17 C
Mar del Plata, AR
junio 13, 2024
ciclo Cataculta
Lo de Acá

Cataculta: un espacio de encuentro y debate que conjuga vino, un tema en común y una acción benéfica

El próximo encuentro será sobre “La revolución” y la cita es el jueves 23 de mayo, a las 19.45, en la Librería Universitaria & Espacio Cultural (Jujuy 1731).

 

Por Alejandra Bertolami

Cataculta consiste en un encuentro, un tema de conversación, una degustación de vino, una acción benéfica y la unión de una inteligencia colectiva.

Hernán Bergamaschi, creador del ciclo que tendrá su segunda edición, nos cuenta sobre “La revolución”, su próximo encuentro donde abordarán este concepto desde múltiples perspectivas: desde el uso coloquial del término, hasta su interpretación en campos de las ciencias sociales y la filosofía. La cita será el jueves 23 de mayo, a las 19.45, en la Librería Universitaria & Espacio Cultural, ubicada en Jujuy 1731.

Parte de lo recaudado en el valor de la entrada es donado al comedor Rayitos de sol del barrio La Herradura.

Inicios de Cataculta

-¿Cómo surgió la idea de crear este ciclo de encuentros?

Cataculta surgió a partir de una inquietud personal relacionada con la divulgación de las ciencias sociales, una cuestión en la que vengo indagando desde hace un tiempo. La idea fundamental consiste en “abrir el aula” para hacer que las personas se acerquen más a una comprensión social de nuestra realidad. Es decir, trascender la rigidez y solemnidad de las instituciones educativas tradicionales para acercar las disciplinas sociales a un público más amplio. Esta preocupación se materializó el año pasado cuando, junto con Sofía Constantino, gestora cultural de la librería de la universidad, comenzamos a organizar charlas abiertas. En una de ellas, participó Santiago Guigue como sommelier, y la combinación de vino y diálogo resultó en un ambiente relajado que fomentó mucho la interacción entre los asistentes. A partir de esa experiencia, sentimos la necesidad de crear algo en esa línea, que invitara a participar a un público más amplio. Entendíamos que había un desafío dado, que existe una percepción de que estos temas son exclusivos de académicos, y muchas veces es difícil acercarse. Lo que buscamos con Cataculta es traspasar esa barrera.

-¿En qué consiste Cataculta? ¿Cómo fue la repercusión del primer encuentro?

-Nos gusta definir a Cataculta como un espacio de encuentro. La búsqueda es contrarrestar la tendencia actual hacia la individualización, el aislamiento y la atomización, abriendo un lugar para juntarse, charlar y reflexionar sobre temas que a menudo dejamos de lado porque no nos hacemos el lugar para pensarlos, o porque no tenemos con quién compartirlos, o simplemente porque la vorágine cotidiana nos impide detenernos. Lo que descubrimos es que, al reunirnos y compartir nuestras ideas y experiencias, se crea inteligencia colectiva. Y ese es el objetivo fundamental.

En sí, la gente se va a encontrar con una “gran sobremesa” (con todo lo que ello conlleva, no solo el vino, sino también algunos maridajes que acompañan) donde se plantea un tema de conversación como eje articulador de la charla. Mi rol es el de moderador, pero no impongo una estructura rígida; la conversación fluye según lo que aporta cada persona desde su experiencia personal, conocimiento o simplemente su capacidad de escuchar. Santi aporta desde sus conocimientos sobre el vino, entremezclando algunas historias y anécdotas vinculadas con la temática de la fecha.
En nuestro primer encuentro, la expectativa era alta sobre lo que podría surgir, teníamos el objetivo de romper con la formalidad y unidireccionalidad de las charlas convencionales, por ello pensamos en la metáfora de la “gran sobremesa” y así se dio. Fue muy satisfactorio.

Un encuentro para todos

-¿A qué público está destinado?
-Está destinado a todo público mayor de edad, a todos los que tengan curiosidad. La idea es fomentar y potenciar esa potencia. Seguramente se vayan con más preguntas que respuestas, pero también esa es un poco la idea: ir generando más, porque eso es lo que nos permite también transformarnos como colectivo. Nosotros lo sentimos desde ese lugar, cuando hablábamos de abrir el aula, tiene que ver con eso. Cataculta es un espacio educativo, pero no en los términos tradicionales, sino en los no formales, alternativos. Porque, en cierta manera, si el mundo es una posibilidad de aprendizaje constante, ¿por qué circunscribirse a solo un ámbito, por qué no abrirnos aún más? Entonces, invitamos a que lo tomen desde ese lugar, todos pueden participar de Cataculta. No existe la necesidad de decir algo elocuente, se puede opinar o simplemente escuchar. En síntesis, es ir a compartir desde un lugar hiper relajado.

-¿Con qué nos vamos a encontrar el próximo jueves?

-Este jueves, cerca del 25 de mayo, la temática será “Revolución”. Abordaremos este concepto desde múltiples perspectivas: desde el uso coloquial del término, hasta su interpretación en campos de las ciencias sociales y la filosofía. Vamos a tocar alguna cuestión sobre la Revolución de Mayo, pero también exploraremos otras revoluciones y lo que significa “revolución” en el contexto actual, especialmente cuando existen diversas demandas de cambios significativos a nivel social. Dado que el término “revolución” suele asociarse con cambios radicales y transformaciones profundas en las estructuras sociales.

En el transcurso del encuentro, los participantes no solo van a disfrutar de los vinos, sino que también habrá tentempiés para maridar la degustación. También proporcionaremos a los asistentes diversos recursos, en formato digital, seleccionados para profundizar y ampliar en el tema (audiovisuales, literatura…).

Lo que se viene

-¿Ya se sabe el tema del próximo?

-Concretamente no hemos definido la temática de la próxima Cataculta, pero sí tenemos la inquietud de trabajar, por ejemplo, la crisis ambiental, la idea del colapso. La distopía y la utopía. También pensar nuestra relación con la técnica y con la tecnología y los desafíos que ello trae. Otra posible temática es el mandato del consumo y la felicidad, la construcción de la subjetividad en el capitalismo. También el capitalismo en sí mismo podría ser otro tema….Hay un sinfín de cuestiones para pensar y abordar, lo que sí es seguro es que el próximo encuentro será el mes de junio. Planificamos Cataculta como un ciclo mensual.

Últimas Notas

El Prix Baron B – Édition Cuisine busca nuevos proyectos gastronómicos

Hugo

Marcos Pascuán: “Proponemos un plan de obra pública financiado con impuestos a los grandes empresarios”

redaccion

Consumo de alcohol en jóvenes: riesgos, advertencias y cuidados

redaccion