8.8 C
Mar del Plata
junio 15, 2021
Lo de Acá

Los Zorros, impulsores de un fútbol inclusivo que rompe tabúes y suma adeptos en la ciudad

Nacieron buscando un espacio propio para disfrutar de un deporte regido generalmente por preceptos conservadores. Fueron superando miedos, ganando terreno y hoy sueñan con la sede propia y la inclusión de otras disciplinas deportivas.

Por Victor Molinero

“El fútbol es cosa de hombres” se escuchó por años aquí y en cualquier rincón del planeta. En realidad, más allá de la lucha que llevan adelante las mujeres por la igualdad, también en el deporte rey claro, esa frase todavía se suelta con liviandad en charlas de café o asados. Porque si bien es cierto que el fútbol femenino ha avanzado notablemente en Argentina en el último lustro, todavía las diferencias con la súper profesionalizada actividad que llevan adelante los varones es abismal.

Sin embargo, hoy ya a nadie resulta extraño ver a un grupo de chicas tener un turno fijo semanal para despuntar el vicio en cualquier cancha de Mar del Plata, o verlas “pateando” en la plaza o en la playa.

Recientemente se disputó la primera temporada oficial del fútbol argentino que consagró a Boca y, antes de la pandemia, la Liga Marplatense había organizado su primer torneo oficial ganado por Aldosivi en el ámbito local. No fueron pocos los que se prendieron a la tele para ver a la Selección Argentina, con la marplatense Milagros Menéndez, en el último Mundial.

Todavía queda mucho camino por recorrer, es cierto, pero cada vez son más los que aceptan con naturalidad un hecho que, en realidad, simplemente es natural. Así como las mujeres tienen ganas de crecer, de formarse profesionalmente, de elegir libremente…, también tienen ganas de jugar. Al fútbol en este caso.

No obstante, está claro que no es fácil romper con los tabúes. Y ahí están aquellos que intentan asimilar que las mujeres quieran jugar, mirar y disfrutar el fútbol pero a los que de momento les cuesta entender que una persona declarada gay se apasione con el fútbol.

Contra esos prejuicios luchan día a día, por ejemplo, los integrantes del equipo Los Zorros, un grupo de chicos gays que disfrutan semanalmente el juntarse para jugar al fútbol y que trabajan incansablemente en pos de un sueño: tener un espacio propio, un club, donde se desarrollen múltiples disciplinas deportivas.

“Estamos empezando a trabajar para formar un club, incorporar otras disciplinas como el vóleibol y el básquetbol, con el mayor anhelo de tener la sede propia”, se entusiasmó Eduardo Peralta en charla con BACAP.

Foto: Mauricio Arduin.

Eduardo y Lisandro Fortier fueron los impulsores de Los Zorros Fútbol Club, uno de los equipos marplatenses que aboga para que muchos más gais se sumen a la posibilidad de jugar al fútbol sin sentirse intimidados.

“Los Zorros Fútbol Club es un equipo diverso inclusivo, fundado en octubre de 2015. Empezamos como un grupo de amigos, fomentando el respeto, tratando de incursionar en un deporte en el que muchas veces recibíamos un trato hostil. La mayoría de nosotros intentó jugar en fútbol 11 o fútbol 5 pero el común denominador siempre era el maltrato. Por nuestra condición, no nos permitían sentirnos cómodos en ese contexto”, lamentó Eduardo.

“Así surgió la Liga de Deportistas Argentinos Gays en Buenos Aires. Se fueron sumando otros grupos en el interior del país y ahora también hay una liga que intenta nuclear a todos los equipos de interior. Nosotros, con Los Zorros, comenzamos a jugar un turno semanal. Fue difícil al principio poder juntar diez personas para jugar porque muchos tenían temor. Es una ciudad complicada en ese aspecto y por esa época estaba el tema de este grupo neonazi que atacaba a integrantes de la comunidad boliviana y a personas gais en la calle”, cuenta sobre los inicios del equipo en Mar del Plata. “Por eso empezamos jugando también en una cancha medio escondida, por ese temor que había al principio”, agrega.

“El fútbol está preparado para heterosexuales. Pero inclusive nos pasaba de sentirnos incómodos jugando con nuestros amigos. Siempre está esa mirada perversa. Por ahí hasta gente de nuestro entorno, cuando arrancamos con esto, nos preguntaba ‘¿y cómo es el tema de los vestuarios?, ¿qué pasa ahí?’. Era el comentario generalizado al principio… ¡Nada loco, vamos a jugar al fútbol! La gente gay no busca sexo las 24 horas. De a poco, a medida que nos van viendo, lo fueron entendiendo”, marca Peralta sobre los tabúes que dominan la escena.

“Hace un año y medio somos más conocidos, nos afirmamos y entendimos que tenemos que construir para afuera. Hoy somos un grupo de alrededor de cincuenta personas. Jugamos dos o tres veces por semana y prácticamente formamos dos equipos para competir. Además hay otro equipo, Lobos Marinos, que es un desprendimiento de Los Zorros así que ya somos tres en Mar del Plata”, grafica.

“En ese intento por darnos a conocer, por construir hacia afuera, comenzamos también a realizar distintos eventos solidarios. Porque no queda sólo en el fútbol. Hemos ayudado a gente que perdió todo en un incendio, o juntamos donaciones para comedores infantiles. También hay una misión social para Los Zorros en todo esto”, amplía.

Viaje a Rosario y Encuentro en Semana Santa

“En febrero fuimos a un Torneo Nacional en Rosario y salimos subcampeones. Fuimos la revelación. Éramos siete personas que fuimos en auto, sin ninguna clase de apoyo, nos hospedamos en casas de amigos… Pero todo eso nos dio mucha fuerza. Y ahí mismo surgió la idea de organizar un Torneo en Mar del Plata para Semana Santa”, confiesa Eduardo.

Entre el pasado viernes y sábado se disputó en esta ciudad el Encuentro Copa Daniela Castro, que consagró campeón a Guatemala, vencedor en la gran final de Los Dogos. Los Zorros finalizaron en un meritorio cuarto puesto, ganándole en el camino a uno de los candidatos como Los Osos. Hubo premios para los mejores a nivel colectivo y también para el goleador (Jonathan Duarte, de Guatemala) y la valla menos vencida (José Villalba, de Lobos).

Fueron doce equipos que compitieron en dos jornadas en las canchas de Garay y 180. Además de los dos combinados de Los Zorros y el de Lobos Marinos de esta ciudad, llegaron Los Carpinches de Paraná, Yaguaretés de Rosario, Yacaré, Los Dogos, Los Osos, Unides, Defensores, Guatemala y Lobos, de Buenos Aires.

Foto: Mauricio Arduin.

“Hubo mucha gente que nos dio una mano grande para llevar adelante este Encuentro. Elegimos el nombre de Daniela Castro por todo lo que ella significa como ejemplo en su lucha por la diversidad y el respeto”, sostiene al comenzar la lista de agradecimientos.

En 2011 Castro se convirtió en la primera mujer trans en obtener un DNI acorde a su identidad de género. Y el año pasado marcó otro mojón en su incansable lucha al ser designada como directora en el área de Diversidad Sexual del ministerio de Mujeres, Política de Género y Diversidad sexual de la provincia de Buenos Aires.

“Daniela nos dio una mano gigante. Nos contactó con muchísima gente que terminó aportando para este Encuentro. Pero también nos ayudaron Inés Arrondo, (NdR: actual Secretaria de Deportes de la Nación), Daniel Lefrou del Emtur, Alejandro Yapuncic, el presidente de River, Vilma Baragiola… Open Sports donó premios”, enumera a la hora de recordar los apoyos recibidos.

“Nosotros somos apolíticos pero vimos con mucho agrado que de todos los partidos de la ciudad nos abrieron las puertas, nos escucharon y nos dieron una mano”, remarcó.

Vinieron autoridades al Encuentro y la verdad que todo superó nuestras propias expectativas. Salió todo perfecto”, contó entusiasmado Peralta.

La experiencia fue tan exitosa que los organizadores ya piensan en repetir, siempre y cuando el contexto pandémico lo permita. Mientras tanto, al compás de esos partidos semanales que se seguirán jugando, los chicos sueñan con ampliar la oferta deportiva y tener la sede propia. Un lugar que les permita disfrutar del deporte diverso, despojado de tabúes.

Los Dogos marcaron el camino

Los Dogos, surgidos en 1997, fueron desde Capital Federal, quienes marcaron el camino. Todo surgió con un aviso publicado en una revista: “Sumate a la cruzada del fútbol gay. Nosotros también armamos nuestro equipo. Participá”.

Como en Mar del Plata, Los Dogos comenzaron jugando en Caballito, con alrededor de 12 integrantes, un turno semanal. Desde entonces el crecimiento fue notable. Al punto que Los Dogos comenzaron a participar en grandes torneos internacionales y hasta se consagraron campeones mundiales en 2007, en el Mundial desarrollado en Buenos Aires. Los Dogos también dijeron presentes en el Encuentro Daniela Castro y fueron subcampeones.

Varios siguieron su huella. En 2017, la Selección de Futbolistas Gays de Argentina se consagró campeón de la cuarta edición de los Out World Games, competencia desarrollada en Estados Unidos que también es conocida como los Juegos Olímpicos LGBT. 

Últimas Notas

No fue magia: fue el movimiento feminista organizado

Aldana

En audiencia pública se discute cómo será el transporte público de pasajeros

redaccion

¿Vas a podar?: Acá los detalles de lo que tenés que saber

redaccion

Deja tu comentario