13.9 C
Mar del Plata
enero 22, 2022
La Biología de la Sensualidad. Foto: Lucila Aberastain Oro
Interés General Lo de Acá

“La Biología de la Sensualidad”, un diálogo entre la ciencia y el arte

Enmarcada en el proyecto de extensión de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Diálogo de la Ciencia con el Arte, “Biología de la Sensualidad” combina naturaleza, placer y expresión corporal.

Por Martín Zelaya

“Los cuerpos desnudos liberan del prejuicio dando una identidad más plena y saludable”, es la frase que me queda resonando después de charlar un buen rato con Lorena Herrera, bióloga, investigadora del CONICET. Ella, junto a José Gallo, ingeniero y profesor de la Universidad Nacional de Mar del Plata; Margarita Collacci, profesora de expresión corporal y Lucila Aberastain Oro, fotógrafa y artísta plástica; integran la performance-pedagógica “La biología de la sensualidad”. 

Esta iniciativa está enmarcada en un proyecto de extensión de la Facultad de Ingeniería de la universidad local y se propone “generar acciones a través de la interrelación entre los lenguajes del arte, la ciencia y la tecnología”.

En diálogo con Bacap, Herrera cuenta más sobre esta propuesta que explora de manera grupal conceptos biológicos en un contexto natural a través de una vivencia corporal.

-¿Qué objetivo tiene el proyecto de extensión “Diálogo de la ciencia con el arte”?

-El objetivo del proyecto es generar espacios de capacitación, aprendizaje y divulgación de los elementos de la cultura científica a través de experiencias integradoras e interactivas, en las que se valorizan la sensibilidad, la imaginación, la belleza y el placer, estimulando nuevos modelos de pensamiento, la búsqueda de nuevos interrogantes, la indagación y profundización de los temas propuestos, como así también la  exploración de todo el universo científico.

 En este marco se origina la performance-pedagógica denominada; “La biología de la sensualidad”. Un espacio para explorar de manera grupal, en un entorno natural y en contexto placentero, conceptos biológicos atravesados por la expresión corporal.

La Biología de la Sensualidad
Foto: Lucila Aberastain Oro.

 – ¿Cómo es la dinámica de trabajo?

-Los talleres en la naturaleza se realizan en un entorno natural, íntimo y seguro. Su dinámica varía en función de los objetivos de la propuesta y del lugar elegido.

 En líneas generales, se realiza una ceremonia de encuentro y reconocimiento del lugar donde se comparten los orígenes y objetivos del taller, se aclaran dudas y se expresan emociones y sensaciones entre todos los participantes. 

Posteriormente, se realiza una vivencia de conexión con el lugar a través de una caminata con activación de los sentidos y registro de la belleza natural. Se invita a las personas a reunirse en círculo para una ceremonia de cuidado y plena consciencia, donde se les pide que tengan un registro de sus cuerpos con ropas y se liberen de las mismas hasta quedar desnudas. Seguido, se facilitan unas tres vivencias en relación a diferentes conceptos biológicos y/o ecológicos. 

– ¿Podés ampliar qué conceptos?

–  En la edición anterior se vivenciaron los conceptos de micorrizas, la transformación de semilla a árbol y el equilibrio ecológico. Las micorrizas representan la simbiosis entre el hongo (mycos) y las raíces (rhizos) de la planta. Se trata de una interacción de intercambio de materia y energía que facilita el desarrollo de ambos organismos: el hongo facilita nutrientes y condiciones edáficas favorables para el desarrollo de la planta y la planta alimenta al hongo con nutrientes elaborados (por ejemplo., glucosa que fabrica en sus hojas por medio de la fotosíntesis).

 La transformación de la semilla al árbol representa el desarrollo de una planta en la que intervienen millones de procesos físicos, químicos y biológicos a distintas escalas (celular, tejido, órgano, individuo). 

El equilibrio ecológico es un estado, observable en las comunidades ecológicas dentro de un ecosistema, es decir, la composición y abundancia de especies se mantiene relativamente estable por tiempo prolongado. Este equilibrio puede alterarse por diferentes factores ambientales (por ejemplo., pastoreo, fuego, herbicidas) lo cual genera cambios en las cadenas tróficas naturales y deja al ambiente vulnerable de amenazadas como la invasión biológicas de especies.

La Biología de la Sensualidad
Foto: Lucila Aberastain Oro.

– Los cuerpos desnudos, ¿suelen generar pudor o ya han dejado de ser tabú?

– Desde nuestra experiencia, a razón de lo vivido en “La biología de la sensualidad”, y según lo confirmado por los testimonios de los participantes, el cuerpo desnudo y la idea de desnudarse frente a otros/as, generó pudor antes de realizar la actividad, en el plano mental, que en la realidad. Los participantes, incluso, refirieron sentir mucho disfrute por experimentar la vivencia con toda su piel en contacto con los elementos del entorno natural, y no sentirse invadidos por la mirada del otros/as. 

 En cuanto a si los cuerpos desnudos generan pudor y si ya han dejado de ser tabú, consideramos que según el contexto, puede ser tomado como un acto violento, el estar desnudo total o parcialmente, o generar connotaciones hiper sexualizadas. 

Sin embargo, a partir de esta primera experiencia, la cual nos ha sorprendido para bien, podemos afirmar que, si el encuadre es el adecuado y es cuidado, la experiencia se torna natural y hasta “empoderadora”, dando a quien la experimenta una vivencia de encuentro con su corporalidad y la corporalidad del otros/as, más libre de prejuicios y, por ende, forjadora de una integración del esquema corporal y la identidad más plena y saludable.

-¿Cómo es esa interacción con la naturaleza?

– El contacto con la naturaleza puede ser esencial para el desarrollo del ser humano en sus distintas dimensiones: física, mental, emocional y espiritual. Se trata de una necesidad emocional profunda y congénita de estar en consciencia con nuestro entorno, ya que no solo activa parte de nuestra identidad (ser y sentirnos parte de la naturaleza), sino que ayuda a reforzar la conexión con nuestras emociones e instintos. 

Así, las vivencias de conexión o vínculo con la naturaleza orientan a cultivar nuestros sentimientos, a sentir nuestras emociones, a conectarnos con nosotros y nosotras mismas, a conocernos mejor desde un lugar más instintivo, y a fortalecer la empatía y el amor hacia todo lo que nos rodea. 

Si estamos informados y al mismo tiempo vivenciamos ese saber, podemos fortalecer aún más nuestra capacidad de empatía, de cuidado y de amor hacia la vida en su totalidad. Estos aspectos nos pueden llevar a modificar nuestro comportamiento y a accionar en el cotidiano, con honradez y respeto, hacia el bien común. 

En este contexto y respondiendo a la pregunta, la interacción con la naturaleza representa como un diálogo interno, íntimo y profundo con una, con el entorno a través de los cuerpos desnudos, un canal que nos habilita a sentirnos con vida. 

Foto: Lucila Aberastain Oro.

– ¿Alguna experiencia que hayan tenido con Biología de la Sensualidad? ¿Algo que les haya movilizado?

– El primer taller lo hicimos en un ambiente serrano del Sistema de Tandilia, donde expusimos conocimiento acerca de importancia de conservar el pastizal nativo (como el de Paspalum quadrifarium, paja colorada), las consecuencias sobre el equilibrio ecosistémico de la  invasión de especies de plantas exóticas como la Acacia australiana (Racosperma malanoxylon), la vulnerabilidad del sistema al encontrarse rodeado de lotes de cultivos donde la deriva de herbicidas afecta la composición de especies, sus interacciones y las cadenas tróficas, etc.

Una sensación común que compartimos entre las personas, y es habernos sentido tan “normales” en lo aparentemente “loco”; y eso lo logramos porque cada quien puso lo mejor de sí y eso fue simplemente “ser nosotras/os mismas/os”, sin condicionamientos, ni marcas, ni etiquetas que nos definan. 

Desde mi lugar tuve mis resistencias y miedos pero, a la vez, la confianza y las ganas de transitar por una experiencia natural y humana. El resultado fue increíble y sumamente potente porque logramos manifestar el amor por la vida, la simpleza de ser naturaleza, la consciencia de ser el otro, el universo, el cosmos, el árbol, el insecto… 

 

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

Últimas Notas

¡Fanzinante!, un encuentro para fanáticos de la historieta

redaccion

Un poco de pandemia en todo este velorio

Juan Manuel

Temporada 2021: Más propuestas en el Centro de Arte Radio City

redaccion

Deja tu comentario