13.9 C
Mar del Plata
octubre 2, 2022
Bitácora de arquitectura
Interés General Lo de Acá

Bitácora de Arquitectura, un redescubrimiento de la ciudad a través de sus construcciones

La cuenta de Instagram hace un relevamiento fotográfico donde se exhibe de manera reflexiva la diversidad de obras que forman parte de la ciudad. Dialogamos con Pedro Ferrando, uno de los creadores, sobre la identidad arquitectónica de Mar del Plata y la situación de los inmuebles patrimoniales.

Por Nicolás Quintaié

“Buscamos observar, debatir y reflexionar sobre la parte física que nos rodea en la ciudad”, así define Pedro Ferrando a la Bitácora de Arquitectura, un proyecto creado junto a su compañera, Cecilia Pallín, que hace una recopilación fotográfica sobre los distintos detalles y estilos arquitectónicos que se registran en las construcciones marplatenses.

 Signada por su eclecticismo, en Mar del Plata conviven las obras paradigmáticas de figuras como Armancio Williams, Clorindo Testa o Walter Loos, con autores anónimos que tienen sus toques distintivos. Parte de ello busca mostrar esta pareja que hizo gran parte de su vida en Barcelona y decidió mudarse a Mar del Plata hace casi 10 años.

 “Quizás la cuenta es una forma de estimular a la gente a mirar más a su alrededor. Nos gusta generar un feedback con los usuarios, cada vez observo más eso. Otra parte del objetivo es cambiar hábitos, estimular a las personas a tener la casa bella”, explica Pedro, quien también dirige la productora Obra Linda, especializada en comunicar proyectos de arquitectura e interiorismo.

Y agrega: “Nuestra idea es aprender a caminar por la calle girando la cabeza, levantándola, mirando a ambos lados, dejándonos sorprender. Es un poco lo que hemos hecho y hemos tratado de transmitir, dándole herramientas a la gente para que entienda lo que la circunda”.

Como bien señala Belén Maiztegui en el portal Plataforma Arquitectura, la Bitácora es la puerta hacia todo un universo de imágenes de casas, edificios y sus materiales en donde se exhiben las constantes y variables del ejido urbano local. Una forma de revalorizar el hábitat marplatense y contribuir al conocimiento colectivo sobre la ciudad.

¿Qué los llevó a abandonar Barcelona para venir a Mar del Plata?

 -Teníamos ganas de cambiar de ambiente, de salir de Barcelona, y hacer un viaje a Argentina de casualidad. Vimos que estaba bonito el país en aquel momento, vinimos en 2011. Yo soy marplatense, criado en Barcelona desde los 5 años. De alguna forma, siempre he tenido una vinculación con la ciudad. 

 -¿Cómo es el proceso de salir a sacar fotos?

 -Nosotros nos dedicamos a la fotografía de arquitectura. Y la cuenta la planteamos como algo callejero. La mayoría de las imágenes son de celular, no sacamos nuestras cámaras. Es como la frescura de lo que encontramos en el momento y lo compartimos, siempre tratando de tener una cierta estética, pero limitados por lo que puede dar el dispositivo.

 –¿Cómo es el vínculo con sus seguidores?

-Estamos alucinados porque somos lo más antipático que pueda haber. No te puedo contar la cantidad de mensajes que recibimos porque publicamos cosas que algunos arquitectos consideran que no son valiosas. A mí me da igual, no es un catálogo de lo mejor de la arquitectura marplatense. 

Diferencias e identidades

 -¿Qué similitudes y diferencias se pueden trazar entre Barcelona y Mar del Plata a nivel arquitectónico?

 -No puedo trazar similitudes. Mar del Plata no es espectacular en nada, por muy chauvinistas que seamos. No tiene una arquitectura especial, hay un paisaje que cada vez lo estamos cargando más, no es tan especial. La Bitácora no es una cuenta de referencia arquitectónica con mirada internacional. Pero es lo que nos rodea. Es como nuestro álbum de fotos familiar. 

Bitácora de Arquitectura

 –¿Se puede hablar de una identidad arquitectónica de la ciudad? 

 -Mar del Plata, como Argentina en general, tiene un origen completamente ecléctico. No tiene una identidad propia como ciudad, sino que mama de las influencias internacionales. Hay imitaciones de las arquitecturas europeas. Pero tiene como características propias dos cosas. Una es material: la piedra Mar del Plata. Esto se puede ver aplicado en una arquitectura pintoresquista hasta en la arquitectura moderna. Vemos ese material en distintos tipos de obras; es un amalgamador visual. Esta impronta local no se ve tanto en otros lados.

Lo otro que sí es puramente marplatense es el Chalet Mar del Plata, justamente una reinterpretación local que se hizo de las líneas pintoresquistas de la burguesía. Eso es puramente local y único. 

 –¿Qué construcción o sector de la ciudad te despierta más interés?

 -Eso está más difuso, aunque hay algunos núcleos. El Chalet Mar del Plata está distribuido en toda la ciudad, pero hay algunos ejemplos especialmente bonitos en la zona de La Perla, como calles en las que puedes pasar. También hay otros muy lindos por la zona de San Lorenzo y Mitre, y la zona. Algunas construcciones parecen sacadas de una película de Walt Disney. Son muy especiales.

 -A pesar del legado de grandes figuras, la página busca resaltar a los autores anónimos, ¿qué es lo más llamativo que han encontrado en esas obras?

 -Hemos encontrado cosas maravillosas, que muchas veces no sabemos de quiénes son. Eso nos ha permitido generar un fenómeno del boca a boca enseguida entre los seguidores de la Bitácora. Recientemente publicamos un edificio que nos encantaba y se corrió la bola, nos localizaron los hijos de los dueños, que nos compartieron un montón de datos sobre la obra, nos mandaron por privado planos e imágenes antiguas. A veces conseguimos sacar información que ni siquiera está en la municipalidad.

El patrimonio, en jaque

 -¿Qué opinas sobre la demolición de lugares patrimoniales para construir edificios?

-Es algo patente, lo vemos todos. Yo haría una protección por zonas. Lo que me apena más que la demolición de un chalet -que individualmente no tiene un valor arquitectónico, sino como conjunto- es lo que lo sustituye. La mala calidad y la falta de gusto de los edificios que están haciendo. Una casa tiene un dueño. En un edificio, son 20. No van a tirar ninguno abajo. Cada una de esas porquerías se van a quedar para siempre. 

Bitácora de Arquitectura

 -¿No es una forma de borrar la memoria colectiva que hay sobre la ciudad?

-Sí, en unos años será difícil diferenciar a Mar del Plata de cualquier otra ciudad del mundo. Es una pérdida de identidad absoluta.

 -También delata la falta de planificación urbana

 -Sí, acá falta planificación, eso está clarísimo. Pero también hay normas y se saltan a la torera. Se dan permisos excepcionales para construir torres que no deberían hacerse, que están por encima de la norma. Es muy triste, es como si no viviesen en la ciudad. Hay falta de visión. 

¿Cuál es el debe y cuál es el haber de la ciudad en materia arquitectónica?

-En materia arquitectónica no falta nada. Urbanísticamente carece de una planificación más severa, que se haga cumplir y más costa caminable. No hay calidad constructiva en los edificios, algunos no están acabados y ya están deteriorados. También me da la sensación de que Mar del Plata era más arbolada antes. Si tuviera una petición urbanística, sería más espacio público transitable, saludable; más espacios verdes. Hay que sacarle jugo a las calles anchas, eso no se da en ciudades viejas.  

 

Últimas Notas

Octubre: la primera muestra de una temporada que promete

Bárbara Benitez

Premian a un buque de Mar del Plata por su cuidado con las aves marinas

redaccion

Artistas marplatenses se unen para ayudar a Quimio con Estilo

redaccion

Deja tu comentario