7 C
Mar del Plata, AR
mayo 20, 2024
Vemos y Leemos

SAUNTRACK | Peligrosa obsesión

Renuncien a todos sus prejuicios; hoy nos adentraremos en la mente de un psicópata.

Por Martina Migliorisi

Hola, ¿Cómo estás? Espero que muy bien. Dos semanas es mucho tiempo para el mundo. Las noticias que todavía se agolpen en los borradores periodísticos pasarán uno, dos, infinitos filtros antes de su corrección final. Y es que jerarquizarlas, como desmenuzarlas, sigue suponiendo un arduo trabajo. Habrá gratas sorpresas y llantos inesperados.

En este espacio y para amenizar la caída, empezaremos por lo peor: Steve Albini dejó este mundo a sus 61 años. Produjo a Nirvana, a Pixies, a PJ Harvey y a Fun People, entre otros, y otorgó belleza y sentido a una existencia muchas veces ruin e inexplicable. Quizás, aún sin conocerle, te haya hecho muy feliz. Dedicale un brindis.

Otro homenaje, aunque bastante más alegre, le cabe a Ricky Martin: hace 35 años lideraba el chart de Billboard con «Livin’ la vida loca». Y si de celebraciones hablamos, tres al hilo: Blur anunció su próximo trabajo a publicar. Se titula «To the end» y será un registro de su última gira en formato documental.

Por su parte, Hinds confirmó la fecha de estreno de su próximo disco y adelantó algunos detalles tentadores: Se llamará «Viva Hinds», tendrá un sencillo promocional y videoclip con Beck, y verá la luz el 6 de septiembre. Y finalmente, Lady Gaga dio la noticia más esperada por sus fanáticos: La fecha de estreno de «The Chromatica Ball», un film creado, producido y editado por la propia artista. «Chromatica fue una venganza colorida. El caos de todo esto se convirtió en pura energía y vida (…) Espero que te sientas visto cuando veas esta película. Y debes saber que lo edité cuidadosamente para honrarte», escribió la cantante en un post en su cuenta de Twitter, donde confirmó que su nuevo material estará disponible el 25 de mayo.

Unas más, de yapa: Twenty one pilots anunció su regreso a Latinoamérica para el 2025 y el 29 de enero volverán a pisar suelo argentino. Justin Bieber confirmó que está esperando a su primer hijo. Mariano Travella estrenó su nuevo EP, «Espora». Madonna tocó gratis en Brasil ante un millón y medio de personas y nos regaló postales conmovedoras. Babasónicos estrenó un mini documental titulado «El abstracto de la música»: Se grabó entre Israel, Inglaterra, Irlanda, España y Argentina y ya está disponible en YouTube.

¿Listos/as para otra aventura? Renuncien a todos sus prejuicios; hoy nos adentraremos en la mente de un psicópata.

El germen

Todo villano tiene su origen; todo humano, su fortaleza. A Dylan León Masa los traumas de su infancia lo han dotado de una creatividad única. A sus 23 años, el cantante, rapero y compositor argentino estrenó uno de los discos más resonantes del año, prueba de su talento artístico y producto de una virtud para leer la escena que sabe inagotable.

«Por Cesárea», segundo disco de estudio de Dillom, parte de una versión alternativa de la realidad. A lo largo de sus doce tracks, su creador retuerce algunas anécdotas de su infancia y adolescencia temprana hasta convertirse en un monstruo.

Compuesto e interpretado en primera persona, «Por Cesárea» retrata la vida de un psicópata. Para lograrlo, Dillom crea a un personaje con un pasado tormentoso, un presente marcado por la humillación y un futuro tan creíble como inexistente, tan resquebrajado como aterrador.

La profundidad que alcanza entre su lírica y sus instrumentales obliga a su audiencia a atestiguar, inútilmente, una historia sombría que escala sin frenos. Pero, ¿Cómo lo hizo?

«Por Cesárea» comienza con una reflexión en retrospectiva de su protagonista. Es aquí cuando nos presenta un primer pantallazo sobre su vida: Se trata de un joven que creció en un hogar conflictivo, con una madre adicta a las pastillas y cuya dependencia la vuelve violenta. Admitirá el narrador que el comportamiento autodestructivo ha sido su única herencia.

Años más tarde, el amor tocará a su puerta. «La novia de mi amigo» aborda un enamoramiento tóxico, que oculta intenciones viles disfrazadas de la más tierna inocencia. A nivel sonoro destaca un pitch en la voz del cantante, a fin de agudizarla y de contribuir en la creación de un infante ficticio en el imaginario colectivo. Esta característica se profundiza en «Cirugía», cuando nuestro protagonista desarrolla una obsesión por la mujer que desea. Un pequeño spoiler: La fijación con un ser amado jamás termina bien.

 El producto

Durante los siguientes dos tracks («Mi peor enemigo» y «(Mentiras Piadosas)», respectivamente), Dillom enseñará otras dos facetas de su discurso: Un arrepentimiento de duración fugaz y una confesión honesta sobre sus impulsos. Lo peor aún no pasó.

«La carie» parece abrir las puertas a un nuevo escenario. En esta interpretación, la plegaria de una mujer da rienda suelta al giro absoluto y sin retorno del protagonista. Corrompido, desganado e invadido por el rencor, ha renunciado a toda posibilidad de redención: está decidido a hacer el mal.

Entregado a sus demonios y hambriento de venganza, el joven conoce y escoge a su víctima. Para presentárnosla se asegura de describirla de una forma burlona y deshumanizante. Menosprecia su apariencia, ridiculiza su forma de vincularse con una de sus amigas y desnuda la hipocresía de su núcleo familiar. Con la cosificación lograda, no habrá margen para el arrepentimiento.

«Muñecas» es el track más explícito y crudo del disco. En este apartado, el cantante vuelve a habitar, momentáneamente, la piel de cordero. Pero debajo de tan simpática apariencia ya no hay una persona rota o un ser humano atormentado, ni siquiera un desconocido con quien poder empatizar. Cuando tan macabra presencia se deshace de su máscara, un secuestro, una serie de torturas y un femicidio sacian su sed. 

El fin

Después de la que pudo ser una fantasía vívida o una de sus más extrañas pesadillas, Dillom empuja su creación a la más vil locura. Consciente de lo que le espera y rehén de su propia paranoia, el psicópata intentará huir de un destino tras las rejas sin medir consecuencias.

A contramano de toda lógica, en este último tramo de «Por Cesárea» la tempestad augura la calma. La vorágine hardcore de «Coyote» desembarca en la mansa e introspectiva «Reiki y yoga» y, como por arte de magia, la audiencia consigue reconectar con aquel joven perdido, desangelado y frágil que conoció al principio. Ahora, abatido por la propia vida y en un último llamado de atención, solicita un rescate. Pronto, en la misma línea, anunciará su inminente suicidio.

«Ciudad de la Paz» es el último track del disco. Para la creación de esta pieza, el autor imaginó la música que vestiría los créditos al culminar su película. Para Dillom, esta canción es un desenlace alternativo a un relato intenso, crudo y cruel y su objetivo es claro: Si se desea un final «feliz», se la deja sonar; si no, se la saltea.

En esta letra, el protagonista nos habla desde el más allá. Aquí comprendemos no solo que su presencia espiritual todavía ronda en este plano, sino también que ha conseguido redimirse y hallar la paz.

 Peek-a-boo

Antes de despedirnos, un pequeño linkeo de ideas que inspiraron este álbum:

– «Plegaria desvelada», de María Elena Walsh, para «La carie» (Recitada e interpretada por Lali al comienzo, reiterada en el minuto 1:14)

– «Make some noise», de Beastie Boys, para «Buenos tiempos» (Intro)

– La icónica instrumental de Psycho, para «Buenos tiempos» (Sampleada en el estribillo, irrumpe por primera vez en el minuto 1:00)

– «Mercy», de Kanye West, para «Buenos tiempos» (Sampleada en el minuto 2:15)

– «Hola», de Miranda!, para «Muñecas» (Citada en un fraseo del artista en el minuto 0:39)

«Por Cesárea» es un disco que se sumerge en múltiples géneros de una sacudida. Toma recursos tanto de la escena nacional como internacional y suena como Tyler, The Creator e Intoxicados sin descarrilar en el camino. Su potencia, sus expresiones argentinas y el espíritu combativo de su autor ante la oda a Miami que parece atravesar la música mainstream de hoy, hacen del disco una obra sin fecha de vencimiento, despojada de cualquier búsqueda de hits y distanciada de la presión algorítmica que ensucia lo más genuino de un artista: Su identidad.

Para irnos, quiero recomendarte tres gemas del mundo musical, sin nexo alguno y con ningún otro motivo más que el de compartir lo que se ama:

En Bacap escribimos lo que escuchamos. Qué mejor que compartirlo con el mundo.

Chau, loco. Este news se va en fade.

 

Últimas Notas

Directores para reivindicar (parte 2)

Max

Carta de Libros: #MenúEspañol

Limay

Vuelve el Teatro Independiente con el 4° Festival “Guille Yanícola”

redaccion

Deja tu comentario