13.9 C
Mar del Plata
diciembre 6, 2022
literatura japonesa Murakami
Carta de Libros Vemos y Leemos

Carta de libros: menú japonés

Hasta el 8 de agosto, los ojos del mundo se dirigen a Tokio y sus singulares Juegos Olímpicos. Es por ello que desde #CartaDeLibros les proponemos un viaje literario y gastronómico hacia ese país que tiene la capacidad de fascinar a Occidente. ¡Pasen, lean y disfruten, que de eso se trata!

Por Limay Ameztoy y Agustina Alem

Pocas veces Japón, su gente y sus costumbres han estado tan presentes en nuestras vidas como desde el pasado 23 de julio, día de inauguración de los Juegos Olímpicos 2021. Desde entonces, el país nipón nos acompaña en nuestra cotidianidad, a través de los medios de comunicación, las redes sociales y hasta nuestras conversaciones cotidianas.

En sintonía con este “estado oriental” en el que parecemos sumidos, desde #CartaDeLibros les proponemos viajar a esa isla donde la tradición convive con el modernismo, el patrimonio cultural milenario se entremezcla con ciudades futuristas y las normas sociales incluyen códigos rígidos en el ámbito público -caracterizados por la cortesía y la amabilidad-, al tiempo que aceptan algunas de las conductas más violentas y extremas en el ámbito de lo privado.

Como no podía ser de otra manera, esa complejidad aparece tanto en la oferta literaria japonesa como en los platos del mismo origen a los que tenemos acceso en Argentina. Hacia ese mundo que nos resulta tan ajeno y al mismo tiempo tan fascinante viajamos hoy:

Menú literario

Una cuestión personal, de Kenzaburo Oé -editorial Anagrama-

Comenzamos por esta novela, considerada una de las mejores (y más crueles) del ganador del Premio Nobel, quien está considerado el símbolo y el portavoz de su generación y uno de los grandes escritores japoneses de nuestro tiempo.

literatura japonesa Murakami

Una cuestión personal narra la odisea de Bird, un joven profesor de inglés abrumado por una oscura existencia cotidiana en el Japón contemporáneo. Su anhelo secreto es redimirse a través de un mítico viaje por África, donde, según cree, su vida renacerá plena de sentido. Pero tales proyectos sufren un vuelco de ciento ochenta grados: su esposa da a luz un monstruoso bebé, condenado a una muerte inminente o, en el mejor de los casos, a una vida de vegetal.

Este hecho convulsionó el lánguido e indolente existir de Bird y, durante tres días y tres noches, se arrastra por un implacable recorrido hacia lo más profundo de su abismo interior. Descenso a los infiernos en el que le acompañará Himiko, una vieja compañera de estudios, ahora entregada a una suerte de frenética vida contemplativa y erótica. Bird buscará refugio en el alcohol, en los brazos de Himiko y, principalmente, en su propia vergüenza y humillación: ¿debe aceptar la fatalidad, cargar para siempre con un hijo anormal y renunciar a sus planes de una vida mejor o, por el contrario, debe desembarazarse del bebé provocando un desenlace fatal?

Buen conocedor de la literatura occidental, Oé posee un estilo brillante y muy personal que se caracteriza sobre todo por la agresividad de su lenguaje y la violencia y aspereza de sus imágenes, que no tienen una función ornamental sino que forman parte de la esencia misma de su complejo mundo simbólico.

Degustación: podés saber más sobre la obra de Oé en este enlace: https://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/una-cuestion-personal/9788433931511/PN_151

El lago, de Banana Yoshimoto

Chihiro es una joven atravesada por el dolor que le produjo la muerte de su madre. Mientras recuerda a la peculiar pareja que formaban sus padres, pasa largos ratos mirando por la ventana de su vivienda en Tokio hasta que un día descubre a un muchacho que también pasa mucho tiempo mirando por su ventana.

literatura japonesa Banana Yoshimoto

Lo que al principio era sólo un saludo, acaba convirtiéndose en amistad. Casualmente, también el chico, Nakajima, ha perdido a su madre, pero todavía se siente tan abrumado que ni siquiera puede hablar de ello. Nakajima parece herido irremisiblemente por la vida. El intento de Chihiro por ensamblar todas las piezas de ese rompecabezas que es Nakajima la conduce hasta dos amigos de él que llevan una vida monástica cerca de un hermoso lago.

Yoshimoto (cuyo verdadero nombre es Mahoko) nació en Tokio en 1964 y estudió literatura en la Universidad de Nihon. Su primera novela, Kitchen, ganó el Newcomer Writers Prize en 1987, cuando todavía era una estudiante universitaria. Un año después se le concede por la misma obra el premio literario Izumi Kyoka. Desde entonces, se consolidó como una de las escritoras japonesas más conocidas, contando con una dilatada obra compuesta de ensayos y novelas. Entre otros galardones, ha recibido en Italia el prestigioso Premio Scanno. También fue finalista del Man Asian Literary Prize 2011.

Degustación: podés saber más en este enlace https://www.planetadelibros.com/libro-el-lago/115381

Cualquiera de Murakami

Mientras aguardamos la aparición en el mercado editorial local de su último libro, Primera persona del singular podemos asomarnos a la prolífica obra del eterno candidato al Nobel a través de algunos de sus títulos más populares, como La muerte del comendador -obra integrada por tres tomos- o 1Q84.

literatura japonesa Murakami

Nacido en Kioto en 1949, Murakami es uno de los pocos autores japoneses que han dado el salto de escritor de culto a autor con grandes ventas en todo el mundo. Ha recibido numerosos premios, entre ellos el Noma, el Tanizaki, el Yomiuri, el Franz Kafka, el Jerusalem Prize o el Hans Christian Andersen, y su nombre suena reiteradamente como candidato al Nobel de Literatura.

Las obras de Murakami están plagadas de personajes y situaciones recurrentes -su amiga, la directora de cine Isabel Coixet, las enumera: vidas detenidas, boles de arroz avinagrados, personas que se sienten perdidas y sin brújula, soledad, jazz, agujeros en la pared y armarios de ropa de mujeres muertes. Hombres y mujeres melancólicos y gatos- al punto que sus detractores han afirmado que reescribe una y otra vez el mismo libro.

Repetido o no, lo cierto es que Murakami logra -muchas veces echando mano a elementos universales o directamente occidentales, como la música o el deporte- que lectores y lectoras de todo el mundo naturalicen y empaticen con situaciones y personas de un mundo que debería parecerles extraño y exótico. Ahí radica una parte de su éxito. La otra es ese algo de magia, incluso de poder hipnótico, que algunos escritores logran imprimir a sus textos. Él es uno de ellos. Y solo por eso, merece estar en nuestra lista.

Para degustación: podés empezar a leer La muerte del comendador en este enlace.

https://static0planetadelibroscom.cdnstatics.com/libros_contenido_extra/39/38942_La_MUERTE_del_COMENDADOR.pdf

Bonus track: algo de manga

Una serie de recomendaciones de obras japonesas no puede cerrarse sin mencionar al manga, palabra con la que se conoce universalmente a los libros de cómics japoneses. Los mangas tienen diversas temáticas, que van desde el romance y la acción hasta la ciencia ficción o fantasía.

literatura japonesa manga

Aunque no son tan fáciles de conseguir, en Mar del Plata existen varios locales especializados en cómics que incluyen mangas entre sus catálogos. Como el universo del manga es amplísimo, le pedimos a Fernando, de Factor Cómic, que nos recomendara un título como iniciación. Su sugerencia fue Berserk, una “joya clásica que se está comercializando actualmente en Argentina”.

Ambientado en un universo sombrío y apocalíptico de “fantasía oscura”, el cómic cuenta la historia de Guts, un guerrero solitario perseguido por fuerzas malignas que busca vengarse de su ex maestro. Publicada por episodios en la revista Young Animal, consta de 44 tomos de los que se vendieron más de 50 millones de ejemplares en todo el mundo. También contó con dos adaptaciones como una serie de anime, en 1997 y en 2016, además de una trilogía de películas animadas y tres videojuegos.

Quienes se deciden a leer este manga deben saber, sin embargo, que el autor de esta serie, Kentaro Miura, falleció en mayo pasado, a sus 54 años, dejando inconclusa la obra que ya es considerada de culto.

Menú gastronómico

Para esta travesía por tierra nipona proponemos tres opciones sumamente gustosas, delicadas, sabrosas que seguro nos transportarán en compañía de la buena lectura a la cultura de Japón con sus tradiciones y su cultura.

En primer lugar para la obra de Kenzaburo Oé proponemos unas riquísimas gyozas, pequeñas empanadillas (del tamaño de un bocado) que se suelen rellenar con carne o verduras y se cocinan al vapor. Acompañadas de salsa agridulce que las hacen una verdadera delicia. Aclaramos que no hay que confundirlas con los “Dumpligs” o “wantons”.

sushi

En segundo término acompañamos la lectura de Banana Yoshimoto con un mix de sushi. La variedad es extensa. Prepararlo, sin lugar a dudas, un arte , requiere paciencia, estética, estar involucrado 100% en ese momento para lograr la perfección. El abanico propone distintos tipos y ha habido fusión con otras cocinas que han aportado gustos y texturas.

Por último, compensamos la melancolía de Murakami con el postre manju, que incluye dulce aduki o azuki (aunque pueden hacerse de otros productos). Consiste en un bollo de masa bastante esponjosa con un dulce realmente exquisito. Se prepara con harina, y se rellena con un dulce a base de un poroto que se cocina dos horas llamado “aduki” y se endulza logrando una pasta que resulta sumamente placentera (lo he probado y dejando los prejuicios de que sea una legumbre se logra algo de probar).

Hay más platos, más sugerencias y muchos más textos y autores para proponer pero como pensamos volver esto continuará…

Últimas Notas

Carta de Libros

Limay

Mitos y folclore: Mujeres en la ficción juvenil

Malena

Las novelas gráficas importan

redaccion

Deja tu comentario