13.9 C
Mar del Plata
octubre 2, 2022
Lo de Allá

Recuperar alimentos extintos y marginados

Una alimentación consciente y responsable es una palanca clave para frenar la extinción de los recursos cultivables y proteger la biodiversidad. Este es el punto de partida de ‘Sembrando el futuro’, un movimiento global impulsado por BBVA y El Celler de Can Roca.

Una naturaleza rica y funcional, con los adecuados niveles de biodiversidad, es imprescindible para asegurar la salud de la humanidad (según las Naciones Unidas, la biodiversidad es un nivelador clave a la hora de prevenir el riesgo de nuevas pandemias como la de COVID-19). Además de salvaguardar la seguridad alimentaria mundial, según apunta FAO, la biodiversidad contribuye al sustento de las dietas saludables y nutritivas, mejora los medios de subsistencia rurales y refuerza la resiliencia de las personas y comunidades. Sin embargo, actualmente el 86% de las especies en todo el planeta están en peligro de extinción y el 75% de las variedades agrícolas han desaparecido en el último siglo.

En un contexto donde sólo nueve cultivos representan el 66% del total de la producción global, ‘Sembrando el futuro’ nace para impulsar una reflexión sobre la importancia de la preservación de la biodiversidad y acompañar a la sociedad en la adopción de hábitos alimentarios responsables que protejan esta riqueza, a través de una gastronomía saludable, de cercanía y de calidad (un camino que BBVA y El Celler de Can Roca ya han emprendido a través del proyecto conjunto ‘Gastronomía sostenible’, que ayuda a las personas en su transición hacia un estilo de vida más sostenible).

“Concebimos el reto sostenible desde una perspectiva integral: el desafío del cambio climático debe ser abordado con una estrategia social, inclusiva y verde. Este proyecto conjunto es un ejemplo de cómo facilitando herramientas a las personas podemos impulsar pequeñas acciones que provoquen, a su vez, grandes transformaciones que garanticen la creación de oportunidades para todos. Confiamos en que otras muchas entidades se unan a este movimiento para proteger nuestros sabores, nuestra memoria gastronómica y nuestra cultura”, subrayó Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable en BBVA, durante la presentación.

Un documental que pone el foco sobre la extinción de los alimentos

Como punto de partida de este movimiento, BBVA y El Celler de Can Roca lanzaron el documental “Sembrando el futuro”. La pieza, protagonizada por Joan, Josep y Jordi Roca, parte de la alarmante extinción de la diversidad de los cultivos: una premisa que los hermanos descubren en su entorno más local y personal y que continúan explorando en otros rincones de todo el mundo (desde Ecuador hasta Noruega).

Mientras profundizan en las soluciones para proteger la biodiversidad de la mano de expertos internacionales (el documental ha contado con la participación de entidades como FAO, Crop Trust, Slow Food o International Fund for Agricultural Development), los protagonistas emprenden un viaje para tratar de salvaguardar su memoria gastronómica y su legado familiar (un reto vinculado a su madre, Monserrat Fontané, que durante más de cincuenta años ha gestionado la casa de comidas Can Roca).

Ambas líneas argumentales convergen, en su resolución, en la elaboración de un menú creado a partir de alimentos extintos o marginados en la zona de La Garrotxa (Cataluña). Una propuesta gastronómica única que induce una reflexión sobre la amenaza de la pérdida de la biodiversidad pero que, al mismo tiempo, evidencia la solución para afrontar la progresiva erosión genética de los cultivos: reintroducir y reivindicar estos alimentos en nuestra dieta diaria.

Un menú único elaborado a partir de cultivos marginados y extintos

A lo largo del proyecto, BBVA y los hermanos Roca recurrieron a bancos de germoplasma locales para recuperar variedades de cultivos extintas y marginadas: una labor en la que la colaboración del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), la Fundación Carl Faust y la comunidad de productores locales ha sido fundamental.

De cara a reivindicar estos alimentos, los hermanos Roca diseñaron un menú especial para sacudir conciencias. La berenjena blanca y la papa morada de La Garrotxa, el pimiento bitxo o la mongeta de L’ull Ros son algunas de las variedades que el equipo de El Celler de Can Roca empleó en la configuración de este menú.

“A través del proyecto ‘Sembrando el futuro’, en general, y de la creación de este menú, en particular, hemos contribuido a poner en valor la biodiversidad como fuente de conocimiento e inspiración culinaria y cultural. Es importante impulsar iniciativas que ayuden a preservar la diversidad de nuestra naturaleza y a reintroducir aquellos recursos que, de otra forma, podrían desaparecer para siempre dejando un enorme vacío en nuestro legado a las siguientes generaciones”, indicó Josep Roca, sommelier y copropietario de El Celler de Can Roca.

Josep Roca, sommelier y copropietario de El Celler de Can Roca, y Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable en BBVA.

Incorporar e inspirar a chefs de todo el mundo

Como parte del compromiso compartido de BBVA y El Celler de Can Roca, ambas entidades buscarán involucrar a chefs de todo el mundo para promover, de forma colectiva, una mayor contribución al reto de la biodiversidad. De esta forma, las entidades que se quieran adherir a este movimiento podrán formar parte de la comunidad ‘Sembrando el futuro’, comprometiéndose con los siguientes principios:

Colaborando: Fomentar la colaboración con los productores locales verdes, trazando y fortaleciendo redes respetuosas con nuestros recursos naturales que fomenten el equilibrio económico y social.

Reintroduciendo: Impulsar el uso consciente y diverso de cultivos y alimentos de cercanía en la  oferta gastronómica, atesorando la fuente de conocimiento culinario e inspiración que nos proporciona la biodiversidad.

Involucrando: Situándose como altavoces activos de este compromiso sostenible, propiciando la conversación alrededor de soluciones que puedan ayudar a todos los actores sociales a tomar decisiones que les acerquen a un estilo de vida más verde. 

Gastronomía sostenible y apoyo al pequeño productor

La aventura de El Celler de Can Roca y BBVA es una historia con unos valores compartidos: responsabilidad, innovación, compromiso, globalidad, liderazgo y espíritu de superación. Una alianza que nace en 2013 y que ha recorrido todo el mundo, buscando la dinamización de pequeños productores en cada región recorrida y dando a conocer las historias de esos productos de autor.

En 2020, en pleno azote de la pandemia de COVID-19, BBVA y El Celler de Can Roca dieron un paso más en el respaldo a esos productores con ‘Gastronomía Sostenible. Apoyo al pequeño productor, un proyecto para preservar los recursos naturales y que reconoce la labor de las personas que trabajan en la tierra y en el mar. Meses más tarde, anunciaban los Premios a los Mejores Productores Sostenibles: unos galardones que, en sus dos ediciones, han aportado visibilidad a agricultores, ganaderos y productores de alimentos locales cuya actividad aúna el compromiso con el medioambiente, la apuesta por las medidas de ahorro energético y la alimentación saludable.

 

Últimas Notas

La pediculosis se redujo de un 70% a un 44% después de la cuarentena

redaccion

Temporada de alergias ¡llega la primavera!

redaccion

Qué ofrecerá el catálogo de Disney+

redaccion

Deja tu comentario