13.9 C
Mar del Plata
septiembre 24, 2022
Lo de Acá

Bicitarte: la ciudad en dos ruedas

Bicitarte es una novedosa opción para conocer Mar del Plata. A través de dos tour, te ofrece la posibilidad de recorrer distintas zonas desde una perspectiva diferente. Conocé la experiencia en esta crónica de Bacap.

Por Manuel Straccia

Mar del Plata cuenta con múltiples atractivos turísticos que todos los visitantes recorren y conocen. Sin embargo, desde la temporada pasada hay una nueva vía de disfrutar la ciudad,  en dos ruedas.

Bicitarte es una iniciativa que nació para mostrar distintos puntos de Mar del Plata que los turistas generalmente no visitan, con el agregado de que la perspectiva encima de una bicicleta es totalmente distinta.

Con el fin de hacer esta crónica, me sumergí en la experiencia de “Bicitarte”. La posibilidad de sentir la brisa, recorrer barrios característicos, la costa, el Parque Camet, es definitivamente una actividad necesaria para todo turista aventurero, sin la necesidad de ser un atleta experto.  La posibilidad de recorridos son dos, uno por la zona norte y otro por el sur, ambos con sus variantes de modalidad corta o larga. Previo a la salida, a cada persona se le entrega su bicicleta, casco, botella de agua previamente sanitizada y se le ofrecen frutas frescas de estación y frutos secos. 

El recorrido por la zona norte inicia con una cuadra de reconocimiento y una breve escala en el Museo Mar. Con los rodados ajustados y a tono, el viaje continúa.José Gastiazoro, uno de los guías y fundador de “Bicitarte”, fue el encargado de narrar los distintos lugares que se visitaban, controlar al grupo y oficiar de mediador entre los vehículos de gran porte y los ciclistas.

La arquitectura urbana del barrio Constitución es la visión del primer sendero de esta travesía, para luego tomar la costa. Con el mar a tu derecha y, en esa jornada el viento pegando en el rostro, el paseo se torna muy agradable hasta la llegada de los acantilados, momento de una nueva parada para reponer fuerzas y tomar fotografías.

Tras el descanso, unos minutos arriba de la bici hasta llegar a la entrada trasera del Parque Camet. De un momento a otro, en la misma ciudad, pasas de la belleza del mar a estar rodeado de árboles, vegetación y gente a caballo. Y arriba de una bicicleta se siente distinto.

La amplitud del Parque Camet no genera desgaste en las piernas por lo ameno del entorno. Con una nueva parada en el ingreso, para reponer fuerzas y también dar lugar a nuevas fotografías, el viaje tiene un último lugar para descubrir: El Grosellar. Aquel barrio forestal es la frutilla del postre de una jornada más que reconfortante, a pesar de la exigencia física que también se vuelve gratificante.

Me tocó compartir el viaje con turistas de Tucumán, Santa Fe y Santa Cruz, que quedaron maravillados por la belleza de la ciudad, al encontrar zonas que habitualmente no son frecuentadas.

Esta actividad, novedosa para la ciudad, es recomendada no sólo para los turistas, sino para todos aquellos que quieran recorrer Mar del Plata de una forma diferente. Pueden comunicarse a través del Instagram @bicitarte.mdp y salir a rodar, porque esto es “mucho más que un tour”.

Últimas Notas

Martha Argerich, una mujer y un piano

Albertina

Salud: Cantidad de camas ocupadas y respiradores en uso

redaccion

Vera Álvarez: “Es fundamental que las mujeres podamos incorporarnos en roles de gestión”

Agustin

Deja tu comentario