17.5 C
Mar del Plata, AR
julio 18, 2024
Lo de Acá

Día del Escritor: especial marplatense

Por Malena Peña

El 13 de junio se conmemora en Argentina el “Día del Escritor” en homenaje al nacimiento de Leopoldo Lugones, poeta, cuentista, ensayista y novelista. Desde Bacap celebramos este día con autores de nuestra ciudad, Mar del Plata.

Leopoldo Lugones, en 1928, fue el fundador y primer presidente de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), la asociación civil que, tras su muerte en 1938, declaró al 13 de junio como el «Día del Escritor» en la Argentina.

Desde Bacap queremos festejar este día recomendándote autores marplatenses, pero no solo sus obras, sino también lo que es para ellos ser escritores.

Gabriela Exilart

“Para mí ser escritora es como respirar, lo necesito. Me doy cuenta de que cuando no escribo me falta algo. Y cuando no escribo, leo, porque allí también soy escritora, porque leo con ojo crítico, con ojos de aprender, de captar en las letras de otros esa herramienta, esa técnica, ese secreto de la escritura. Escribir es mi manera de sanar mi mundo, de evadirme de la realidad y sumergirme en universos donde puedo inventar mil historias en las cuales finalmente triunfan la justicia y el amor. Escribir además me permite aprender,  jugar con las palabras y las emociones, ponerme desafíos y saber que puedo sortearlos. También es un compromiso para con mi público lector, al que le debo todo lo que logré, y por eso trabajo y estudio todos los días para darles a mis lectores lo mejor de mí. Ser escritora trajo a mi vida personas maravillosas por lo cual también es una fuente inagotable de seres especiales.”

 

  • El vuelo de la libélula

Una madre que vive en otro plano, una caja que guarda un secreto y un nombre impulsan a Clara a buscar su pasado. El buque Monte Cervantes la lleva al fin del mundo para hallar a un anarquista preso por sus ideales en el penal de Ushuaia. Un naufragio, un crimen y el encuentro con un hombre de ascendencia yagan la pondrán a prueba. Nada será fácil, la señalarán con el dedo, la acusarán de delitos, sufrirá humillaciones y tendrá que demostrar su inocencia. Y allí, en esa geografía hermosa y gélida, Clara descubrirá su origen y quizás también el amor. El vuelo de la libélula es una poderosa novela histórica y romántica, con fascinantes toques de realismo mágico, que narra la fortaleza de una mujer durante el hundimiento del crucero Monte Cervantes en las aguas heladas del canal Beagle.

Juan Carra

                                                                                            «Ser escritor es ante todo un deseo de tener una forma de expresar lo que pienso/siento  a través de la escritura y el trabajo con el lenguaje. Ese primer momento, después aparece la idea de la escritura como profesión y por lo tanto el yo escritor como trabajador. Por suerte a lo largo de e tos años esas dos ideas se fueron uniendo. No creo en la solemnidad que suele rodear a la idea del escritor. Escribir es un  camino largo, a veces un tanto doloroso, que requiere de mucho trabajo, seriedad y pasión por contar historias.”

 

  • Lógica de la perturbación

En estos once cuentos pugna la pulsión por ganar o perder: el partido, la carrera, la herencia, las apuestas, el honor, la memoria, los hijos, la vida, la muerte. Juan Carrá trabaja en distintos espacios que ya son parte de la tradición literaria argentina. Está el campo, donde resuenan las necesidades y los abusos que narró Horacio Quiroga. Pero también, más cercano a Arlt, trabaja en distintos matices del espectro urbano: las ciudades de provincia, la capital, el barrio y los submundos de la cárcel, el casino, el hipódromo, la cancha, el taller clandestino y la escena cinematográfica. Leemos estos cuentos con el cuerpo en tensión, como quien espera que la  bola deje de rodar y elija su número en la ruleta, o como quien sabe que se está por gatillar un arma.

Hernán Montenegro

Escribir es lo único que verdaderamente me importa. Puedo desempeñarme en otras áreas, hacer bien ciertas actividades, pero mi interés en eso es nulo.

Necesito estar todo el tiempo mejorando mi oficio como escritor, no para impresionar a nadie, ni para medirme con otros, lo necesito porque siento a la escritura como un Dios y ante él solo puedo presentarle lo mejor que pueda dar.”

 

  • El portador de la luz

La monótona existencia de Lucifer como rey del Infierno se ve interrumpida cuando Dios desaparece en la Oscuridad. Decidido a cumplir con su promesa de libertad para los ángeles caídos, le propone un trato a su hermano Micael: si logra traer de regreso a Dios, a cambio deberán perdonar a quienes lo ayudaron en su rebelión.

Así comienza su recorrido por los reinos de la Oscuridad, gobernados por las Meruen, en los que encontrará secretos, dificultades y tentaciones que pondrán en peligro su misión.

¿Podrá Lucifer rescatar a su padre, salir de la Oscuridad e impedir la destrucción de todo lo que conoce?

¿Y podrá hacerlo a tiempo, antes de que los demonios tomen por asalto el cielo?

Marisa Potes

“Ser escritora para mí significa la posibilidad de vivir más de una vida a la vez. Como cuando leo, pero con más intensidad. Significa crear universos y personajes que cobran vida propia dentro de ese mundo al que puedo entrar y salir cuando quiera (o ellos me dejen). Significa que a través de lo que escribo puedo tener comunicación, inclusive,  con alguien que no conozco, que va a entrar a ese universo que yo creé y lo va a interpretar según su sentir. Y mientras escribo esta última frase, me digo “wow, qué fuerte: cuánto implica ser escritora”; pero prometo no asustarme, y seguir escribiendo.”


  • Como la luna en el mar

En mayo de 1938 Elisabeth viaja a Mar del Plata después de recibir la trágica noticia sobre la muerte de su padre. Guillermo Verne gozaba de buena salud, y es por eso que Elisabeth duda de que haya muerto de un ataque al corazón. Pese a su dolor, comienza a investigar y descubre que él tenía un pasado que desconocía.

Cuando cree que en su vida nada es lo que parece, en el hotel Costa de Plata, del cual su padre era propietario, Elisabeth conocerá a Federico Lemer, quien se convertirá en su refugio y su consuelo.

Mientras el mundo está en los albores de la Segunda Guerra Mundial, se verán envueltos en situaciones en que deberán recurrir a la mentira para llegar a la verdad, y comprobarán en carne propia, que como sucede en el mar, a veces vemos la luna y otras, su reflejo.

Laura Miranda

“Ser escritora es una oportunidad siempre. De sentir, de dar, de comunicar a través de las palabras que hay maneras de reinventar la vida, que es posible volver de cualquier escenario o quedarse en él si hay plenitud. Ser escritora es devorarse la vida para después entregarla en una ficción que sume alternativas y bienestar”

 

 

  • El mejor final

Hay un día en que todo sale mal. A Guadalupe le pasó cuando tuvo que enfrentar las consecuencias de una jornada agotadora en su trabajo. Esa noche, cansada, rota, llega a su casa deseando consuelo y contención, pero se encuentra con la actitud indiferente de su marido, exigencias de sus hijos y más tareas por delante, esos deberes de esposa y madre que se dan por sentados y no reciben gratitud ni recompensa. Hay un día en que una mujer dice basta y entonces cambia el mundo. En un momento clave de su vida, cinco mujeres se interrogan sobre la capacidad de asumir verdades y tomar decisiones definitivas. Por sí mismas o agobiadas por los hechos, deben entrar en acción. Miedo a salir de la zona de confort, secretos familiares, rutina, viajes, dudas y el deseo de estar bien se suceden en una historia emocionante, con la que todos podemos identificarnos. 

Ezequiel Rage

“Ser escritor para mí, es ser un creador de mundos, explorando un sinfín de emociones y experiencias a través de la narrativa.  Escribir «Las Crónicas de Reaper» fue una aventura en sí misma. Desde el momento en que la idea inicial empezó a tomar forma en mi mente, supe que tenía algo especial entre manos, llevándome por un camino que no solo me enseñó a superar desafíos, sino que me ayudó a conocer personas maravillosas. 

La satisfacción de ver cómo los lectores conectaron con la historia y los personajes, de las discusiones que enriquecieron mi perspectiva y de cómo el universo comenzó a expandirse fue y es algo que hoy en día me llena el alma. 

Ser escritor o mejor dicho, ser un creador, es un viaje continuo de aprendizaje y evolución, impulsado por la pasión, la dedicación y el poder cumplir con mi lema de cabecera: No hay que abandonar los sueños, ni dejar de trabajar duro para cumplirlos.”

 

  • Las crónicas de Reaper

El mundo de las Crónicas de Reaper es un futuro distópico, ubicado 1000 años después de la 5ta Guerra Mundial, llamada también, La Guerra Antimateria, debido al tipo de bombas que se usaron en ella. Estos terribles dispositivos provocaron una devastación tan grande que destruyeron continentes enteros, emanando energías tan diversas que las especies sobrevivientes fueron modificadas tanto mental como físicamente.

1000 años más tarde los humanos no son los únicos dominantes del mundo, ya que conviven con mutaciones de su raza como los orquians y nanians, así como con otras especies evolucionadas como los Mackians, los Canidans, los Fanyns o los Pulpors.

En este mundo devastado, la tecnología es muy escasa, pero la poca que puede encontrarse es capaz de realizar maravillas; armas de energía, transportadores de materia, incluso reconfiguradores de ADN, los cuales provocaron que exista la capacidad de la magia algorítmica.

El héroe de esta historia es un niño al inicio, viviendo una existencia tranquila, hasta que una catástrofe lo llevará a enfrentarse cara a cara con la muerte y a recorrer un sendero donde conocerá enemigos y amigos, descubrirá cuales son los poderes que dominan al mundo y conocerá cuál será su rol en el destino de todos.

Últimas Notas

Nolberto Pezzati es el nuevo presidente del Mar del Plata Bureau

redaccion

Llega a Mar del Plata el Hackathon 2023

redaccion

“Volver a arancelar la Universidad es expulsar a miles de estudiantes”

redaccion

Deja tu comentario