peligros de no ser varón en Mar del Plata

El 8M supone muchas actividades, desde movilizaciones hasta indisimulables acciones de pinkwashing por parte de empresas y organismos. Una efeméride más para muchas personas, un año nuevo para muchas otras que conviven a diario con la violencia. En Bacap nos preguntamos qué hace el Estado municipal por esas mujeres y diversidades y charlamos con Belén Berruti, psicóloga y titular de la Dirección de Políticas de Género de General Pueyrredon sobre el presente y el futuro de la institución.

Por Natalia Muñoz

En Argentina una mujer o diversidad es víctima de femicidio cada 26 horas. Al momento, ninguno de ellos se efectivizó en nuestra ciudad, aunque sí hay registros de intentos de femicidios en lo que va del año. En Gral. Pueyrredon hay cerca de 1200 dispositivos activos, entre botones antipánico y tobilleras duales, distribuidos entre víctimas de violencia de género y de violencia familiar. “Pero las cifras no alcanzan para abarcar toda la problemática”, sostiene Belén Berruti, psicóloga y titular de la Dirección de Políticas de Género de General Pueyrredon.

Berrutti asegura que están activas ciertas políticas “placebo” y busca mutar el perfil de la Dirección para “trabajar desde la prevención con foco en la responsabilidad de los varones”. Es que las acciones judiciales y policiales, acompañadas por el Estado municipal, aún hoy hacen hincapié en qué hace la mujer, dónde está la víctima, cómo sigue su vida, cada vez más encerrada, mientras el varón victimario goza de sus libertades.

Para la directora es necesario volver a “organizar los rondines policiales, porque hoy controlan a la víctima en vez de la circulación del varón”. “En lugar de que vos puedas estar tranquila, libremente, yendo a tu trabajo, la que está custodiada sos vos, y otro extremo de esas políticas de vigilancia son las tobilleras duales”, explica. “La realidad es que un botón antipánico no le va a asegurar la vida a una mujer, menos si la policía no va cuando eso se activa”, sintetiza la funcionaria.

Encima las retan. En la actualidad, las víctimas de violencia en su gran mayoría son mujeres en edad reproductiva que están criando a sus hijos solas. “Lo más normal hoy es dejarle el celular un rato (a las infancias) para que jueguen, y se juzga y señala a las madres por no hacer un buen uso del dispositivo. Nuevamente, se culpabiliza a la mujer”.

Buenas y malas víctimas

Fue la escritora y ensayista Leonor Silvestri quien ha categorizados las buenas y las malas víctimas. Siendo, en una explicación a vuelo, una buena victima quien es sumisa, cuya vida no tiene mayores sobresaltos, mucho menos grandes hitos en su vida sexual consensuada. La buena victima está quieta en su casa sin molestar. La mala, bueno, básicamente intenta seguir con su vida, con su trabajo, con sus vínculos, con sus proyectos. Es esta distinción la que en los hechos hacen organismos del Estado, traducido en el control al movimiento de la víctima, mientras que el victimario danza aún en sus libertades.

“Hay una idea esquemática de la violencia, de que cuando intervenís en violencia no estás haciendo prevención. La prevención se ve como los talleres que hacemos en los colegios, que los hacemos, pero no es eso solo. Son dos esferas que interactúan permanentemente”, explicó Berruti.

Por eso también se emplean otras herramientas: “trabajamos en fortalecer habilidades para el empleo, como alfabetización digital y preparación para entrevistas laborales. Hay personas que no se ven con un horizonte de un posible trabajo formal”.

A todo esto, en General Pueyrredon ya no rige la emergencia por violencia de género. “Una normativa de emergencia a nosotros ni nos quita ni nos aporta”, adelantó la directora de Políticas de Género municipal. “No es que a nosotros nos redunda en que nos dan más recursos o que generamos mejores datos”.

Se espera que la emergencia también aliente la producción de datos y de políticas públicas consecuentes. Pero de esos tampoco abundan: “la emergencia da por instalado un organismo que es el Observatorio. El Observatorio debe generar datos básicamente sobre los sistemas de abordaje. Pero ¿cómo haces una evaluación integral de las políticas de género del municipio de Gral. Pueyrredon si no tenes datos del poder Judicial? La policía sí los da”, cuenta Berruti.

Entre esas políticas consecuentes, por ejemplo, está la construcción, ampliación y puesta en funcionamiento del Hogar Galé y la Casa de Medio Camino. En este marco, la funcionaria aclara que “del Hogar Galé ya se terminó la obra, lo que no se terminó es la segunda etapa de la Casa de Medio Camino”.

También se mantiene el reclamo de las diversidades. En la Municipalidad de General Pueyrredon se sancionó la ordenanza 23237, que adhiere a la Ley Provincial 14783, que establece un cupo laboral trans en el Estado no menor al 1% de la planta. Nunca se cumplió.

Desde la Dirección de Políticas de Género hacen “acompañamiento” a este colectivo, por ejemplo, otorgando algunos subsidios económicos. Pero “la política específica la lleva el área de Derechos Humanos”, explica Berruti. “Desde acá se trabaja en generar conciencia para que el sector privado pueda emplear a personas trans”, define.

Este 8M llega en un contexto de gran ajuste económico. “El mayor indicador de violencia hacia las mujeres es la pobreza” enfatiza la profesional. “En las mujeres se siente mucho más y hay más demanda de ayudas económicas. Es un recurso finito que está determinado por el presupuesto y en contexto de inflación. A veces se hace muy restringido”, explica la mujer al tiempo que adelanta: “Estamos con presupuesto prorrogado todavía, va a ser duro”.

2024

“Va a haber más presión de la que tuvimos y vamos a tener que volver a reorganizar nuestros servicios”, adelanta Belén Berruti. “Estamos trabajando en fortalecer nuestros nexos territoriales con otras áreas del Estado para llegar antes a los problemas”, dice sobre el trabajo con áreas de derechos humanos, niñez, empleo.

“Vamos a instalar un punto joven”, donde se trabajan emergentes con los adolescentes en clave de ESI. Además, está en mesa generar un “programa de concientización para asumir de una manera amorosa la responsabilidad de ser padre. Esto ya está a la firma del intendente”, aclara.

Con atención alternada, en este tiempo se han abierto puntos descentralizados de recepción de denuncias y contención de víctimas en Batán, Sierra de los Padres, Estación Camet, Playa Serena, Barrio Pueyrredon, Las Dalias y Jorge Newbery.

 

Por emergencias: llamar al 911.

Línea 144 del Consejo Nacional de las Mujeres: las 24 horas, por llamada o WhatsApp.

Comisaría de la Mujer: las 24 horas, en Juan B. Justo 3649.

Línea Malva: 108 o por WhatsApp (2235425640), de lunes a viernes de 8 a 17, para consultas.

Dirección de Políticas de Género MGP: de lunes a viernes de 8 a 17, en Catamarca 2921 | Teléfono 4511184 o por Whatsapp (2235425640).

Centro de Atención a la Mujer Maltratada (CAMM): lunes y viernes de 14.30 a 17 en Larrea esquina Salta | 2236991474

Red de Acompañantes a Víctimas de Violencia de Género: 2236227808

En Red: en 25 de Mayo 4135 | 2236017711 | redviolenciasabusotrata@gmail.com.

Últimas Notas

Conferencia gratuita de Dora Barrancos en Mar del Plata

redaccion

Un investigador del CONICET colaboró en la recreación del sabor de cervezas milenarias

redaccion

La campaña #huellasqueunen juntó 1230 pares de calzado

redaccion

Deja tu comentario