13.9 C
Mar del Plata
septiembre 25, 2022
Lo de Allá

La Argentina espacial es posible

¿Se puede pensar en un país abocado a lo espacial? De esto hablamos con un especialista que nos explica los avances en el tema.

Por Marcelo Díaz

La Argentina viene demostrando el gran potencial en el campo aeroespacial con distintas acciones a las que Mar del Plata no ha sido ajena. Desde Bacap nos contactamos con el director del Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA) de la Facultad de Ingeniería y vicepresidente Institucional de la UNLP, Marcos Actis, para conocer más sobre esas posibilidades, financiamientos y si es cierto ese potencial.

En esa línea, el Ingeniero señala que “la Argentina viene acompañando lo que se está viendo a nivel mundial que es la explosión en la temática espacial, sobre todo en lo que refiere a los pequeños satélites. No ha llegado con la magnitud que hay en el exterior, pero se ha empezado a trabajar. Los proyectos que hay en la Argentina han hecho que estudiantes y docentes se entusiasmen”.

Marcos Actis, director del Centro Tecnológico Aeroespacial

“Lo ideal –continúa- sería capacitar a los docentes primero para que puedan trasladar a sus alumnos. Por ahora son todas intenciones individuales que son transferidas a sus alumnos. Hay que trabajar para que cada vez más docentes puedan recibir capacitación”

Apoyo

Sobre el apoyo gubernamental a estas iniciativas, Actis explica que “hoy se ve un incentivo desde los Ministerios de Ciencia y Tecnología y desde el de Desarrollo Productivo; falta desde el ámbito de la Educación. La CONAE, que si bien genera satélites de gran tamaño, está comenzando a mirar la generación de proyectos más pequeños y a bajo costo. Y eso es un nuevo rumbo.”

El director del Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA) de la Facultad de Ingeniería  de la Universidad Nacional de La Plata invitó a “los docentes que tengan interés a acercarse a los lugares que en los que se están desarrollando este tipo de proyectos. Quienes ya participan, tienen mucho interés en ayudar a sumar más iniciativas”.

Financiamiento para afianzar el desarrollo aeroespacial

En ese contexto, tres proyectos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata  (UNLP) fueron seleccionados para recibir financiamiento en el marco del Programa Potenciar Economía del Conocimiento, impulsado por el Ministerio de Desarrollo Productivo. 

Se trata de tres iniciativas que la institución académica lleva adelante junto a empresas vinculadas a la industria satelital y aeroespacial: el desarrollo de una antena de seguimiento de satélites de comunicaciones, la construcción de un prototipo de aeronave de propulsión eléctrica y la fabricación de un motor de propulsión para lanzadores satelitales.

Las propuestas fueron presentadas por el Ingeniero Actis –que además es el vicepresidente Institucional de la UNLP- durante la realización de la Tercera Mesa de la Industria Satelital y Aeroespacial que coordina la Subsecretaría de Economía del Conocimiento. El acto se realizó en la sede de la compañía Arsat, en la ciudad bonaerense de Benavídez.

La subsecretaria de Economía del Conocimiento María Apólito destacó que se mostraron resultados concretos de encuentros anteriores. El Programa Potenciar Satelital y Aeroespacial fue diseñado en mesas previas y entregó $315 millones a 15 proyectos en los que sobresale la articulación entre el mundo académico y el productivo.

Del encuentro participaron funcionarios de la Secretaría de Economía del Conocimiento del Ministerio de Desarrollo Productivo, representantes de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), Arsat, Invap y de diferentes pymes y universidades que integran la industria aeroespacial.

Una necesidad estratégica

El director del CTA agregó que  “es una necesidad para la Argentina contar con antenas de seguimiento de satélites, que sean de bajo costo y que puedan ser instaladas en cualquier parte del país”. La propuesta tiene como fin permitir y mejorar las comunicaciones, la exploración y la observación desde el espacio.

Del proyecto participa el Grupo de Ensayos Mecánicos Aplicados (GEMA) del Departamento de Aeronáutica y la empresa platense IMER ANTENNAS SRL, integrada por profesionales con trayectoria en el Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR).

Otra propuesta aprobada en el marco de la convocatoria es para el desarrollo de un prototipo de aeronave Aviem AV 100 con propulsión eléctrica. Fue presentada por el ingeniero Ernesto Acerbo, presidente de Aviem Aeronáutica SRL, una empresa de General Rodríguez formada por profesionales de la industria aeronáutica que se dedica a la fabricación, reparación y venta de aeronaves. La iniciativa es llevada adelante junto a la Facultad de Ingeniería.

El objetivo es lograr transportar en la aeronave a dos personas durante una hora de autonomía de vuelo. El vehículo estaría habilitado en categoría experimental con un certificado de aeronavegabilidad para investigación y desarrollo. El peso de la aeronave no sería mayor a los 750 kg, con una carga útil de 180 kg.

El proyecto

El proyecto contempla las etapas de rediseño de un modelo de aeronave Aviem AV 100, su construcción, la instalación de un paquete tecnológico, el ensamble final de la aeronave, su habilitación y ensayos en vuelo.

El ingeniero Actis indicó que con este proyecto se pretende “demostrar las capacidades de la propulsión eléctrica y que, a su vez, permita el desarrollo de los conocimientos para establecer las bases de certificación de aeronaves de propulsión eléctrica”.

Además, permitirá adquirir experiencia en la selección y operación de los sistemas de propulsión eléctrica de aeronaves y potenciar la posibilidad de fabricar los componentes en el país.

Otro de los proyectos seleccionados por el Ministerio de Desarrollo Productivo es el desarrollo de un motor de propulsión para un lanzador satelital. Esta propuesta es llevada adelante por el CTA-GEMA y la compañía DELTA3, de amplia experiencia en el desarrollo de simuladores de realidad virtual.

Consiste en un propulsor de cohetes de metano y oxígeno líquido alimentado por bombas eléctricas, lo cual permitiría controlar mejor el posicionamiento de los satélites.

Hasta la actualidad, el equipo de trabajo de la UNLP llevó adelante la ingeniería de sistemas del propulsor, el diseño preliminar y su revisión. Además realizó el proceso de fabricación de un propulsor de ensayos de menor empuje para realizar pruebas de estabilidad y se está integrando el banco de ensayos.

Por otra parte, se está trabajando en el análisis teórico y simulaciones para predecir la vida y tiempo de uso del propulsor.

La importancia de articular

El vicepresidente Institucional de la UNLP recalcó que en todos los proyectos financiados por el Ministerio sobresale la articulación entre el mundo académico y el productivo. En ese sentido, destacó especialmente la vinculación entre el CTA y las empresas AVIEN, IMER y DELTA3.

Por último,  Actis consideró que “se debería intentar recuperar el recurso humano perdido”, y destacó: “Si el proyecto Tronador no se hubiera detenido, ahora ya podríamos estar lanzando satélites. El convenio alcanzaba hasta el 2022 y se hizo una gran inversión. Se estaba construyendo la plataforma de lanzamiento de Bahía Blanca, la de Pipinas estaba terminada y se estaban armando piezas importantes”.

“Lo que sucedió a partir de 2015 no sólo implicó retraso, sino un gran retroceso. La gente capacitada que formamos durante 8 años ahora no está en el país. Cuando se quedaron sin trabajo desde afuera se los llevaron muy rápidamente, porque son un recurso muy valioso”, lamentó el ingeniero de la Universidad Nacional de La Plata.

 

 

Últimas Notas

Volvió a las aulas el 57% de los estudiantes que se habían desvinculado en la pandemia

Albertina

Día del Chocolate: beneficios de este dulce que genera placer

redaccion

Con la Ley de Matrimonio Igualitario, 400 parejas extranjeras vinieron a casarse a la Argentina

redaccion

Deja tu comentario