13.9 C
Mar del Plata
diciembre 1, 2022
Carta de Libros Vemos y Leemos

Carta de Libros

El libro que leemos no sólo está presente en el momento de la lectura: nos acompaña todo el día, generando emociones, reflexiones y deseos. De viajar, de conocer gente, de vivir determinadas experiencias y, también, de disfrutar de determinados platos o bebidas. Porque leer es una experiencia que involucra todos nuestros sentidos.

En esta nueva entrega de Carta de Libros, Limay Ameztoy y Agustina Alem nos sugieren tres lecturas y sus posibles acompañamientos, más un “especial de Pascua multicultural”.

¡Pasen, lean y disfruten!


Para paladares negros

El club del crimen de los jueves, de Richard Osman

Un policial negro con pasajes de humor desopilantes y personajes entrañables. Eso es, en esencia, la primera novela del conductor y productor televisivo británico, que sorprendió al mundo editorial convirtiéndose en un multiventas -en las dos primeras semanas vendió tanto como Harry Potter- y que pronto será llevada a la pantalla por Steven Spielberg..

Los protagonistas de la historia son cuatro residentes de un complejo privado para jubilados que se reúnen una vez por semana para revisar antiguos casos de asesinatos sin resolver. Hasta que un día, un asesinato real viene a alterar sus rutinas: se trata de un promotor inmobiliario de la zona, cuyo cadáver aparece junto a misteriosa fotografía. El Club del Crimen de los Jueves comenzará entonces una investigación paralela a la que realizan el inspector Chris Hudson y la oficial de 26 años Donna De Freitas.

Una novela que, en tiempos de inestabilidad y pandemia, genera sonrisas y brinda la seguridad de que, al final, la verdad saldrá a la luz y el mundo volverá a estar en orden. Por un rato.

Acompañamiento:… menú agridulce: ¿qué mejor para este libro que un lomito de cerdo?, aunque también podrán ser chuletas, advirtiendo que la carne es más seca y el corte elegido será untado con ciruelas y mostaza (en alguna ocasión hago “trampa” utilizando mermelada de ciruelas en la misma cantidad que la mostaza) sal y pimienta, guarnición; de un boniato (yo lo pido como batata sin pelo jaja). No olvidarse que el cerdo se cocina bien porque no se come jugoso.  

Degustación: podés saber más sobre esta obra y su autora en este enlace: https://www.planetadelibros.com.ar/libro-el-club-del-crimen-de-los-jueves/320531


Para amantes de los sabores fuertes

Las malas, de Camila Sosa Villada

Poesía, denuncia, humor, realidad mágica, crítica social y drama. Todos esos ingredientes, y más, pueden hallarse en la novela de la escritora, actriz y dramaturga cordobesa que viene de ganar el premio Sor Juana Inés de la Cruz con esta novela que -como bien dice Marlene Wayar en el prólogo- se retrata “la fiesta y la furia del mundo travesti”.

La novela gira en torno a una joven trans -alter ego de la autora en sus primeros años de vida adulta- mientras sobrevive en Córdoba en la década del noventa. Basándose en su propia experiencia como parte de la “manada” de mujeres trans del Parque Sarmiento, Sosa Villada da testimonio de una realidad desconocida para la mayoría de las personas con un estilo bellísimo  y feroz al mismo tiempo. Escrita en capítulos breves y contundentes, el libro alterna escenas de amor, compañerismo y lealltad con pasajes de violencia, discriminación, hambre, enfermedad y muerte. Un libro que conmueve, inspira y moviliza al mismo tiempo.

Degustación: podés saber más sobre esta obra y su autora en este enlace: https://www.planetadelibros.com/libro-las-malas/311980

Acompañamiento: la “coequiper” de este portal que nos convoca me recordó el pasaje de esta obra sobre la Navidad y la mesa provista de manjares suculentos. Es un mimo al alma participar entre pares del mix de deliciosos platos tradicionales. Pienso en el vitel toné y el  exquisito pan dulce hecho con lo que nos gusta (frutos secos, chispas de chocolate y porque no DULCE DE LECHE, repostero… ideal para no enchastrarse. Palabra poco romántica ¿no?)


Para paladares exigentes

Como polvo en el viento, de Leandro Padura

Como último plato, otro libro destinado a quedar guardado en la memoria. En su última novela, el autor cubano utiliza a un grupo de amigos a los que la diáspora cubana ha esparcido por distintas geografías -desde Barcelona hasta Buenos Aires, pasando por  Estados Unidos, Madrid y Puerto Rico- para reflexionar sobre la fuerza de la amistad, los orígenes compartidos, la lealtad y el amor.

Todo comienza con Adela, una joven neoyorquina de ascendencia cubana, que se ha distanciado de su madre a raíz de su decisión de trasladarse a Miami y vivir con Marcos, un joven habanero recién llegado a Estados Unidos. Marcos le cuenta a Adela historias de su infancia en la isla, arropado por un grupo de amigos de sus padres, llamado el Clan, y le muestra una foto de la última comida en que, siendo él niño, estuvieron juntos veinticinco años atrás. Adela descubre entre los rostros a alguien familiar. A partir de entonces, su mundo entra en crisis. Y una novela inolvidable cobra vuelo.

Degustación: podés saber más sobre esta obra y su autor en este enlace: https://www.planetadelibros.com/libro-como-polvo-en-el-viento/318931

Acompañamiento: menú caribeño??? siiii. En honor al origen del autor podemos disfrutar de la ropa vieja. Aclaremos,no es indumentaria para el descarte sino un corte de carne estofado a tal punto que permite ser desmenuzada. Delicia.  Los moros y cristianos que no falten… (arroz y porotos).-


Menú multicultural

Esta edición de Carta de Libros coincide con la celebración de la Pascua católica pero también está cercana al final del Pésaj -Pacua judía- y a unos días del inicio del Ramadán musulmán, por lo que les proponemos una lectura que celebra la multiculturalidad, acompañada por un delicioso mix de dulces:

La mezquita maravillosa, de Ann Jungman y Shelley Fowles

Un bellísimo libro álbum que, a nuestro criterio, debería estar en todos los hogares, haya niñas y niños o no. Basado en un hecho real, relata la historia de la Gran Mezquita, una obra arquitectónica deslumbrante, rodeada de preciosos jardines y fuentes saltarinas, construida en el siglo VII por los árabes en Córdoba -España-. 

Un día, tres niños (Rashid, musulmán; Samuel, judío y Miguel, cristiano) jugaban y hacían travesuras en los jardines hasta que fueron llevados al Califa quien los castigó y obligó a trabajar durante tres meses en los jardines de la Mezquita. Esa lección los sensibilizó hacia la belleza y significado del templo. Con los años, los amigos crecieron y tomaron sus propios caminos, pero la fuerza del lazo entre se demostró cuando debieron unirse para defender la Mezquita de un nuevo nuevo rey que había decidido demolerla para, en su lugar, construir una iglesia.

Acompañamiento: 

Este año confluyen el Domingo de Gloria para el Catolicismo, el final del  Pesaj  del Judaísmo y estamos a  unos días del  inicio del Ramadán para los Musulmanes. Nada mejor que disfrutar de un mix de dulces. La rosca de pascua con una homogénea crema pastelera e incluso rellena y el huevo de chocolate lleno de confites y sorpresas; la tarta de manzana para compartir con el pueblo hebreo, y la shebbakia o chebakia (masa en forma de rosca o rosa frita con almíbar y semillas para el mes islamico del Ramadán). 

Para todos los gustos, respeto y diversidad, con mucho placer sobre la mesa.

(*): Limay Ameztoy es periodista, lectora empedernida y codirectora de Revista Leemos, sitio web especializado en el mundo editorial.

(*): Agustina Alem es abogada, lectora voraz e investigadora (con incontables horas de práctica) de las artes culinarias.

Últimas Notas

Umbriel: un sello pensado para los nuevos adultos

Malena

No todo en el mundo son sagas

Malena

Vuelve el Teatro Independiente con el 4° Festival “Guille Yanícola”

redaccion

Deja tu comentario