14.9 C
Mar del Plata, AR
abril 17, 2024
Lo de Acá

Los hongos: ¿pueden convertirse en aliados para la salud preventiva?

Mundo fungi: Un reino cuyo conocimiento data de nuestros ancestros, usos medicinales y gastronómicos. Conocé los detalles de este maravilloso mundo, que puede aportar alimento y medicina.

Por Martín Zelaya

Las investigaciones y el interés por parte de la ciencia en el mundo Fungi, se remontan a la década de 1920. Son los primeros vestigios de investigaciones hechas a lo largo de todo el mundo. Sin embargo, es importante tener en cuenta  que el vínculo entre los seres humanos y los hongos es ancestral. 

Hay investigaciones científicas y hechos científicos que corroboran este vínculo, ya que nuestros antepasados utilizaban hongos y tenían un conocimiento empírico de los hongos, el cual no estaba validado por la ciencia, pero eso no significaba que el conocimiento no sea certero. De hecho, a través del uso, de conocer la naturaleza y el reino de los hongos, nuestros antepasados consumían diferentes especies de hongos para tratar distintas problemáticas de  salud. 

El próximo 6 y 7 de abril, en Casa del Mar (Scaglia 5400), será el escenario de Mar del Fungi 2024, un evento único que promete dos días llenos de micología en su máxima expresión. 

En Mar del Fungi se podrá disfrutar de una Feria de productores y artesanos, con una amplia variedad de productos relacionados con los hongos, desde alimentos hasta artesanías únicas. Además contará con conferencias de referentes, donde expertos en el campo de la micología compartirán sus conocimientos y experiencias.

Brunella Ribotta, tiene 25 años y desde los 20 se dedica al estudio y cultivo de los hongos. La joven oriunda de Córdoba, tiene su proyecto personal que se llama Fungi Club y participará del Mar del Fungi. Brunella enseña a personas a cultivar hongos, hace extractos artesanales de hongos medicinales, divulga e investiga sobre los efectos positivos que tiene el hecho de añadir hongos al consumo diario desde un enfoque preventivo de la salud.

En la previa del Mar del Fungi, Ribotta dialogó con Bacap sobre hongos y salud en humanos.

-¿Qué  enfermedades pueden tratarse desde el consumo de hongos? 

Los hongos son un ser vivo, un complejo organismo que existe en la tierra mucho tiempo antes que nosotros los humanos. 

Los hongos poseen bio-compuestos, son moléculas activas que se encuentran dentro de este gran organismo vivo. Algunas especies de hongos tienen estos bio compuestos los cuales son positivos para los seres humanos y gracias a ellos es por lo que los llamamos “hongos medicinales”.

Hay diversos estudios que respaldan los efectos positivos del consumo de algunas especies de hongos, y cada vez se van desarrollando más investigaciones a medida que avanzamos en el acercamiento a este maravilloso reino. Considero qué es importante hacer una diferenciación en las formas de concebir el consumo de hongos medicinales.  

Por un lado está el consumo preventivo, concibiendo a la salud como un todo que engloba los diversos niveles de la complejidad del ser humano como el físico o biológico, el emocional, el psicológico y el espiritual, ya que somos seres bio/psico/sociales. Esta salud preventiva hace alusión a cuidarnos y a ocuparnos de nuestro bienestar ANTES de enfermarnos. 

Por otro lado está el consumo como tratamiento, en donde consumimos hongos para suplementar alguna enfermedad o patología que ya estemos sufriendo.

Estas maneras de consumir los hongos se entremezclan y amalgaman ya que la manera de vincularse que tiene y desarrolla cada ser humano con los hongos es sumamente singular y depende de muchísimos factores.

¿Hay estudios?

-Hay estudios que muestran cómo algunas especies como el Shiitake puede ayudar en el tratamiento contra el cáncer de estómago y colon por ejemplo. 

Entre las especies más conocidas y estudiadas tenemos a: melena de León, reishi, maitake, trametes versicolor, el género pleurotus, cordyceps, chagas, el shiitake nombrado anteriormente.

La mayoría de estos hongos posee beneficios en común como propiedades anti bacterianas, antioxidantes, antimicóticas, antitumorales, anticancerígenas, inmunomoduladoras. Después cada hongo en particular posee propiedades específicas.

-¿Qué contraindicaciones hay?  

-Seguro que hay contraindicaciones porque como hablamos antes, cada caso y ser humano es sumamente complejo y singular. 

Tenemos que saber que dos seres vivos van a estar interactuando entre sí, por un lado los hongos y por otro lado nosotros los seres humanos con nuestro cuerpo como catalizador de sus bio-compuestos.

Es importante siempre consultar con especialistas de cabecera si se padece alguna enfermedad crónica como diabetes por ejemplo.

-En Argentina, ¿hubo o hay experiencias con este tipo de prácticas?

Argentina es un país con mucho interés en la micología. En la actualidad a nivel nacional hay cada vez más personas, investigadoras y cultivadoras que están desarrollando un importante vínculo y conocimiento con el objeto que estudio que vendrían a ser los maravillosos hongos. Personas como Leticia Terzolli (@profunga) en Córdoba o  Florencia Cesari en CABA.

Proyecto mundhongo en San Luis, por solo nombrar algunos de tantos, son muy apreciados porque se dedican hace varios años a estudiar, cultivar y proveer hongos medicinales y comestibles muy interesantes. 

Sin embargo, a nivel científico aún estamos construyendo un camino muy extenso respecto a la investigación. La Universidad Nacional de Córdoba con su carrera de Biología también ha hecho un gran trabajo de acercamiento e investigación de este maravilloso reino en la zona centro del país.

-¿Qué se recomienda a gente que quiera explorar este mundo para poder tratarse?

Para acercarse a los hongos lo único que se necesita es curiosidad, yo creo que todos los seres humanos la tenemos. Hay que dedicarle un poco de tiempo al acercamiento hacia ellos; pueden comenzar por investigar una especie y luego ir profundizando en otras, van a encontrar muchos patrones en común que simplificarán el entendimiento ya sea del ciclo de vida, los factores básicos que necesitan los hongos para crecer, las partes del hongo, los beneficios, etc. 

La información está allí. En internet hay papers e investigaciones científicas, videos en YouTube, foros, hay de todo para adentrarse en las virtudes de este reino fungi. 

Pueden ingresar a google academy y buscar allí investigaciones sobre el hongo que deseen adentrarse primero. También siempre recomiendo que si van a comprar algún extracto o cápsula o polvo de hongo siempre preguntar de dónde vienen los hongos con los que manufacturan el producto. Ya que suelen venir contenedores de hongos desde china deshidratados a mil grados los cuales generan que maten todos o la mayoría de sus biocompuestos perdiendo así todos sus beneficios. Siempre es mejor al menos para mí comprarle a productores y cultivadores a menor escala, que manejan los hongos y saben lo que cultivan, favoreciendo así una producción más artesanal.

-La medicina convencional, ¿puede hacerse eco de estos tratamientos como sucedió con la marihuana, o aún estamos lejos?

-Estos tratamientos con hongos pueden ayudar muchísimo a fortalecer y enriquecer la medicina convencional, siempre teniendo en cuenta las nociones sobre usos, tratamiento y prevención que hablamos anteriormente.

Si nos referimos al tratamiento de alguna enfermedad, el hecho de consumir hongos medicinales en cualquiera de sus formatos (cápsulas, polvo o extracto) considero que no pretende ser un medicamento ni reemplazar ningún tratamiento médico. Sino que puede fortalecer y enriquecer el proceso de curación. Aún no hay investigaciones científicas que respalden el consumo de hongo como medicamento, pero creo que estamos en el camino. 

Sí considero que el hecho de consumir hongos es empezar un tratamiento más bien preventivo que favorece la homeostasis global del organismo y a su vez puede ayudar a tratar enfermedades.

El caso Otzi

El caso de Otzi, el cual está respaldado por una investigación científica en donde se menciona un hallazgo en los Alpes italianos; en donde una momia se había conservado gracias a los hongos. Es decir, un cuerpo de un ser humano que se había conservado a través del hielo y el cuerpo llevaba una bolsa la cual tenía dos hongos, un hongo que tiene propiedades antimicrobianas, es como un antibiótico, por así decirlo, propiedades antibióticas, mejor dicho, y otro hongo es el hongo de Yesca utilizado para hacer fuego. 

Entonces podemos ver aquí en este hecho concreto como el vínculo entre seres humanos y hongos siempre estuvo, simplemente que ahora tiene el aval científico, que es muy importante también, porque gracias al desarrollo de la medicina y de la ciencia podemos certeramente conocer más especies en profundidad y los beneficios que tienen para la salud.

Últimas Notas

TRImarchi abre la convocatoria a artistas más ambiciosa de su historia

redaccion

¿Qué ver en Semana Santa en Mar del Plata?

Max

Trabajan para garantizar la seguridad, la accesibilidad y el cuidado patrimonial de la Casa sobre el Arroyo

redaccion

Deja tu comentario